El caso Mario Silva y los empleados de los casinos

El caso  planteado por el cierre de algunos casinos, por razones que no  son la motivación principal de este artículo, ha motivado en el personal que labora en estos establecimientos, una manifestación para que les restaurasen sus puestos de trabajo.

Ahora, este reclamo, esta mal orientado. No es el canal del estado –VTV-, la institución que tiene la responsabilidad de solucionar ese problema laboral y, mucho menos el conductor del programa La Hojilla; Mario Silva. Tampoco es  conveniente ni acertado. Porque los argumentos, a más de groseros y ofensivos, contra el conductor del programa y hasta, contra el  presidente de la República Comandante Hugo Chávez; no son responsabilidad del señor Mario Silva.

Pero sin entrar a analizar las dos o tres posiciones o puntos de vista, argumentados por los manifestantes. También tengo que referirme a otra consecuencia colateral de este caso de los casinos: Es que la forma, argumentos y actitudes demostradas en la participación de este grupo de trabajadores frente a la sede de venezolana de televisión, nos muestra una situación muy preocupante, y es que gran parte de nuestra población tanto en las áreas rurales, como las urbanas, tienen un gran falta de elementos de juicio para resolver las mas simples situaciones.

En un país en el cual contamos con el presidente quien tiene el más alto nivel pedagógico y que lo desgrana ante las cámaras de TV todos los días. Todavía existan personas que se dejen manipular para convertirles en armas que destrozan a sus propios  hermanos. 

En este caso, de los empleados de estos casinos, notamos con preocupación, que estos señores tienen el mas bajo nivel de información que pueda existir, si nosotros observamos bien, encontramos que en el país hay mucha información, que aun cuando es insuficiente puede orientar a estos empleados  para no dejarse  manipular por los propietarios de los casinos, con el objeto de convertirlos en instrumento de venganza contra VTV y Mario Silva.

La ingenuidad demostrada por estas personas cuando defendían con tal fuerza a sus empleadores con el argumento de conservar un empleo, que de paso, no se lo estaban quitando. Simplemente, una institución del estado, solo les estaba aplicando una medida administrativa o de otro genero para la cual esta institución esta facultada por las leyes de la república. En todo caso el estado les garantiza el empleo a los venezolanos Art. 89 de la Constitución Nacional de 1999

A continuación les mostraré el texto del  Artículo 89.

El trabajo es un hecho social y gozará de la protección del Estado. La ley dispondrá lo necesario para mejorar las condiciones materiales, morales e intelectuales de los trabajadores y trabajadoras. Para el cumplimiento de esta obligación del Estado se establecen los siguientes principios:

1. Ninguna ley podrá establecer disposiciones que alteren la intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios laborales. En las relaciones laborales prevalece la realidad sobre las formas o apariencias.

2. Los derechos laborales son irrenunciables. Es nula toda acción, acuerdo o convenio que implique renuncia o menoscabo de estos derechos. Sólo es posible la transacción y convenimiento al término de la relación laboral, de conformidad con los requisitos que establezca la ley.

3. Cuando hubiere dudas acerca de la aplicación o concurrencia de varias normas, o en la interpretación de una determinada norma, se aplicará la más favorable al trabajador o trabajadora. La norma adoptada se aplicará  en su integridad.

4. Toda medida o acto del patrono o patrona contrario a esta Constitución es nulo y no genera efecto alguno.

5. Se prohíbe todo tipo de discriminación por razones de política, edad, raza, sexo o credo o por cualquier otra condición.

6. Se prohíbe el trabajo de adolescentes en labores que puedan afectar su desarrollo integral. El Estado los protegerá contra cualquier explotación económica y social.

Queda demostrado que para dilucidar este caso en cuestión, están los tribunales y las leyes laborales. No es el señor Mario Silva, la persona quien debe solucionar este problema laboral. Además esto les indica el feo papelote que hicieron ante las cámaras de televisión.

Por otro lado resalta en este caso un hecho sumamente preocupante, y es el desconocimiento, del devenir del pueblo venezolano, cuando se debe tomar una decisión como la que tomaron estos señores y señoras al ir a vilipendiar a un ciudadano que solo lucha por desenmascarar a  la maldad política y la maldad de la delincuencia organizada, contraponiendo la calidad ciudadana del señor Mario Silva, a la calidad de una actividad meramente comercial a la cual inclusive  la revolución pretende excluir del ejerció mercantil por considerarla nociva para  la salud integral de la población venezolana.

Es obvio que la decisión tomada por este grupo estuvo totalmente equivocada, es de hacer notar que el señor Mario Silva fue candidato a la gobernación de estado Carabobo y, aun cuando no ganó las elecciones; obtuvo 373.946 votos (44,29), o sea recibió un apoyo importante de la comunidad del estado Carabobo que lo llevó a llegar en segundo lugar en la elección para gobernador, ¿acaso este dato ampliamente conocido  no indica un elemento de análisis que pueda permitir una reflexión, antes de realizar esa acción tan arriesgada?

El señor Mario Silva dedica casi todo el tiempo, a la defensa de la revolución, y  lo hace con fuerza y vehemencia, pero yo no lo he visto ni oído vituperando al pueblo humilde y excluido, por el contrario arriesga  mucho, por el ideal revolucionario. En todo caso, el objetivo de esta reflexión, es coadyuvar y, aportar elementos que les permitan a estos camaradas, tener más elementos de análisis para incrementar o mejorar su discernimiento.

Para decirlo en palabras claras y comunes les aconsejo que lean, lean mucho, por ejemplo, comiencen por leer la Constitución Nacional, La ley de consejos municipales, la ley de las comunas, la ley del consejo federal de gobierno, la ley del trabajo.

Indaguen, para que se enteren de la inmensa potencia, que les otorga el poder popular.

¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE! 

¡VENCEREMOS!

wiliancastillop@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5741 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: