La comunicación alternativa

Aplaudo con entusiasmo este Congreso Internacional de Comunicadores para que de una vez por toda surja una Comunicación nuestra, que rompa los paradigmas de los grandes consorcios comunicacionales, que sirven de lámpara al imperialismo para seguir haciendo de este planeta, el mundo de caos que vivimos sin verse una posibilidad de cambio.

Es positivo que vengan nuevos sistemas de comunicación en donde se digan las verdades de los pueblos, asolados por la bota del imperio que quiere que perdamos nuestra historia, cultura y raíces, para podernos de esta forma someternos de la mejor y fácil manera.

Una de las muestras más recientes es como quieren destruir la cultura indígena en Bolivia pregonando la vuelta de la religión cristiana al hermano país en el peor ejemplo de una reconquista, que ahora es realizada por el imperio yanqui y sus lacayos.

Para ninguno de nosotros es un secreto como quieren destruir nuestra cultura, la muestra más palpable es como en esos países satélites del imperialismo ya la historia ha sido eliminada de las materias tanto en las universidades como en los liceos y escuelas.

Una muestra palpable de esto es que en Colombia hace varios meses el Presidente hablo de la deuda de ese país con los yanquis por su independencia. Esas palabras retratan completamente el desconocimiento de Duque sobre la injerencia cochina de Los Estados Unidos en contra de los movimientos libertadores en contra de España.

En este Congreso se tiene como fin crear un plan de comunicación de diferentes grupos nacionales como internacionales.

Muy loable acción, me parece. Pero no haremos nada si seguimos con las bases del capitalismo metidos en nuestra cultura.

Me refiero que no podemos plantear esas ideas cuando salimos a recrearnos con películas que hace el imperialismo para de una manera muy subliminal nos sometan más cada día.

Debemos manejar nuestro propio idioma, debemos y tenemos el deber con los más jóvenes de crear alternativas que ellos puedan disfrutar.

Hacer nuestras películas, escribir nuestros libros, crear nuestros personajes, hacer nuestras películas, plantear nuestros propios canales de televisión con programas nuestros, hacer series de televisión con temas nuestros ambientando en el trama policial, de suspenso, de nuestra historia y de nuestras raíces.

Podremos hacer todos los Congresos de Comunicación Alternativa pero si no rompemos los moldes que nos ahogan seguiremos en lo mismo, sin poder combatir toda esa propaganda subliminal que nos ha ahogado por tanto tiempo.

He visto personas que prefieren irse a otro país para poder hacer realidad el famoso sueño americano que tanto nos hicieron creer las empresas de cine y televisión desde Hollywood.

Hay personas que opinan que ojala nos invadan los gringos para poder ser igual de lo que nos han vendido que son Los Estados Unidos. Existen mujeres que piensan que en una invasión ellas terminaran emparejadas con "Rambos" que se las llevaran a vivir por fin el sueño americano.

Como periodista he oído cada estupidez que sorprendería a cualquier incrédulo del colmo del desamor por la Patria.

Es necesario que nuestros hijos se recreen con héroes nuestros, vean el cine y la televisión nuestra, ya que de esta forma sentirán su patria hasta los tuétanos como debe ser.

Tenemos una gran historia y mucha capacidad por nuestra creatividad.

¡Manos a la obra!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 741 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: