Impacto del Covid-19: Compañía de alquiler de vehículos Hertz se declara en quiebra en EEUU

Credito: Web

23-05-20.-La compañía de alquiler de vehículos Hertz se declaró este viernes en bancarrota en Estados Unidos tras no alcanzar un acuerdo con sus principales acreedores, según informó la compañía en un comunicado.

“El impacto de la Covid en la demanda de viajes fue repentino y dramático, causando una disminución abrupta en los ingresos de la compañía y futuras reservas”, informó Hertz, que también opera las filiales Dollar y Thrifty.

La declaración de bancarrota afecta a las operaciones de Hertz y sus filiales en Estados Unidos y Canadá, pero no en Europa ni en Oceanía, ni tampoco las que operan como franquicias. La compañía, además, informó de que seguirá abierta al público mientras se reestructura.

Hertz, fundada en 1918, se convirtió así en la última víctima y la de mayor perfil de la pandemia que también ha forzado la bancarrota en las minoristas JCPenney, Neiman Marcus y J.Crew, así como en las petroleras Whiting Petroleum y Diamond Offshore Drilling.

La compañía se ha visto obligada a recurrir a este extremo debido a los problemas que venía sufriendo y que se intensificaron durante la pandemia después de las restricciones al tráfico aéreo y terrestre, que ha diezmado el mercado de alquiler de vehículos.

“La bancarrota convertiría a Hertz en una de las corporaciones de más alto perfil” de Estados Unidos en verse incapaz de pagar a sus acreedores debido al impacto de la pandemia del nuevo coronavirus, según indica el The Wall Street Journal.

La empresa, con sede en The Estero, en el estado de Florida, y cuyo principal accionista es la empresa Carl Icahn, que posee un 38,94% de las acciones, anunció el 11 de marzo que estaba en contacto con sus accionistas y consejeros para desarrollar una estrategia de financiación.

El WSJ y el New York Times apuntan que Hertz lleva años intentado reestructurar su negocio y compitiendo con empresas similares como Enterprise Holdings o Avis, además de con compañías de alquiler de vehículos con chófer como Uber o Lyft.

La empresa empleaba a 38.000 personas a finales de diciembre, entre ellas 29.000 en Estados Unidos.

La compañía registró una pérdida neta anual en 2019, por cuarta vez consecutiva. Pero había comenzado bien 2020 con un alza del volumen de negocios del 6% en enero y el 8%, en febrero, respecto a los mismos meses del año pasado.

La quiebra ilustra la magnitud de la crisis que atraviesa Estados Unidos a consecuencia de las medidas contra el coronavirus, que ha devastado sectores enteros de la economía como los transportes y el turismo

Desde mediados de marzo, 38,6 millones de personas solicitaron subsidio de desempleo en Estados Unidos.

*Con información de Efe


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3420 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas