México: Alianza PAN-PRD sacaría a AMLO -con el aplauso de los empresarios y políticos- de la competencia presidencial

1. Jesús Ortega, dirigente nacional del PRD, no descartó una alianza con el PAN para enfrentar al PRI en las elecciones presidenciales de 2012, y dijo ayer viernes en Yucatán que temas polémicos como el aborto y los matrimonios gay no serán impedimento para querer que se termine con los “cacicazgos” en el país. Manifestó que a pesar de algunas voces discordantes, panistas y perredistas ya establecieron alianzas en Oaxaca, Durango, Puebla e Hidalgo para competir por las gubernaturas. “Si podemos avanzar de esta manera, no es descartable unir fuerzas en 2012”, precisó. “Lo importante es acabar con los gobiernos caciquiles del PRI”. También confirmó la intención del PRD de formalizar una coalición con el PAN para enfrentar las elecciones de gobernador del estado de México en 2011; puso en la mesa dos nombres de donde saldría el posible candidato común: Encinas Rodríguez y Vázquez Mota, coordinadores de los diputados federales perredistas y panistas, respectivamente.

2. Aunque falta un año para que los candidatos presidenciales salgan claramente a la luz, López Obrador (AMLO) no ha dejado de recorrer el país desde que en 2005 fue hecho candidato, pasando por 2006, cuando fue despojado de la presidencia por los grandes empresarios y políticos. Pero por otro lado el PRI se siente absolutamente seguro –porque ha recuperado su enorme poder electoral- que cualquiera de sus futuros candidatos: Peña Nieto, Beltrones o Paredes, recuperarán la Presidencia que tuvieron 71 años (1929-2000) Sin embargo todo parece depender de que López Obrador posea una fuerza propia real nacional producto de haber recorrido dos o tres veces todos los municipios del país; porque frente a él parece haberse multiplicado la fuerza empresarial y política que se le opone totalmente: los multimillonarios, los medios de información, el clero y el imperio norteamericano. Por ello las declaraciones del dirigente de la máxima fuerza del PRD son aplaudidas por los antilopezobradoristas.

3. El PAN y el PRI tienen casi todo el poder y controlan buena parte del dinero, escribe Federico Arriola. Las mayores maquinarias propagandísticas de México, Televisa y otros medios, han trabajado desde 2006 en dos proyectos: a) convencer a la gente que el movimiento de AMLO está muerto; b) que en 2012 la lucha será, nada más, entre el favorito PRI con Enrique Peña Nieto y el PAN con cualquier candidato medianamente popular que encuentre. El PRD, por desgracia, debido a la ambición de sus actuales dirigentes, parece ahora trabajar en esa lógica al haberse sumado al PAN en no pocas alianzas electorales regionales. El perredismo con frecuencia manda señales en el sentido de que podría darse en 2012 una alianza todavía más grande con el panismo para impedir el retorno del PRI a Los Pinos. Una alianza, dicen sus promotores, que sería posible con cualquier candidato de “izquierda” (Marcelo Ebrard, Juan Ramón de la Fuente, Amalia García, Carlos Navarrete), excepto López Obrador.

4. La consigna es que López Obrador no debe llegar a la Presidencia porque “es un peligro para México”. A pesar que AMLO se ha cuidado de no llamar las cosas con su verdadero nombre. Por ejemplo reconoce la enorme miseria y opresión que sufre la mayoría de la población, pero no dice que es característica básica del sistema de explotación capitalista que es necesario destruir para construir un sistema igualitario. Ve que las personas honestas no pueden ganar elecciones y llegar a la presidencia; pero no se atreve a decir que ante el cierre de esta vía se debe acudir a otras formas de lucha que pueden ser no pacíficas. No quiere declarar que Castro, Chávez, Morales, Correa, han venido luchando contra las políticas imperialistas que durante un siglo han saqueado a los pueblos de América Latina. En fin, a pesar que López Obrador ha silenciado verdades para evitar que se “espante” la perrada, no deja de ser cuestionado por la derecha.

5. Si el PRD y el PAN continúan con las alianzas tendrán que escoger a un candidato aceptable para la burguesía que bien puede ser cualquiera de los nombrados por Arriola. Incluso este periodista, seguidor del asesinado priísta Colosio, presiona a AMLO para que condene a Hugo Chávez y así se gane “a las clases medias”. Sin embargo parece que las cosas –como suele suceder en política- pueden sufrir cambios radicales que obliguen a López Obrador a echar por la borda todos sus ilusiones en alianzas con el centrismo y el derechismo y entonces confiar plenamente –como único camino- en el pueblo pobre y explotado. Parece que en México se están cerrando con mayor celeridad todos los caminos institucionales. Allí están los tremendos golpes a los campesinos, a los obreros con la reforma a la ley del trabajo, con el cierre de Luz y Fuerza y la persecución contra los mineros. Hay decenas de grandes sectores movilizados y reprimidos que es necesario unificar en serio. Pero los planteamientos tienen que ir a la raíz.

6. Así como Fox, el PRI y los empresarios buscaron encarcelar a López Obrador en 2004 con cualquier pretexto, así también se busca llevar a la cárcel al líder de los electricistas y al líder de los mineros. Estos dos años (2010 y 2011) el gobierno de Calderón, en alianza con el PRI y el PRD, tratarán de sentar las bases para el llamado juego democrático electoral de 2012. Buscarán una sucesión presidencial limpia, sin tropiezos ni peligros y podrán firmar más pactos para que los candidatos sean confiables para empresarios, clero y gobierno norteamericano. El PRD, desde el ascenso de Jesús Ortega a la presidencia del PRD con el total apoyo de Calderón, pasó a formar parte importante de juego electoral. Ya los Krauze, Camín, Castañeda y demás “intelectuales” del aparato –enemigos de López Obrador y de las luchas sociales- que siempre han buscado una “izquierda” domesticada y moderna, han aprobado la idea. Con las declaraciones de Ortega se terminó de cerrar el círculo de oportunismo de hoy.

7. Los que estamos viviendo hora tras hora los cambios políticos en México y en el mundo –a pesar de ver muy negro del panorama para los trabajadores- siempre tenemos una pequeña luz de esperanza, porque si no fuera así hace mucho que nos hubiésemos suicidado. Es imposible “mandar a la chingada” todo y dedicarnos a analizar asuntos en los que nunca hemos estado. Por eso seguimos teniendo esperanzas en nuevos levantamientos de la APPO, en el fortalecimiento de la CNTE, en que los electricistas recuperen las calles y sus empleos, en que los mineros sigan en pie de lucha, en que el EZLN siga logrando avances importantes y que los grupos guerrilleros obtengan más fuerza y se extiendan y que los campesinos del país se organicen mejor para dar batallas más consecuentes. Nosotros le decimos a Calderón que no hablamos mal de México al decir que está jodidísimo; es Calderón y su gobierno quien desprestigia al país al mentir sobre nuestra realidad. Por eso en México se pide la renuncia de Calderón.

pedroe@cablered.net.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1339 veces.



Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a97857.htmlCd0NV CAC = Y co = US