A punto de terminar el amor Pekin-Washington

El canciller chino Yang Jiechi de visita en Múnich dijo a los EEUU que, “se abstenga de vender armas a Taiwán porque de lo contrario se verán obligados a reaccionar”. Por su parte Barack Obama prometió el pasado miércoles 3 de febrero “mostrarse mucho más firme con China en materia comercial para hacer cumplir los acuerdos existentes”, aludiendo las distorsiones comerciales resultantes de la subvaloración del yuan.

Estados Unidos impuso aranceles a los neumáticos importados de China, le vende armas por un valor de 6400 millones de dólares a Taiwán, anuncia una reunión con Dalai Lama y Obama, y reclama por la restricción a Google, motor de búsqueda estadounidense. La explicación de la casa blanca es que Dalai Lama es una figura cultural y religiosa, respetada por el mundo entero y sobre Google que, es inaceptable la restricción a la libre expresión en Internet.

El 4 de febrero China anunció que impondrá aranceles antidumping a una variedad de carnes de pollo estadounidenses que importa. El ministerio de Comercio chino dijo: “Tendrán que pagar aranceles correspondientes a la diferencia de hasta 105.4% entre el precio normal de esta carne y la tarifa ofrecida por EEUU, medida que entrará en efecto en febrero.

China lanzó una investigación antidumping y subsidios sobre las importaciones de carne de pollo en septiembre, luego de haber recibido denuncias de productores locales. El comercio de aves de corral es un tema contencioso bilateral ya que China acusa a EEUU de limitar las importaciones de aves chinas en clara violación a las normas de la OMC.

Las importaciones chinas este momento son un punto crucial por cuanto el gobierno de Pekín trata de reducir la desigualdad social. La Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDES) en su encuesta económica de China publicada el martes 2 de febrero afirma que, “hay un mayor gasto social en áreas rurales y un aumento de la migración hacia las ciudades ayudaron a detener la ampliación de la brecha de los niveles de ingreso”.

El informe de la OCDES, segundo gran estudio sobre China, que no es miembro de la organización dice: “La economía de China va camino en superar a la de Japón como la segunda en el mundo detrás de EEUU”.

Las desigualdades sobre China se han estancado. El índice GINI, en la que cero es equidad perfecta y desigualdad absoluta, sitúa en 49.6 en el 2005, mayor a la de EEUU, según la academia China de ciencias sociales, pero la OCDE al usar estimaciones de cambios en los precios y los migrantes rurales indocumentados, ubica al índice GINI en el 2007 en 40.8. La OCDE dice que, “la inequidad es más alta que en EEUU y la mayoría de los países desarrollados. Pero la desigualdad de China es menor que la de Sudáfrica, Brasil, México, Rusia, Chile. En el 2009 el ingreso per cápita anual se situó en alrededor de 2500 dólares para las zonas urbanas contra los 750 de las zonas rurales.

Li Wei, analista de la academia China de Comercio Internacional y Cooperación Económica manifiesta que: “El impacto de las disputas que han surgido hasta el momento era limitado, dado el inmenso volumen de comercio bilateral”, pero, agrega, “tendrá consecuencias terribles si la escalada continúa, porque son dos economías dependientes, y, uno tomará medidas drásticas si el otro se vuelve agresivo”.

Momento difícil para las relaciones chino-norteamericanas igual que, cuando EEUU vendió armas a Taiwán en octubre del 2008, provocando el enfado de Pekín. Desde ese año los acuerdos militares se encuentran suspendidos.

Taipéi dice: “China nos apunta con 1500 misiles”. China responde que, “la nueva iniciativa estadounidense de vender armas a Taiwán que es parte integrante de China, es una intromisión chocante en los asuntos internos chinos, pone en grave peligro la seguridad nacional de China y daña los esfuerzos de reunificación pacífica”.

En 1949 los chinos expulsaron al gobierno nacionalista del Kuomintang a Taiwán, por lo tanto consideran a la isla como parte integrante de China y amenazan militarmente si esta pide la independencia.

Las discrepancias entre China y EEUU, no solo son por las armas, van por los cambios climáticos, los aranceles comerciales y el valor del yuan.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3009 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: