¿Triunfó realmente la derecha en Chile?

El domingo 17 de enero, tuvo lugar en Chile, la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y como todos sabemos, el ganador es un empresario de la ultraderecha que representa a la oligarquía chilena, la misma que se enriqueció a costas de la necesidad de la mayoría de ese pueblo suramericano, la que tapó o quiso tapar como el gato, los horrores sembrados por el ratero del Pinochet que nunca descansará en paz; y la misma que ESTABA GOBERNANDO desde hace 20 años con la llamada CONCERTACION, cuya fachada fueron algunos líderes Light de la izquierda chilena que por temores al estamento militar, verdadera fuerza en esa historia, no se han atrevido a profundizar el legado del presidente mártir SALVADOR ALLENDE.

Sencillamente en Chile, funciona un pacto que desconoce el clamor de la mayoría, un pacto perverso que ha permitido durante 20 años la impunidad de los asesinos de la dictadura y que ha olvidado, maltratado, ultrajado y sometido al pueblo originario y combativo de ese suelo austral, me refiero a los Mapuches, cuyos líderes protestan en distintos escenarios internacionales, y en su propia patria, la violación a sus derechos humanos, ejecutada por el gobierno “socialista” de Chile.

Así que es una gran farsa que la derecha esté celebrando un nuevo triunfo en esa región, simplemente es el mismo gobierno con un cambio de fachada o como decimos en criollo: “el mismo musiú con diferente cachimbo”, en consecuencia da risa oír a los escuálidos y pluscuálidos orondos por los medios, anunciando que así pasará aquí, y contando al gobierno de Chile entre sus filas y conjunto de países que están alineados con la derecha. Lamentablemente y para desgracia del pueblo de Allende, de Violeta Parra y Víctor Jara, de Neruda y la Mistral, ese gobierno está en ese bando desde hace más de 20 años, cuando pactaron en la concertación, para dejar frustrados los sueños de una patria libre de amplias alamedas por donde transite el hombre nuevo.

No está Chile en Mercosur, no pertenece al Alba y no comulga, porque los gorilas no lo dejan, hacer causa común con los gobiernos revolucionarios de la izquierda en América Latina.

Si quieren cuentas, nosotros sí podemos sacarlas y con claridad, con la voluntad popular, voto a voto, pueblo a pueblo, rebelión por rebelión, Venezuela, Bolivia, Cuba, Ecuador, Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, Nicaragua, El Salvador, el pueblo rebelde de Honduras, y las islas del Caribe y todos los pueblos rebeldes de nuestra América, mantienen las esperanzas de que algún día, no muy lejano no solo en Chile, sino en la sufrida Colombia y en Perú, llegarán al poder legítimos gobiernos que respondan a la voluntad popular y a las necesidades de sus pueblos y no a los intereses foráneos o propios de la oligarquía lacaya que han entregado a esos países sobre todo por sus recursos naturales, en manos del imperio. QUE VIVA EL CHILE DE ALLENDE, POR SIEMPRE…

irisvr8@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1874 veces.



Iris Varela


Visite el perfil de Iris Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iris Varela

Iris Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a93959.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO