Seguid el ejemplo que Evo dio

Si en algo se caracterizan los procesos de cambios que se vienen desarrollando en Nuestra América en los últimos tiempos, además del acento en su agenda social, es la orginalidad de algunas de sus iniciativas políticas que rompen, no solo con las premisas fundamentales del viejo Estado de Clase, sino con la ortodoxia de los anteriores procesos revolucionarios que en el siglo XX, estremecieron la dominación del Capital sobre el conjunto de la Humanidad y los pueblos que la integran.

El segundo período del gobierno del presidente boliviano, Evo Morales Ayma, no solo se inaugura bajo una nueva Constitución que renconoce la condición plurinacional del Estado, dándole incluso esa denominación oficial a la nueva República, sino que se atreve a alcanzar uno de los objetivos mas preciados de las revolucionarias del mundo a lo largo de la historia de la lucha contra la burguesia y su opresivo Estado de clases: la igualdad social y política entre hombre y mujeres.

Evo Morales Ayma y el pueblo boliviano, han dado una lección ejemplar a los revolucionarios de Nuestra América y el planeta, a elevar a rango constitucional la paridad de género en los cargos de Dirección del Estado y la sociedad e integrando, su nuevo gabinete de gobierno, con un cantidad igual de ministras y ministros responsables de la nueva etapa de la revolución cultural que se viene desarrollando en el nuevo Estado Plurinacional de Bolivia.

Todos los documentos fundamental de los y las revolucionarios del siglo XX reconocieron la contribución de las mujeres en la lucha historica de los pueblos contra el colonialismo, la esclavitud y la explotación capitalista y su participación fundamental en las luchas proletarias por la liberación nacional y el Socialismo, declarando que, la toma del Poder y la revolución misma, son imposibles sin la participación efectiva de las mujeres en la lucha revolucionaria de los pueblos.

Sin embargo, las revoluciones triunfantes, en el ejercicio de gobierno, no han sido consecuentes con tales definiciones a la hora de integrar sus direcciones politicas, militares, sociales y gubernamentales, manteniendo el dominio mayoritario de los hombres en el número y en la importancia de los cargos de la dirección del aparato del Estado y la organización social, sin que hayan existido razones publicamente defendibles para mantener a las mujeres en esta suerte de “discapacidad” política, que no solo no le hace Justicia a quienes dan su elevada cuota de sacrificio en las luchas revolucionarias, sino que le niega al Estado y a la sociedad en contrucción, cuadros políticos, cientificos, sociales y militares, de alta capacidad de trabajo y elevado espíritu de disciplina y sacrificio, demostrados en las más dificiles circunstancias.

El presidente Evo Morales Ayma nos confirma con su decisión que la igualdad de hombres y mujeres y la paridad en los cargos de gobierno y representación popular, no son pues, un problema esencialmente jurídico sino cultural y político, que exige voluntad para reconocer tal injusticia histórica, (más propia de los valores burgueses que de las ideas socialistas), y la aplicación de radicales medidas que incorporen a los puestos de mando revolucionario a esa mitad de nuestros pueblos y de la Humanidad sin la cual sera imposible “tomar el cielo por asalto”.


yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1275 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a93871.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO