Los errores de Correa alimentan el golpe

La manipulación del pueblo, de su pensamiento y actividad, es una arma del imperialismo, utilizada por la inteligencia militar, muy peligrosa, no siempre eficaz, si no se considera la experiencia de la masa. Su empleo dentro del sistema es una manifestación de la tendencia a la justificación de la gestión del gobierno, y en parte compromete a todas las esferas de la vida y que, sin manipulación no podría ser mantenida por mucho tiempo.

Descontando que el presidente no es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo, hay graves errores: Su novatada, prepotencia y hasta algo de petulancia demuestran que está tocado por el poder. De estos presidentes Ecuador tuvo muchos: Abdala Bucaram, Jamil Mahuad, Lucio Gutiérrez, todos fueron derrocados. La impulsividad del compañero Correa no le permite aprovechar de mejor manera su imagen de querer hacer el bien. El pueblo lo dice, “es mejor que el resto de presidentes, ayuda a los pobres, pero su arrogancia…”

Hace dos años el presidente Correa denuncio que las fuerzas armadas y la policía estaba infiltrada por la CIA, menciono a la UIES (unidad de investigaciones especiales de la policía) al servicio de la embajada de los EEUU. En el 2005 el agregado de seguridad de la embajada y agente de la NSA comandante Helis y el agregado de emigración Gerardo Chávez, controlaban gran parte de las operaciones de inteligencia de la unidad de ese entonces.

Después del bombardeo de Angostura, Rafael Pérez jefe de la UIES entorpeció las investigaciones entregando los discos duros de las computadoras de la UIES a la embajada de los EEUU en Quito. El mayor Manuel Silva último director de la unidad acuso a Pérez de sabotear su trabajo al quemar documentos secretos, los dos, enemigos, disputándose los favores de la embajada. Desde el 2007 agentes de inteligencia colombianos trabajaban en conjunto con miembros de la UIES buscando a Raúl Reyes, Franklin Aisalla (ecuatoriano) y tras los pasos de la coordinadora continental bolivariana (CCB). Estos agentes eran alojados en un departamento ubicado en la Av. República del Salvador al norte de Quito, según información de los medios de comunicación.

El director anti narcóticos de la época, coronel Juan Carlos Barragán facilito una oficina en las instalaciones de esa unidad en el barrio Carcelén en Quito. El comandante de la policía Bolívar Cisneros sabía que los agentes de inteligencia colombianos operaban en el Ecuador desde hace años, pues Simón Trinidad fue vigilado y capturado en el 2004. Tres años antes Raúl Reyes se les escapo en la avenida 6 de diciembre a la altura del estadio Olímpico Atahualpa. Con el aval de los jefes de policía e inteligencia militar, mas la CIA, la inteligencia colombiana operaba en el Ecuador, hacía y deshacía con el apoyo de la CIA.

Desde hace años que Ecuador dejo de ser un país de tránsito para la cocaína colombiana. En el 2009 la policía ecuatoriana capturo 68 toneladas de droga, 7 laboratorios para procesar el alcaloide de gran tamaño, miles de galones de precursores químicos y cientos de quintales de urea, caletas, casas de seguridad y otros. Cuando el presidente Correa suspendió los convenios con la policía por la injerencia de la CIA, la cooperación antidroga con el ejército y la misma policía nunca se detuvo, lo confirma Robert Gaddis comandante del cuerpo militar de EEUU para la región.

Desde el 2001, EEUU entrego 80 millones de dólares, infraestructura, capacitación, equipos y hasta perros de rastreo. En 24 proyectos con el ejercito construyo los destacamentos de San Lorenzo en Esmeraldas y Villamar en Sucumbíos, 1 muelle y barracas para la marina y la fuerza aérea en la frontera con Colombia. El 9 de diciembre último el ejército recibió 13 lanchas tipo piraña, reparadas y adecuadas en el país, otras 12 están en camino.

Parker, miembro del comando sur dijo: “el narcotráfico es el objetivo” Esta declaración no tiene ningún peso, se cae por sí solo. Desde el bombardeo a Angostura el gobierno del presidente Correa gasta un promedio de 160 millones de dólares en la frontera entre Colombia y Ecuador, más los gastos de helicópteros y aviones espía no tripulado adquirido a Israel para vigilar la frontera norte.

80 Millones de dólares como ayuda al Ecuador no tienen punto de comparación con los 7000 millones de dólares entregados a Colombia en el mismo periodo. Solo para el 2009 el congreso norteamericano aprobó una ayuda de 720 millones de dólares para el “último” año del plan Colombia, fuera de los 46 millones entregados para adecuar la base aérea de Palanquero en Tulua (Cali)

Es realmente ingenuo pensar que la CIA dejo el país desarticulando a la UIES. Error estratégico-político sacar a los norteamericanos de la base de Manta y conservar los otros organismos de EEUU que operan libremente en el país, desestabilizando y orquestando golpes como los que sufre actualmente el compañero Correa desde dentro de su gobierno y de su movimiento Alianza País con ayuda policial y militar.

En momentos que las relaciones con Colombia se normalizan, la Asamblea Nacional en pleno recomienda al presidente Correa decrete estado de excepción en las provincias fronterizas con Colombia: Carchi, Esmeraldas, Sucumbíos e Imbabura y en la provincia de Santo Domingo de los Tsachilas ubicada a dos horas de quito ante el incremento de los secuestros, asesinatos tipo sicariato, asaltos a mano armada. Incremento alarmante de la violencia y la inseguridad que afecta la seguridad política de su gobierno..

No hemos aprendido lo que paso con Ecuador después del 2001, cuando el país fue adecuado para ser usado como patio trasero del plan Colombia con el beneplácito militar o con el bombardeo a Angostura en Sucumbíos en el 2008. Realmente no se entiende la postura del presidente Correa con respecto a Colombia, parece una actitud cómplice con el paramilitarismo que opera en Ecuador disfrazado de refugiados que buscan destituirlo promoviendo la desestabilización social.

En el plano político interno, Correa con 233 cadenas supera al presidente Chaves quien termino el año 2009 con 195, considerado el presidente de mayor exposición mediática, pero, Correa no tiene el carisma ni el peso del presidente venezolano y sin menospreciar Ecuador no es Venezuela, pues su crecimiento económico no supera el 1% y para el 2010 se espera un crecimiento del PIB del menos 1.8%. Según la fundación Ethos desde el 2007 hay 157 enlaces sabatinos protagonizados por Correa de una duración de dos horas y media, desde donde revive a la oposición.

El mas aludido por el presidente Correa es el tres veces alcalde de Guayaquil Jaime Nebot y cuna de la oposición, le sigue el ex presidente Lucio Gutiérrez, los ex asambleístas León y Martha Roldos, los periodistas Jorge Ortiz de Teleamazonas, Emilio Palacio caricaturista del periódico El Universo y Carlos Vera ex comunicador de Ecuavisa, candidato a político y a derrocarlo, pues asegura que recogerá las 1500000 firmas que se necesitan para la revocatoria del mandato. En esta discusión pico a pico el que más pierde es el presidente.

El otro grave error es la publicidad utilizada para vender proyectos que no se concretan como la refinería del pacifico que costara 5000 millones de dólares, cuando China no desembolsa 1700 millones de dólares para centrales hidroeléctricas y exploración petrolera, o la rehabilitación del ferrocarril cuando solo está listo el tramo que comprende Quito- Latacunga o, la rehabilitación vial a escala nacional con retraso pese a ser ordenada bajo emergencia. Las mentiras sobre los racionamientos eléctricos. El sueldo digno que se dejo flotar sin desmentirlo, cuando los obreros aseguraban que podía quedar en 320 dólares, porque el costo de la canasta básica familiar se encuentra en 500 dólares, el gobierno subió 30 dólares, porque, de donde va a sacar plata si no tiene para cubrir los gastos del 2010. El problema está, en dejar que los obreros hagan sus cuentas sin desmentirlos.

Roberto Puga subsecretario de publicidad dice que: En 3 años se han gastado 22 millones de dólares, para el 2009 se autorizaron 5.8 millones, pero esto es desmentido por inteligencia política quienes filtran que el gobierno gasto más de 40 millones de dólares.

Si este es otro acto de corrupción, lamentable. Porque la oposición acusa a Fabricio Correa, hermano del presidente, de llevarse más de 300 millones de dólares en contratos públicos a dedo, situación que se está ventilando en los juzgados. Fabricio Correa es uno de los mayores detractores del gobierno. La corrupción comprobada al ministro de deportes, las acusaciones al ministerio de salud y obras públicas, enojan a la población.



rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5138 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: