Nóbel de la paz premia las cárceles del pueblo

En realidad es un Nóbel para los opresores. Dos partes desiguales sostiene Obama en la casa blanca: metrópolis industrializadas y sus reservas de naciones subdesarrolladas en el sur del mundo.

¿Cómo se explica esa conquista tan intensa por los Estados Unidos desde el siglo XX? Por el crecimiento de las trasnacionales, por la tendencia de multiplicar corporaciones multinacionales instaurando su dominio en los mercados mundiales. Al conquistar al sur consolidaron su posición político-militar, como dice Obama: “las guerras a veces son necesarias para mantener la paz”. Nosotros nos preguntamos ¿Por qué al presidente Chávez se lo critico por la misma frase? Al líder venezolano la coalición de medios prácticamente lo crucifico por decir lo mismo, a Obama lo aplauden por controlar el alma de las masas por la vía militar, exterminando pueblos enteros como lo hacen actualmente en Irak, Afganistán y Líbano. La paz se quedo sin Nóbel.

Cuarto Nóbel premia una cadena ininterrumpida de las guerras mas inmundas y rapaces contra los pueblos, así como las guerras mundiales entre los estados imperialistas por un nuevo reparto del mundo.

En el imperialismo norteamericano, el capitalismo es el tiro y el opresor más grande de las naciones. Condeno a los países pobres y dependientes a una opresión y esclavitud moderna sin precedentes por la falta de derechos y por la miseria, al hambre y a la ignorancia; de estos países subdesarrollados, pobres y dependientes, el G8 ha recibido ganancias fabulosas y sus líderes los Nóbel de la paz, sus científicos los Nóbel de la ciencia nuclear y sus economistas los Nóbel de economía. Todos integrados para la destrucción de la vida.

Este Nóbel asegura ante la moral mundial, la ventaja considerable para frenar el desarrollo de estos países, porque son fuente de enriquecimiento permanente para las trasnacionales y banca privada, cuando mas acumulan tanto más condenan a sus pueblos a la falta de derechos, a la miseria y a la incultura.

De esta manera el acercamiento económico se realiza bajo los métodos de presión: saqueos, conquistas, arbitrariedad imperialista. EEUU ha colocado la cadena de la esclavitud a miles de millones de personas manteniéndolas al margen de la civilización. Convirtió continentes enteros en cárceles del pueblo.

Sin embargo, a comienzos del siglo XXI existen un puñado de países que se resisten a perder la soberanía y la dignidad, luchan por ser libres. Venezuela, Irán, Corea del Norte, Vietnam, Yemen, Líbano, y otras naciones Irak, Afganistán, Líbano, invadidas pero con tenaz resistencia, son tierras libres no conquistadas por el imperialismo.

El reparto entre los países miembros del G7, mas China y Rusia, no ha terminado, porque, no todo esta repartido, faltan los lechos oceánicos, la luna, y ese puñado de naciones arriba mencionadas, constituyen uno de los rasgos mas distintivos de rebeldía, soberanía y dignidad que, el Nóbel no podrá penetrar aun con el acercamiento económico de la UE, China y Rusia.

Esas naciones son un impedimento para que territorios inmensos sean convertidos en un todo, sus materias primas no serán eslabones de una cadena única para el mercado global.

Los norteamericanos temen más que a los tornados y los huracanes, el desarrollo de la industria pesada en los países subdesarrollados, puesto que esto significa contribuir al surgimiento de competidores, privarse de materias primas baratas, y especialmente, porque ya no podrían sostener el atraso económico y la pobreza en estos países.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2857 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: