Revocatoria o golpe para Correa

Correa construye el presente con los restos del pasado lo que no le garantiza legitimidad y popularidad, no es el mismo cuento que en Venezuela, porque el proceso venezolano está más avanzado y el pueblo más maduro, lo que sí está claro es que el pueblo ecuatoriano cuando sale a marchar es para derrocar al presidente.

Las oligarquías de allá y acá son parte de una sociedad mal habida producto de una concepción desigual, es un engendro social que se opone a todo lo que persigue una igualdad de oportunidad para todos. En Ecuador se está despertando el descontento y la tradición de votar presidentes nuevamente está latente. Una gran parte del mismo pueblo no quiere romper el estado burgués, porque la educación es parte de la mediocridad cultural de la clase política y de esa masa siempre guiada, incapaz de romper el molde por el neoliberalismo establecido. Hay una crítica situación político-social en marcha.

No resulta extraño afirmar que los medios de comunicación son los mejores aliados de la estrategia de Washington que busca derrocar gobiernos enemigos, los golpes informativos están a la orden del día, en esto Venezuela tiene más experiencia por eso el pueblo aporta más entendimiento a la desestabilización que invariablemente llega de EEUU, esa conciencia le falta a una gran parte del pueblo ecuatoriano por eso la DESMEMORIA es utilizada como un don por la oposición.

El fenómeno del niño, las leyes de educación y comunicación se han convertido en los peores enemigos del gobierno del compañero Correa agravadas por la mediocridad y petulancia de los funcionarios de su gobierno que no dan pie con bola. Pésima estrategia política de Alianza País la aprobación del borrador de la ley de comunicación el 21 de noviembre del año en curso cuando la población no termina de aceptar los apagones producidos desde el 5 de noviembre por el racionamiento que trae malestar por las pérdidas económicas en el comercio e industria de la nación.

La ley de comunicación cuyo borrador fue aprobado para que sea debatido desde el 10 de diciembre por los 124 asambleístas contempla: 104 artículos en donde hay 5 disposiciones generales, 10 disposiciones transitorias, 6 regulatorias y 1 disposición derogatoria, esta ley busca frenar o poner fin al enfrentamiento que se viene dando desde el principio del mandato del Presidente Correa, 15 de enero del 2007. El consejo de comunicación tendrá la obligación de equilibrar la arbitrariedad de la libertad de prensa, sin embargo ya se escuchan voces como la del presidente de la asamblea, Cordero, quien manifiesta no estar de acuerdo con el consejo de comunicación, porque el pueblo puede controlar el derecho a recibir información objetiva, veraz e imparcial, opinión de estas personas que durante mucho tiempo se dedicaron a observar pasivamente la miseria humana y la injusticia social, hoy, son los voceros de las soluciones para que nada cambie.

La sociedad tiene intereses variantes y conflictivos, la oposición y su libertad de prensa es un disfraz esgrimido en todas partes, porque el mundo no es neutral, hay víctimas y victimarios así como los peor de todos, los indiferentes, la objetividad de los indiferentes llama la atención cuando la cabeza de otro está cayendo… siempre se lavan las manos, de estos hay muchos en el gobierno de Correa.

La proforma para el presupuesto de la nación depende, todavía, del petróleo en un 45% y con el valor del barril en 65 dólares. Solo el 30% de las empresas del país generan utilidades entre otras por el manoseo y la mala costumbre de no pagar a sus empleados las utilidades cada año; con un desempleo del 10% y un subempleo que ronda el 52%, el salario que se incrementara de 218 a 320 dólares, con un costo de la canasta básica familiar en 530 dólares no es la solución, sin embargo, esto alarma a los industriales que prefieren despedir personal antes que pagar el incremento salarial. La inseguridad que ningún gobierno ha podido combatir son endosos pasados al gobierno de la revolución ciudadana, mientras tanto la CEPAL, el gobierno y el FMI no se ponen de acuerdo en el porcentaje de crecimiento de la nacion, la CEPAL promedia el crecimiento en un 2.5%, el gobierno en un 3.8% y el fondo asegura un 1.5%, estadísticas importantes por el decrecimiento de las remesas enviadas por los ecuatorianos en el exterior, recursos que sumadas a las otras exportaciones no igualan al presupuesto petrolero del cual depende el país para los gastos públicos.

En Manabí el ganado muere por la sequia, en la provincia de los Ríos, una tierra considerada entre las mejores para sembríos de todo tipo la falta de lluvia destruye la tierra, el maíz, la soya, el arroz, el banano, las frutas, los pastizales, están seriamente afectados y alteran a la población. Las perdidas eléctricas llegan al 18% por la mala administración interna y el atraso de los recursos económicos para paliar esta crisis de agua en la mayor central hidroeléctrica del país, asunto que se viene dando desde los anteriores gobiernos, pero,” Correa es el culpable”. Esta situación desemboca en la nueva ley para el sector eléctrico: Administración, control, gestión e inversión, volverán a concentrarse en una empresa única de generación, trasmisión y distribución, pasaran a ser supervisados por el gobierno central, más aun cuando seguimos dependiendo en un gran porcentaje de la hidroeléctrica de Paute.

En estas circunstancias, la ultra derecha ataca con un nuevo miembro ante el descalabro del otrora poderoso partido social cristiano de León Febres Cordero, cuyo cachorro, Jaime Nebot alcalde de los guayaquileños no pudo mantener el partido creando otro movimiento localista “madera de guerrero” administrado desde la alcaldía de Guayaquil, bastión de la oposición a Correa. Se trata de un posible golpe o revocatoria para el 2010 utilizando al ex periodista y oligarca Carlos Vera, quien propuso desde la plaza San Francisco en el centro de Guayaquil la revocatoria del mandato presidencial con la recolección de 1.579,000 firmas del padrón electoral para agosto del 2010.

La oposición local respaldado por una inclemente campaña de desinformación desde los medios de comunicación trabaja con Washington, posteriormente lo hará desde Bogotá una vez restablecidas plenamente las relaciones diplomáticas con Colombia, mientras tanto, ya hay un agregado comercial en los dos países, obviamente el acercamiento con Colombia es un respaldo para la oligarquía ecuatoriana quienes avanzan con todo para desestabilizar el gobierno progresista del compañero Correa. No hay que olvidar que en Ecuador se cambian presidentes tan pronto llegan, esa fue una de las estrategias para apoyar el plan Colombia desde sus inicios, hoy con las bases militares norteamericanas el ambiente en el país es casi el mismo, aires de golpe se respira.

La extrema derecha sabe que la ley de comunicación es el pretexto para incrementar las protestas contra Correa y eso está haciendo, protestas que sirven también para sondear el terreno del golpe. Lo que sí es seguro es que, algo trama la oligarquía y la embajada de los EEUU en Quito

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4801 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: