Base de Palanquero enfrentará la amenaza de gobiernos anti EE UU

La revista Semana revela un documento del ministerio de defensa de los Estados Unidos que dice: “ Poder utilizar la base de Palanquero es una oportunidad única para poder hacer un completo espectro de operaciones en una región critica donde la seguridad y la estabilidad están bajo constante amenaza, no solo por narcoterroristas sino por gobiernos anti EEUU”.

Este es el informe en que el Pentágono expresa al congreso sus planes para el 2010 y le pide, entre otros, 46 millones de dólares para invertir en la base aérea de Palanquero. Es el primer documento oficial que menciona el interés de EEUU, en utilizar las bases colombianas para “ayudar” a mantener la “seguridad y estabilidad” frente a países que no simpatizan con Washington.

Colombia siempre ha negado su complicidad con EEUU, para que usen sus bases en contra de otros países, sin embargo, los militares colombianos manejan la tesis de una guerra con Venezuela desde hace muchos años atrás. En el 2004 quisieron adquirir de España 40 tanques para contener cualquier ofensiva venezolana por la Guajira, o los aviones C-17 que operaran desde Palanquero, capaces de sobrevolar todo el continente sin necesidad de abastecimiento de combustible. El ex consejero de seguridad de la presidencia Armando Barrero dijo: “Colombia gana porque no tiene que meterse en una carrera armamentista en la región”.

El Consejo de Estado que estudio el acuerdo recomienda al gobierno que, “pase el texto para aprobación del congreso porque considera que,” tiene un alcance que va mas allá de un acuerdo en forma simplificada”, es decir, no es un acuerdo que desarrolle un tratado previo, que por ende no necesitaría una nueva aprobación, sino que da atribuciones nuevas, en particular en materia de soberanía. Para sustentar esta tesis, el magistrado ponente evaluó uno a uno los 19 tratados, declaraciones o pactos, a los que el texto hace referencia y, según el, ninguno de ellos sirve de paraguas legal para el acuerdo.

Según otros magistrados consultados, el debate jurídico de podría dar mas alrededor de preguntas puntuales como: ¿Qué compromisos adquirió el presidente que cedió la soberanía? Ahí entra el segundo punto que preocupa al Consejo de Estado, asegura que se trata de un acuerdo des balanceado, porque la conclusión que queda luego de leerlo es que,” EEUU es el que manda y Colombia coopera”. Es lo que Colombia paga por tener un apoyo militar de grandes ligas.

Pero, según el Consejo, lo mas grave es el tercer punto, que no queda claro que es lo que el gobierno esta permitiendo, o por que hay tantas puertas abiertas parta nuevos acuerdos “que podrían cambiar totalmente el contenido del acuerdo inicial”. Ahora el hecho, de que el gobierno le haya pedido su concepto al Consejo y no lo haya acatado demostró que era una determinación sin reversa, por eso se firmo sin que pasara por el congreso quien recién lo recibirá el martes. El presidente Uribe, para curarse en salud decidió consultar a los presidentes de la cámara y el senado 24 horas antes de firmar el acuerdo.

Colombia quiere sacar ventaja estratégica de este acuerdo con los norteamericanos, y es una gran lección para Argentina y Brasil, por influenciar las decisiones de UNASUR, conociendo la historia estadounidense de descaro sin nombre cuando de expansión territorial y explotación energética se trata, o la historia de estos últimos 10 años de Colombia interviniendo descaradamente en Venezuela y Ecuador. Lo de Cristina Fernández y Lula, el cuento tiene mucho que describir, ya saldrán a la luz publica si hubo complicidad, traición, o no, como lo realizado por Lugo desde hace un año en Paraguay.

La campaña lanzada desde el ministerio de defensa de Colombia sobre el intento de asesinato al juez ecuatoriano Daniel Méndez Torres, no es por parte de las Farc como afirma el ministro Gabriel Silva, sino por paramilitares, o es, solo un intento por congratularse torpemente con Ecuador, después de las denuncias realizadas por Venezuela sobre las operaciones de espionaje del DAS a Ecuador y Venezuela, ya que las cancillerías de Ecuador y Colombia acercaban diálogos para restablecer las relaciones diplomáticas, y el Juez Méndez curso orden de captura contra el ex ministro de defensa Manuel Santos y tres generales de policía y ejercito, acusados del bombardeo a Angostura en territorio ecuatoriano en el 2008, en donde murió Raúl Reyes uno de los lideres de las Farc y personas civiles entre ecuatorianos y mexicanos, lo que ocasiono la ruptura de las relaciones entre los dos países.

Son cortinas de humo, mismas que pretendieron ocultar el alquiler de Colombia para desestabilizar desde allí a los gobiernos de Ecuador y Venezuela, es el fin que persigue el acuerdo militar entre Colombia y los EEUU.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2852 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: