¿Otro fiasco Copenhague 2009?

Hace 12 años Bill Clinton celebro el protocolo de Kioto, sin embargo nunca lo puso a consideración del senado para aprobar la reducción de las emisiones en un 5.2% hasta el año 2012, la reducción era bajísima, pero servía como ejemplo para el resto de naciones del G8. A inicios del 2001 la administración Bush comunico que abandonaba el protocolo, prepotente e inhumana decisión, pues, esta nación con apenas el 5.4% de la población mundial produce una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Copenhague persigue otro protocolo que reemplace al de Kioto que termina en el 2012. Tratado de 1977 que ha conducido al mundo industrializado a triplicar el consumo de petróleo a 90 millones de BPD actualmente, refleja los intereses económicos en el cual se desarrollan los cambios climáticos sometidos a las más variadas conjeturas que hacen de los científicos-políticos obtengan enormes ganancias por manipular los informes sobre el calentamiento global beneficiando al G8.

Las reservas calculadas en 900000 mil millones a 1.2 billones de BP, han aumentado, Brasil, Venezuela, Rusia, últimamente han encontrado enormes yacimientos lo que ha incrementado los intereses energéticos de Europa, Estados Unidos y China, del cual depende su continua transformación tecnológica para sostener el interés económico de 8 naciones sobre el mundo elevando en 10 veces los niveles de contaminación del medio ambiente desde la segunda guerra mundial, El crecimiento económico es la causa principal de la crisis ambiental.

La confusión y el misterio que envuelve la crisis ambiental no se resuelve analizando los diversos agentes promovidos por los medios de comunicación al servicio de las trasnacionales con frases como esta: “No es la tecnología la que hace daño sino la forma como se la utiliza”, la energía nuclear, las computadoras, los viajes espaciales, nada de esto hizo tanto daño como la explotación agrícola transformada por la tecnología química y biológica en los EEUU, luego diseminada por el mundo, así como la refinación de combustibles fósiles, por nombrar dos casos de los mas graves para la contaminación de nuestra biosfera.

Con un consumo de más de 160000 litros por segundo, ya no solo tenemos que lidiar con los norteamericanos, los chinos le disputan el primer lugar no solo en finanzas, en contaminación ambiental, es la nación que mas esta proyectando compra de petróleo en todo el mundo, la triplicación de sus plantas a carbón hace necesario investigar si China no sobrepaso a todos los demás países en emisiones a la atmosfera desde el protocolo de Japón al que se celebrara en diciembre en Dinamarca.

Entre la sociedad y los ecosistemas se encuentra la tecnología, y esta en conflicto permanente con los ecosistemas, porque degradan el medio ambiente como es el caso de la agricultura química-mecanizada y la explotación de petróleo, siempre elaborando sus propias leyes, renunciando a todo equilibrio con la naturaleza, la tecnología ha dominado progresivamente todos los elementos de la civilización convirtiendo al ser humano en objeto de esta, somos socios de las maquinas.

Nagasaki, Hiroshima, Chernóbil, Tree Mile Island, Bhopal, las semillas Triator, las Petro Químicas, las armas biológicas y químicas, son ejemplos que la ciencia no es fiel a la humanidad, sino a su propia verdad, y que esta ley de la ciencia, no es lo que la humanidad cree que es bueno en el sentido moral y humano, sino la ley de lo posible, hacer todo lo que la tecnología pueda hacer. La falibilidad de la tecnología se convirtió con el tiempo en la crisis del medio ambiente por estar al servicio de lo económico exclusivamente.

Así, los fungicidas, plaguicidas, abonos sintéticos súper concentrados, el automóvil de alta cilindrada, el plástico resistente a su destrucción, combustibles con alto octanaje, son monumentos de una tecnología ingenua que solo buscaba el comercio y el facilismo sin estudiar los inevitables efectos sobre el medio ambiente. El 50% o más de la energía que el mundo consume se lo lleva el transporte, y esta es un factor básico en la economía mundial, intereses que hacen de las cumbres ambientales un fiasco. Muchos se retiran, otros se les hace difícil cumplir con lo estipulado, en otros casos es muy costoso los gastos implicados en la limpieza del medio ambiente, y en otros, en la mayoría de casos, es una cuestión de codicia por parte de las corporaciones trasnacionales que influyen grandemente en las políticas de sus países para que no entre en vigor las medidas de reducción de sus ganancias.

Lo cierto es que, la humanidad esta en apuros, se sabe que existe un gravísimo problema, y aun cuando algunos países han adoptado algunas medidas todos esperan lo que EEUU y sus socios europeos decidan. Si la reunión de Copenhague depende de un gobierno que no tiene lucidez y que siempre solicita inmunidad como estos 12 años transcurridos, hasta ver como solucionar la crisis social y ambiental global, según ellos, producidas por la densidad demográfica, las bombas inteligentes entraran en acción.

El calentamiento mundial, para el capitalismo norteamericano es un nuevo estilo de hacer política, le sirve a la casa blanca para eludir las crisis económicas y militares, utilizado como cómplice y conspirador o como un aliado de su seguridad nacional para forjar sus decisiones con el pentágono y el departamento de estado de manera arbitraria y bajo consideraciones tan insensatas como el consumismo o las alianzas con China y Rusia por factores económicos, anti terroristas, inclinen la balanza para que Copenhague, si el mundo no les pone un parado, sea un fiasco como lo fue Kioto.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3839 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: