Falacia de Obama: “No interviene EEUU en Honduras para que no digan lo contrario”

1. Obama ha dicho que para que EEUU no sea criticado de intervencionista (¿también de imperialista?) prefiere no actuar para impedir que continúen los militares golpistas de Honduras en el poder. ¿Cree Obama acaso que somos imbéciles para creerle y para olvidar? EEUU tiene una historia que nadie puede borrar: durante todo el siglo XX más de medio centenar de intervenciones directas en varios países, mediante la demostración de su enorme poderío militar, lo convirtieron en la nación que se ganó a pulso el título de “policía mundial”. EEUU no puede subsistir sin intervenir, no ha podido solucionar nunca sus problemas internos sin invadir, sin apropiarse de los recursos naturales y sin amenazar a otros países.

2. Obama demostró un enorme cinismo al pronunciar aquella frase de que “nos acusan cuando intervenimos y también cuando no intervenimos”, mucho más cuando se sabe de su intervención para el derrocamiento de Manuel Zelaya por los militares hondureños está probada en la práctica. Calderón –su cachorro- inmediatamente, de manera mecánica, aprobó aquella frase. ¿Puede acaso decirse que “cada estado debe darse el régimen que quiera y el resto de Estados respetar esa condición'', tal como dijo la representante de Álvaro Uribe, o repetir la frase que Juárez pronunció hace más de 150 años, en el sentido de que “el respeto al derecho ajeno es la paz”? Esas parecen frases vacías en un mundo en el que desaparecen las fronteras.

3. No hay que confundirse. Hay que intervenir para evitar que un país poderoso invada a pueblos que luchan por su liberación y su vida; hay que intervenir para evitar que voraces empresarios exploten el trabajo humano; hay que intervenir para que los gobiernos no saqueen las riquezas de un país; hay que intervenir para que las mujeres, los niños y los homosexuales no sean golpeteados y marginados y tengan un trato igualitario; en fin hay que intervenir para evitar las desigualdades económicas, políticas y sociales. Hay que intervenir para que Goliat no se atreva a golpear a David. En fin, siempre hay que estar atento para intervenir y evitar todo tipo de injusticias y desigualdades. Esas son las intervenciones que valen.

4. Entonces no se puede hablar simplemente de respeto y de paz ni se podrían cerrar los ojos ante un mundo absolutamente injusto y desigual. ¿Puede un ser humano quedarse con los brazos cruzados, sin intervenir ante el despojo de tierras a los campesinos, ante el desempleo y los salarios de hambre de los obreros o ante el saqueo de las riquezas de nuestro país? Las intervenciones condenables son las que realizan los militares o de civiles fascistas en un mundo de seres humanos que quieren vivir trabajando, produciendo, alimentándose y disfrutando su vida; esas son las intervenciones en las que han destacado los EEUU, en las que se ha ganado un lastimoso primer lugar y que Obama quiere esconder con su “respeto y no intervención”.

5. La realidad es que los gobiernos de Obama, Chávez, Castro, Correa, etcétera, no pueden atarse de manos ante las evidentes injusticias. Tienen la obligación de intervenir para salvar al mundo de la miseria y la opresión; para apoyar a los pueblos que luchan contra ejércitos invasores que buscan imponer a grupos racistas y opresores. Ellos saben que la mayoría de los gobiernos hablan de democracia mientras someten a sus pueblos; que hablan de justicia mientras aplican sus leyes para beneficiar a los más ricos; que hablan de igualdad en el mismo momento en que las riquezas se concentran en unas cuantas manos. Ellos saben que la no intervención y la imparcialidad en las sociedades de clases sociales, siempre beneficia a los más poderosos.

6. Obama no quiere intervenir para ayudar al pueblo hondureño reprimido y asesinado por los militares, pero no frena la invasión y los bombardeos en Afganistán, Pakistan, Irak, Irán; tampoco sus amenazas contra Siria, Venezuela y Corea del Norte. Otra vez se repite que los EEUU tienen un criterio, una medida para tasar a los países de acuerdo a sus propios intereses. Si se está de acuerdo con él es entonces un país democrático, si es gobierno es independiente y manifiesta contra él sus críticas y desacuerdos es entonces un país dictatorial. Así que Obama obra con mucho cinismo al querer limpiar la cara de los EEUU y su gobierno porque todo el pasado está escrito, además que en el presente el ejército yanqui no ha dejado de operar como siempre lo ha hecho.

7. La lucha de los pueblos por su liberación es internacional; los pueblos tienen todo el derecho de cuidar la región y el espacio en que viven. Si América y el mundo debe ser un espacio sin armas nucleares ni guerras, sin miseria y hambre, sin personajes que acumulen enormes riquezas mientras los pueblos carecen de lo necesario para vivir, pues los pueblos tienen que unir sus fuerzas –por encima de las fronteras de países- para luchar por los mismos objetivos. ¿Acaso los grandes explotadores y saqueadores capitalistas del mundo no han actuado sin fronteras, sin ese “patriotismo” tan mentado, desde siempre? Nadie podrá acusar y sí aplaudir cuando un gobierno “extranjero” ayuda a los pueblos en sus luchas por alcanzar la justicia y la igualdad. Así que Obama no puede engañar a nadie.


pedroe@cablered.net,mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1387 veces.



Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a84259.htmlCd0NV CAC = Y co = US