OEA no UNASUR si

Colombia rechazo de plano la mediación de Brasil porque Lula siempre se opuso a las bases militares en la región, además por ser amigo de Chávez.

El fortalecimiento de las oligarquías debido a la participación de la OEA en el golpe de Honduras, Organización de Estados Americanos que depende de las partidas de Estados Unidos para sus gastos administrativos, significa cederle a Washington el protagonismo en la región de manera legal, nombrándolo juez y parte del conflicto entre Venezuela y Colombia donde participa Ecuador también.

Considerando los proyectos golpistas promovidos desde Washington y la constante guerra sucia para desestabilizar el gobierno del presidente Chávez, políticamente estaríamos aceptando la diplomacia del departamento de estado del canciller Clinton, quien junto a la OEA critican el golpe en Honduras pero no apoyan el regreso de Zelaya, es decir, lo reconocen como presidente constitucional, siempre y cuando siga en la frontera. Grave error para Venezuela, Ecuador, Bolivia, aceptar la intromisión de la OEA, una vez que hemos cuestionado su actitud política-legal.

UNASUR reemplazo al TIAR, es una entidad no relacionada con los EEUU y cuya organización depende de los 10 países Sudamericanos, mucho mas confiable que la OEA. Este será el precio diplomático que deberá pagar EEUU y su oficina de asuntos americanos por su nefasta complicidad en la injerencia desestabilizadora en Latinoamérica.

EEUU busca descargar esta pérdida diplomática sobre las masas de los países más pobres y revolucionarios, pretendiendo desunirlos para que no graviten al socialismo. El modelo de la ofensiva derechista que apareció nuevamente en el continente con Honduras, se ha extendido hacia Ecuador y Venezuela. Países donde las oligarquías nacionales junto a Washington, la OEA, proyectan nuevos golpes.

Durante 10 años, las consecuencias perniciosas de la política imperialista han tratado de anular los efectos estimulantes de la victoria de la revolución bolivariana. La política de Washington de tratar a las revoluciones como su principal enemigo, es la respuesta a la ineficiencia de su sistema y a la pasividad de Moscú en los problemas en disputa, solo firman acuerdos bilaterales con cuantas naciones pueda, sin respaldo político; los rusos se cuidan de ello, pues están comprometidos en la nueva repartición del mundo, para aliviar la presión de la OTAN y del pentágono en sus fronteras.

El vacio producido por la crisis económica, le ha permitido a Moscú tomar temporalmente la iniciativa y recuperarse de la perdida de influencia con los partidos políticos comunistas y socialistas en desbandada. Las acciones guerrilleras en una serie de países de Asia y África, no ocultan la gravedad del alejamiento ideológico con América Latina ni la gravedad de la crisis global de dirección política de los no alineados, simplemente, el otrora partido comunista ruso no sabe si pertenece allá, con Washington, o acá con las revoluciones. Crisis que señala, el final de la etapa de la historia marxista en las luchas revolucionarias, cediéndole la iniciativa total al capitalismo, y en su caso específico, con Georgia y Chechenia, a la OTAN y ONU.

La subordinación de China ante la casa blanca, es un golpe para todas las luchas de liberación nacional, aunque lejanos, se los consideraba aliado de las revoluciones. Ahora los chinos tienen luz verde para reprimir al Tíbet con permiso de la ONU. La formula de contrarrevolución permanente desde Washington absorbió definitivamente a las dos cunas ideológicas del comunismo, con las cuales de cierta manera los latinos nos identificábamos.

Esa es la pauta que, de ahora en adelante, en las revoluciones Sudamericanas determinan nuestra tarea política, el bolivarianismo, ya no en manos de los partidos comunistas, y todavía no de los socialistas, mientras no se reestructuren con las masas. En ese momento, no necesitaremos de organismos como la OEA y enfrentaremos de mejor manera a los EEUU.

Permitir que la OEA medie en los conflictos en donde esta envuelta Venezuela y Ecuador, o cualquier otro país en proceso revolucionario, seria avalar que este organismo nos coloque en un callejón sin salida política como hace con Zelaya.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2904 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: