Ni los hipopótamos se salvan del plan Colombia

Allá, a finales de los años 80, el narco Pablo Escobar adquirió la hacienda Nápoles y entre otros la habito con animales traídos de África. Llegaron: jirafas, leones, hienas, rinocerontes y 2 hipopótamos, estos últimos con el tiempo tuvieron una cría que hicieron de los alrededores de Puerto el Triunfo su hábitat, procrearon y se acoplaron a un medio diferente, con atractivo científico para biólogos y conservacionistas, pero no, se impuso la estupidez de RCN y del ministerio del ambiente colombianos.

Pepe, el hipopótamo cuidaba de su terreno y junto a su familia pastaba en los terrenos de los vecinos, animales de 4 toneladas comían en proporción a su tamaño por aquí y por allá despertando las protestas de los vecinos de Puerto el Triunfo quienes los alejaban, supongo, tirándoles de todo, esto provocaba la reacción de Pepe quien los amenazaba con su fiereza protegiendo a su mujer embarazada. Cuando nació el vástago, colmo la paciencia de los vecinos, quienes por muchos años aguantaron la glotonería de la pareja ¡pero tres era el colmo! Acudieron al ministerio del ambiente.

Los funcionarios sin juicio alguno condenaron a la familia, la sentencia, la muerte, las causas todas probables: Podían atacar a los niños, al ganado, arrasar con las casas y los pastizales, pintaron el fin del mundo para Puerto el Triunfo. El veredicto final, el fusilamiento de toda la familia de Pepe a cargo del glorioso ejercito del plan Colombia.

Para el efecto, un pelotón de fuerzas animales entrenados con los marines de EEUU debía: localizar, planificar y asesinar a Pepe, pareja feliz hasta el momento, más aun cuando nació Pepito amparado por la seguridad democrática del gobierno de su presidente Uribe, quien ya le tenía reservado el pelotón de fusilamiento, a toda costa debían evitar que creciera y luego ya grandote se vengara de los asesinos de su padres. Eso, es lo que dio a entender RCN cuando los relaciono con Pablo Escobar, culpable por haberlos traído, luego abandonado, y un sinfín de tonterías más; medio de comunicación encargado de preparar a la opinión pública del nuevo proyecto exterminador del plan Colombia.

RCN, días atrás puso al aire un espacio donde relacionaba a la familia de Pepe con los despropósitos del narcotraficante Pablo Escobar muerto por el bloque de búsqueda en el año 1993, desde ese momento la hacienda fue desmantelada y los animales ampliaron su espacio, nadie sabe que paso con los otros vecinos que llegaron con los hipopótamos. Lo cierto es que, RCN en un espacio de más de 10 minutos, torpemente intento justificar la decisión del ministerio del ambiente, matar a los hipopótamos aduciendo la más torpe y vil de las excusas ocurridas a un tecnócrata: que el traslado por su peso era muy difícil y “costoso”. Lo más fácil, matarlos, punto, no se hable más.

Ante la reacción de los colombianos y gente del mundo por esa barbarie sin justificación pararon la sentencia de asesinar a la hembra y a la cría. Lo triste de este episodio, lamentable para quienes ejecutaron el crimen y para quienes ordenaron es, la foto, foto para el recuerdo: en ella aparecen el pelotón de ejecución y Pepe tirado en el suelo con innumerables disparos en toda la región de su cabeza. Que lamentable actitud de la comandancia de las fuerzas armadas de Colombia. La foto… me hizo recordar a los prisioneros iraquíes torturados por fuerzas estadounidenses, burlándose, cuando los humillaban y en las fotos salían riéndose, digan whisky, para la foto del recuerdo…

Cultura discriminatoria, asesina, pasada de base en base militar por sus entrenadores, las fuerzas militares de los EEUU, lo que cuenta es el exterminio.

El control intencional por el bien de los demás llega a ser más poderoso cuando es ejercido por un medio de comunicación, quienes tienen a su cargo formas más poderosas par discernir o influir en la opinión pública sobre lo bueno de lo malo, se transforma en ilegal y legal y sus resultados especifican la conducta profesional de los periodistas, editores, para una sanción moral.

Cuando un medio de comunicación y un ministerio inducen a la gente a comportarse en bien de los demás o por los demás, su actitud profesional es ética. Lo que RCN hizo ni siquiera es una acción práctica en contra o a favor de la población, simplemente afecto a los hipopótamos reluciendo la actitud de su dueño desaparecido dieciséis años atrás. Tamaña ridiculez.

Solucionar el problema, si es que era un problema la vida de una familia de hipopótamos, incitando la historia de Pablo Escobar odiado por unos y queridos por otros, pretendiendo justificar la matanza de los hipopótamos resaltando sus cualidades físicas sin considerar su reproducción, sin ningún tipo de asistencia y lo que eso significa para el país científicamente es, una tamaña estupidez del medio y del ministerio de ambiente.

Completa falta de ética periodística y moral por la vida de todos quienes participaron de una y otra manera en la muerte de Pepe.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5241 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: