Factoring petrolero. Ni de cerca con el intercambio petrolero

La venta anticipada de petróleo o factoring petrolero es una propuesta exclusivamente económica, supone la obligación por parte del estado de aumentar la producción de crudo, ya que los ingresos de la producción actual, están ya destinados al presupuesto. Este modelo, contempla serios aspectos ambientales y sociales.

La venta anticipada de petróleo, requiere de mayores cantidades de crudo, impone la necesidad de aumentar la producción, incorporando nuevos territorios con recursos naturales a la necesidad económica-energética con degradación ambiental. El incremento de la extracción de petróleo, implica la producción de más desechos, pues con el crudo viene, agua de formación, gas y sedimentos, a más de la emisión de gases de efecto invernadero en el proceso de refinación. La venta anticipada de un recurso estratégico no renovable y de alto costo ambiental; es un tremendo problema para las generaciones futuras que heredaran los impactos de los ritmos actuales de extracción de crudo, mismo caso, para el intercambio petrolero, pero con otro fin.

La generación de divisas es de interés de todos, más aun con la crisis, es una loca carrera de sálvese quien pueda. Aun cuando el factoring, beneficie a los mismos países industrializados causantes de la crisis financiera-social y ambiental. En la venta anticipada de petróleo, existen dos intereses comunes en contradicción:

- Las renovadas normas revolucionarias de Venezuela que promueven el intercambio energético, haciendo prevalecer el interés común por las sociedades más frágiles requieren de mercados capitalistas.

- No frenamos la expansión de la frontera sobre combustibles fósiles. Paramos, en nuestros propios países la exploración a energías limpias sobre los ecosistemas locales y el clima global.

El intercambio energético, es un endeudamiento interno, pero también es un endeudamiento extremo. Nos contradecimos en nuestra metodología ideológica para el siguiente y largo tirón socialista que ha de plantearse en la próxima cumbre de las Américas. Próxima cumbre de presidentes que deben superar la impresión revolucionaria, sugiriendo la metodología de la política exterior de Venezuela, que ha requerido a lo largo y ancho del mundo, contactos socialistas de nuestra parte. Los últimos, con Japón y China, acuerdos de intercambio tecnológico, industrial y económico, por petróleo, aun cuando ellos no practican el socialismo. El petróleo, su mercado, requiere programas de intercambio más libres, encaminados a fomentar otra conducta comercial en libertad, para establecer una nueva cultura en el desarrollo de los pueblos. Política exterior practicada por el presidente Chávez, de la mano de su apremiante necesidad por producir la mujer y hombre nuevo, porque la persona nueva socialista, esta hecho de acuerdo con las especificaciones que requiere el mundo para superar la crisis de época.

Intercambio energético que abarca mucho más que obras y desarrollo. Impone formas de intercambio que tienen un claro interés humano. Las giras realizadas por Chávez y Obama, sustentan puntos de vista fundamentalmente diferentes sobre la persona y la sociedad, que tienen, cada uno a su manera materias que tratar concernientes a todos los hombres y mujeres y a todas las sociedades. Metidos en una competencia fatal para el futuro humano y no solo por la crisis.

Al estimar el valor del intercambio petrolero con el factoring petrolero, es algo como una carta magna mundial con las naciones más poderosas del mundo. Nueva etapa, preliminar, para meter el pie en la puerta. Puerta que Bush serró por dentro y que Obama quiere abrir parcialmente, para seguir regulando la anchura del resquicio, pero que Chávez empuja, para que el G20 tome conciencia, que hay un mundo que vive, se mueve y que necesita un cambio de sistema utilizando el mayor recurso que necesita la humanidad, pero, que urgentemente necesita ser humanizado para parar los programados consumo de energía, basados en la cultura capitalista selectiva, consumista y derrochadora.

El intercambio energético, practica un lenguaje amistoso, dejando ver su mejor aspecto. Actitud venezolana hacia la verdadera coexistencia y hacia los programas de intercambio en particular. Se impone como alternativa al libre mercado. Venezuela decidió hacer frente a este peligro, tomando la iniciativa de exponer su faja del Orinoco, 1 billón 300 mil millones de barriles de petróleo a intercambios seleccionados. Es lo que Chávez dice: Ofrecemos nuestro petróleo a quien lo necesite, sin política, es decir, sin nada de contenido prohibido que afecte al ser humano y a sus sociedades. Sin preguntar sobre su ideología o sobre sus gobiernos. Y, solo hay una regla: Respeto y amistad. Tomen el petróleo, nosotros tomaremos lo que nos haga falta de común acuerdo, para beneficio de nuestros pueblos.

Nuestras negociaciones están lejos de ser ingenuas como Estados Unidos espera persistentemente que sean. El hecho, que Obama haya intentado conseguir en Londres, Estrasburgo y Turquía, apoyo a la nueva amistad capitalista, con la persistente presión del G7, imponiendo un sustituto neoliberal al sistema capitalista para enfrentar la crisis, los desnuda como eternos dependientes del petróleo. Recurso ubicado en naciones con economías emergentes o en vías de desarrollo, los obliga, guiados por su necesidad, ha tomar decisiones al margen de los conceptos arcaicos e hipócritas del capitalismo.

Es lo que recomienda, el intercambio energético para un mundo mejor. Ya Obama, tiene la excusa perfecta, culpar a China, y a la India, del incremento de energía, cuando los norteamericanos consumen más de 20 millones de barriles de petróleo por día y solo producen 5, de los 84 millones de barriles, comercializados diariamente. China, con una tremenda sed de crudo, esta consumiendo entre los 7 y 9 millones de barriles diarios y produce menos de 4. India, entre 3 y 4 millones de barriles diarios. ¿Quién es el verdadero causante de un consumo ineficiente? El oleoducto entre China y Rusia que abastecerá 7% de la demanda de los chinos, su potencial económico y su proyección como potencia, es la principal preocupación de Estados Unidos, que debe destruir en los próximos 4 años. La excusa Afganistán, Pakistán y sus 500 terroristas.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5913 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: