Vientos de cambio en Latinoamérica

Venezuela despeja el camino abierto y enrumbado por Cuba hace 50 años. Desde hace 10 años, con el ejemplo de la Revolución Bolivariana y con el empuje de Evo Morales en Bolivia y de Rafael Correa en Ecuador, un ventarrón de luchas sociales y políticas levanta abruptamente los pueblos indígenas y los sectores que secularmente han estado excluidos y marginados de sus derechos humanos en esta parte del mundo. Venezuela, Bolivia, Ecuador y, en menor medida, Nicaragua, Guatemala, Paraguay y ahora, muy recientemente, El Salvador, haciendo uso de la práctica iniciada por Venezuela en 1999, han incorporado los sectores de menores recursos en las deliberaciones del Estado. Venezuela, Bolivia y Ecuador han aprobado, por vía referendaria, nuevas constituciones que reivindican los derechos de los humildes.

Uno de los más importantes hechos políticos de esta América mestiza es la reciente visita de una importante delegación política de Estados Unidos que se encuentra actualmente en Cuba. Se trata del Caucus Negro Congresional (CBC) que, en la práctica, ha funcionado como parte del ala más progresista del Partido Demócrata. Son siete congresistas afrodescendientes de los 42 que integran el Congreso de Estados Unidos en este momento. Miembros de esta organización (Caucus) fueron los primeros en recibir, de parte de Fidel Castro, la disposición de Cuba para asignar un número de becas a jóvenes estadounidenses de bajos ingresos, con el propósito de estudiar Medicina en la isla, seleccionados por el Caucus Negro Congresional. Igual proposición hizo el máximo líder de la revolución cubana a la ONG Pastores por la Paz, presidida por el Reverendo Lucius Walker, quien envió los primeros estudiantes a la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM). Muchas otras acciones a favor de Cuba y de otros países han realizado estas organizaciones estadounidenses.

Como dice Fidel Castro: “Nuestra Patria demuestra que un pequeño país del Tercer Mundo, hostigado, agredido y bloqueado durante decenas de años, puede llevar con dignidad su pobreza. Muchos ciudadanos de la nación más rica del mundo no reciben el mismo tratamiento, y gran parte de ellos ni siquiera vota; el ejercicio de ese derecho, sin embargo, lo ejerce bastante más del 90% de nuestra población, que sabe leer y escribir y es portadora de un estándar no desdeñable de cultura y conocimientos políticos”.

Uno de los representantes de la delegación explicó el importante significado que representa Obama para Estados Unidos y la necesidad de reelegirse. El Presidente se considera a sí mismo un líder político que debe gobernar para todos los sectores sociales del país, explicó. No obstante, manifestó su certeza de que Obama cambiará la política hacia Cuba, pero Cuba debía ayudarlo también.

Sin embargo, la reciente decisión del jefe de la Casa Blanca, de convenir con sus aliados de la UE en incrementar las fuerzas militares de ocupación en Afganistán, no presagian cambios en la política exterior de EE.UU., por lo que no hay que hacerse ilusiones respecto de las relaciones futuras con América Latina, también franco proveedor de commodities para los países del Norte.

No es Cuba el único país que espera un cambio en la política integral del gobierno estadounidense. En la práctica, más de 20 países esperan un cambio favorable en el tratamiento agresivo de la Casa Blanca, y que de una vez por todas cese el hostigamiento que, a través de organismos de inteligencia del Departamento de Estado, promueve acciones desestabilizadoras en América Latina.

Los vientos de cambio se manifiestan también en las decisiones que están tomando los tribunales de justicia de estos países. La reciente condena de tres comisarios de la Policía Metropolitana, más siete agentes de ese cuerpo, por parte del sistema judicial venezolano, por los crímenes cometidos durante el Golpe de Estado de abril de 2002, algunos a la máxima pena de 30 años; la sentencia a 25 años de presidio contra el ex - presidente de Perú, Alberto Fujimori, como autor intelectual de numerosos asesinatos a civiles; los juicios a los militares culpables de asesinatos y desapariciones en Argentina, durante la oprobiosa dictadura militar de 1976 a 1982; las recientes sentencias en Chile por crímenes similares durante el régimen pinochetista; el curso que han tomado algunas decisiones judiciales en Ecuador, Perú y Colombia, son muestras evidentes de que una cruzada renovadora está despertando en América Latina.

Otros hechos muestran la contundencia de los cambios. La reciente decisión tomada en diciembre de 2008, en Río de Janeiro, durante la cumbre de UNASUR, en la que hubo también algunos desencuentros, se abordaron cuestiones más relacionadas con la cooperación regional. Entre las principales decisiones figuró la creación del Consejo de Defensa Suramericano, como “instancia de consulta, cooperación y coordinación” en esta materia, que estará constituido por los ministros de Defensa o carteras similares de cada Estado miembro.

Como asevera Ignacio Ramonet: “Cuando en el resto del mundo, y muy particularmente en Europa, las izquierdas, alejadas de las clases populares y comprometidas con el modelo neoliberal, causante de la crisis actual, parecen agotadas y desprovistas de ideas, en Suramérica, estimuladas por la poderosa energía del movimiento social, los nuevos socialistas del siglo XXI desbordan de creatividad política y social. Estamos asistiendo a un renacimiento, a una verdadera refundación de ese continente y al acto final de su emancipación, iniciada hace dos siglos por Simón Bolívar y los Libertadores”.

La puesta en marcha de Telesur, del Banco del Sur, el gigantesco paso de avance que significa la creación de Unasur, los recientes acuerdos de Mercosur, donde se allanan algunas de las dificultades de la doble tributación, los acuerdos recientes –en bloque- con la Unión Europea, y el empeño persistente por concretar los términos de la integración latinoamericana, permiten avizorar nuevos horizontes que serán tema de otra entrega.

Profesor - cepo39@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1382 veces.



César Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a75924.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO