¡El golpe de Estado en Chile, después de 35 años relatado por dos sobrevivientes bolivarianos!

Eran las 7:00am del fatídico día 11 de septiembre de 1973, cuando llegamos a nuestros lugares de trabajo, Carlos trabajaba en el Banco Central, y quién suscribe en el Ministerio de Economía, conformábamos un triangulo con la Moneda.

Entre Carlos y yo se inicia el siguiente diálogo por el hilo telefónico:
Carlos: aló, Miguel Ángel
Miguel Ángel: dime Carlos,”nos cagaron los milicos”
Carlos: sí, se tomaron Valparaíso los marinos y casi todo el país los milicos, y los pacos traidores se plegaron al golpe, el chicho Allende viene camino a la Moneda, me comuniqué con un compañero del GAP, y me dijo que esperáramos instrucciones
Miguel Ángel: trataré de comunicarme con algún compañero del cordón Cerrillo (zona Industrial), con compañeros de Madeco (empresa de Santiago que manufacturaban el cobre), y con compañeros de Sumar (empresa textilera), quienes presuntamente estaban preparados para afrontar esta eventualidad
Carlos: OK. Miguel Ángel, ten cuidado si cargas la pistola y no hay nada que hacer que desaparezca, andas en la Citroneta? (vehículo del Ministerio)
Miguel Ángel: sí, la voy a dejar en el estacionamiento del sótano, cualquier cosa que pase o sepa te aviso.

A las 8:15am, se cortó la comunicación, quedamos completamente aislados, una compañera del Ministerio tenía una radio a pilas y logramos sintonizar radio Corporación, escuchamos al compañero mártir Salvador Allende que nos pedía calma, el ruido de las balas y las bombas de los aviones asesinos piloteados por los esbirros del demente, genocida de Pinochet y serviles del imperio pasaban rasantes por los edificios, la columna de tanques las divisábamos por los ventanales del Ministerio, la construcción del socialismo que se estaba enraizando en Chile , se desvanecía, el compañero Allende atrincherado en Palacio con un grupo de patriotas defendiendo con su sangre el gobierno legalmente constituido, y nosotros sin poder hacer absolutamente nada, cualquier cosa era un suicidio.

Tumban la señal de radio Corporación logramos sintonizar radio Magallanes, último bastión comunicacional de Allende, con angustia y desesperación esperábamos instrucciones del compañero Presidente, las conjeturas abundaban a caudales, que el Regimiento tal o cuál se rebeló contra Pinochet y apoyaban al Presidente, que un fuerte contingente de los pacos (carabineros) estaba con Allende, que los compañeros del Cordón Industrial Cerrillos, se habían tomado los retenes (Comisarías) de los pacos, que el MIR tenía varias zonas de Santiago bajo control……….todo se fue en solo hipótesis.

El pueblo estaba indefenso, Allende nunca quiso armarnos, él siempre confió en su capacidad persuasiva y que podría convencer a los fascistas, el compañero mártir se equivocó.
Jamás olvidaremos el último discurso de Allende, por radio Magallanes que dirige a todo el pueblo chileno, con una asombrosa serenidad, con un temple de acero, con un amor infinito por su pueblo, sería un innoble de no plasmar una parte de su discurso:

“Trabajadores de mi patria: Tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo, donde la traición, pretende imponerse. Sigan ustedes, sabiendo, que mucho más temprano que tarde, de nuevo, abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.”

Eran las 11:00am., cuando logré salir del Ministerio, antes de llegar a mi hogar fueron ocho veces que me detuvieron y me registraron, gracias a mi fisonomía de cara de niño en aquella época, me salvé de ir preso o fusilado, situación que observé cruzando el río Mapocho, cadáveres de compañeros en interiores flotando en las oscuras y turbias aguas.
Antes de llegar a casa, mi madre había soportado la visita de los pacos y su respectivo allanamiento, en busca de material marxista y armamento, Carlos mi hermano quedó encerrado en el Banco Central por tres días, creemos que gracias a Cristo revolucionario escapó y salvó su vida. Desde ese momento pasamos a la clandestinidad por dos años, para luego llegar a esta tierra bendita VENEZUELA y conseguir lo que no logramos en el Chile de Allende, que es el socialismo que él predicó y que nuestro líder el compañero comandante y Presidente Chávez divulga.

¡EL COMPAÑERO MÁRTIR SALVADOR ALLENDE ESTÁ VIVO, AHORA Y SIEMPRE¡



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3255 veces.



Miguel Ángel Maregatti


Visite el perfil de Miguel Angel Maregatti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: