Titi Wayra, dirigente indígena Aymara del movimiento generacional Twantisuyo

“No vamos a permitir un golpe de Estado en Bolivia”

Despojarse del ego y retomar las raíces de nuestras culturas milenarias para ser radicales, es el mejor antídoto contra el modelo alienante y depredador que plantea el capitalismo global y los agentes imperiales. Para éste luchador indigenista se impone –cuanto antes- un proceso de descolonización. La ABES (novel organización alternativa de economistas y profesionales) se alinea del lado de los pueblos originarios y ratifica su compromiso de promover este debate en la subregión

Daniel Córdova Zerpa

Cualquiera que escuche alguna de las ponencias de Titi Wayra, dirigente indígena Aymara del movimiento generacional Twantisuyo de jóvenes y pueblos originarios, pudiera pensar que se trata de un líder demasiado ingenuo, con una propuesta utópica en extremo, rayana en lo que se conoce vulgarmente como el “comeflorismo”.

Sin embargo, si somos capaces de hacer a un lado –aunque sea por unos instantes- todos los prejuicios que anidan en nuestras mentes, producto del bombardeo alienante y sistemático de los medios de comunicación y su modelo capitalista de consumismo excesivo, bien pronto nos daremos cuenta de que el mensaje subyacente en la propuesta de Wayra no sólo encierra una sabiduría milenaria, sino que es precisamente parte de la solución a las grandes amenazas que se ciernen sobre la humanidad.

En un mundo, donde diversos organismos internacionales vaticinan crisis de hambruna y daños ecológicos de pronósticos reservados; donde cada hora mueren más de 1.200 niños diariamente; donde más de 4.000 mil millones de seres humanos están condenados a la pobreza, la miseria y el desplazamiento por diversas causas, es evidente que las cosas no están marchando bien y se requieren cambios drásticos.

Con la humildad característica de quien ha alcanzado la sabiduría suficiente para respetar a la “Pacha Mama” o madre naturaleza, este líder indigenista realiza un planteamiento sencillo, que encierra a su vez una gran complejidad: “No creas que porque comes mayonesa todos los días vives bien (…).Nosotros creemos fundamentalmente que el efecto y el objetivo fundamental es descolonizar, para lograr eso hay que descolonizarse también económicamente”.

No permitirán golpe de Estado en Bolivia

Este activista indígena también tiene plena conciencia del trance tan difícil por el que atraviesa su país de origen. En momentos en que arrecian los experimentos por desmembrar a Bolivia y crear una suerte de Estado-tapón contra el proceso de integración que impulsan los gobiernos progresistas, Wayra no titubea al señalar que los pueblos originarios no aceptarán una nueva agresión imperial.

“No vamos a permitir un golpe de Estado en mi país. La respuesta desde esta inteligencia y sabiduría es que no lo vamos a permitir, que nuestro hermano Morales (Evo) es el primer presidente indígena de Bolivia y de todo el mundo; que él (Evo) representa en esencia a los sectores que siempre han sido marginados y excluidos. Nosotros, estamos prestos a defender a nuestro presidente, nuestro territorio y todo lo que son nuestras raíces, pero siempre con un trabajo de descolonización”.

Wayra quien también es representante de la Región Jach’ Apacajes, del departamento de la Paz (Bolivia), añade que en ese proceso de descolonización es fundamental despojarse del ego y el egoísmo capitalista, para poder avanzar hacia una fase de liberación, que permita echar las bases de un mundo modelo sin exclusión, miseria, masacres y exterminios.

“Este es un trabajo que va a la par con cada uno de nosotros. Entendiendo que es comunidad, entiendo que es socializar, entendiendo que es construir y deponer actitudes y fundamentalmente dejar el ego. A partir de que dejas el individualismo, haz atacado el principal aparato que tiene el imperialismo que es el ego, el individuo. Cuando tú no te ves como individuo, sino como colectividad, como comunidad ya haz avanzado y estas avanzando, socavando y destruyendo las bases de este neoliberalismo y de este capitalismo”, explica.

Este proceso de liberación o descolonización tiene a su vez dos ejes fundamentales: 1) Identidad y 2) Economía. Con respecto al primer concepto, Wayra explica lo siguiente: “Es saber quién eres, de dónde vienes, cómo caminas y hacia donde vas, pero eso tiene que estar basado desde la memoria más ancestral que tú puedas recordar y eso será la garantía para chupar desde tu raíz, eso es volver a tu raíz, ser radical es volver a la raíz, la raíz esta conectada con la tierra”.

Ése conocimiento aporta las herramientas necesarias para iniciar el cambio en la otra dimensión la cual es igualmente importante. “Saber quién eres te da el fundamento para avanzar en la Economía. Tú con esa sabiduría puedes llenar tu propia economía, tu propia soberanía alimentaria; alimentarte bien, vivir bien y eso condiciona tu avance bajo una educación para la vida que sea multifacética, no solamente unilateral sino multilateral. Independientemente de que seas astrónomo, médico, doctor o ingeniero, puedes diversificar tu conocimiento y entender todos los momentos universales que existen en nuestra madre tierra y en el mundo, para constituir todo lo que es la geopolítica, esa geopolítica de integración en nuestros pueblos, hacia el socialismo del siglo XXI, hacia el socialismo indo-americano”.

Congreso en Venezuela

Esta prédica desarrollada por Wayra y todos los hermanos que hacen vida en el movimiento Twantisuyo tendrá un momento estelar de debate durante la semana comprendida entre el 18 y el 24 de julio. En esa fecha se celebrará el 6° encuentro continental de jóvenes y pueblos originarios del movimiento Twantisuyo, en el estado Zulia (Venezuela).

A ese evento se espera que asistan 2 mil 500 activistas indígenas de Norte, Centro y Sur América, así como Europa, Asia y África. De acuerdo con lo declarado por Wayra en esas jornadas se constituirán documentos geopolíticos para la integración del Sur, para la integración de América y del mundo a partir de las visiones indígenas, como una posibilidad para el pueblo hipercultural.

Este es el 6to encuentro de este tipo, e implica un importante avance geopolítico. Wayra recuerda que la iniciativa comenzó en 2003 en el Cuzco, y de ahí se ha extendido a Bolivia, Ecuador, Colombia y ahora Venezuela. Más adelante hay planes de realizar este encuentro también en Panamá, Guatemala, México, Estados Unidos y Canadá llevando un mensaje de conciencia y descolonización continental.

Preguntas y respuestas breves

- La tarea es difícil ciertamente, porque no es fácil cambiar la conciencia y la mentalidad de la gente que se ha criado bajo paradigmas occidentales de consumo ¿Cómo ves el panorama, teniendo en cuenta lo que esta pasando en Bolivia y la resistencia tan grande que existe a este tipo de movimientos reivindicativos?

- Nuestros abuelos y bisabuelos nos han hablado del Pachakuti, que es el retorno de los tiempos y el hermano presidente Hugo Chávez esta liderando el proceso revolucionario aquí en Venezuela. Es producto también de ese movimiento cósmico, que el hermano Correa (Rafael presidente de Ecuador) este ahí; que nuestro hermano Evo Morales este ahí, que Lugo (Fernando recién electo presidente del Paraguay) esté ahí. Todos ellos son producto de esos procesos de cambio. Obviamente, que el cambio no va a ser de la noche a la mañana, porque es un proceso de 516 años que esta como encubierto. Esa raíz, esa fuente ha sido encubierta por mentiras, que ahora son verdades y ahora nosotros tenemos que ser radicales, o sea que nuestra raíz pueda perforar todos esos extractos de mentira y llegar a esa fuente primigenia. Ese es un trabajo interno, externo, de afuera hacia adentro y de adentro hacia fuera. Pero es un trabajo que a la par va contigo y con los demás.

- ¿Hay razones para ser optimista?

- Claro que las hay. Por eso esta Chávez, por eso esta Evo, por eso esta Correa y por eso estamos nosotros, estamos libres, estamos con vida, podemos opinar, recrear, sentir, llorar. Todo eso con inteligencia y sabiduría. Eso sí debe ser un trabajo cotidiano, a cada instante, a cada momento, hasta que logremos nuestra verdadera emancipación e independencia de nuestros pueblos, de nuestras naciones y de nosotros mismos.

++++++++++++++++

La Abes expresa su respaldo absoluto

Estas declaraciones de Titi Wayra fueron obtenidas en el marco de su participación como ponente en el evento “Latinoamérica: Zona en Construcción, Zona en Revolución”, el cual fue organizado por FUNDAYACUCHO el pasado jueves 08 de mayo. En ese evento participaron también como ponentes Luís Damiani, vicerrector de la Universidad Bolivariana de Venezuela; Claudio Lara, director del Magíster en Economía de la Escuela Latinoamericana de Estudios de Post Grado de la Universidad de Arte y Ciencias Sociales de Chile; Joel Cazal, director de la revista Koeyú Latinoamericano; Jorge Arreaza, presidente de FUNDAYACUCHO y Jesús Faría, Viceministro de Seguridad Social del Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y Coordinador General de la Asociación Bolivariana de Economistas Socialistas (Abes).

Como representante de la Abes, Faría destacó el compromiso de esa novel institución con la propuesta de integración y rescate de los pueblos originarios y sus tradiciones. “Hay que hacer un esfuerzo muy importante porque son pueblos excluidos, porque son pueblos que no gozan de los derechos, los beneficios y las posibilidades para su desarrollo integral. En este nuevo contexto tenemos que hacer un esfuerzo muy importante para tenderles puentes y reincorporarlos no como una dádiva, sino como una forma para nosotros también nutrirnos de ellos, pues venimos de esas raíces. De tal manera que para los revolucionarios ese es un elemento indispensable que no podemos dejar de lado. No podemos ser revolucionarios, dejando a un lado, descuidando la necesidad de que nuestras raíces sean retomadas como parte de la estrategia que se proyecta”.

Faria agregó la organización gremial que representa tendrá una misión muy particular en esta lucha. “La Abes deberá crear condiciones para que la sociedad comprenda que la economía, que la sociedad no se puede construir sobre la base del egoísmo, sobre la base de la explotación, sobre la base de la exclusión de los pueblos indígenas, sino que éstos pueden ser integrados en función de cumplir con una meta y un compromiso histórico y también de nutrir al pueblo venezolano. Es mucho lo que nosotros podemos comprender y emprender exitosamente con la participación de los pueblos, por ello en la Abes vamos a organizar y apoyar muchos foros de este tipo”, completó.

dcordovaster@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2848 veces.



Daniel Córdova Zerpa


Visite el perfil de Daniel Córdova Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Daniel Córdova Zerpa

Daniel Córdova Zerpa

Más artículos de este autor