Los cazarecompensas y el estado delincuente

En el viejo Oeste de los EE. UU. era muy común el pago de recompensas por la captura o muerte de delincuentes buscados por la Ley. Esta práctica trajo el surgimiento de los “caza recompensas”, que pueden definirse como delincuentes y asesinos “buenos” que salían a capturar a delincuentes y asesinos “malos”. La definición se ajusta perfectamente a la doble moral que distingue a la sociedad. Esta práctica oprobiosa ha sido adoptada por el gobierno colombiano. Ofrece recompensas por todo y para todo delito y esto lo convierte en “Estado delincuente” incapaz de administrar la justicia entre sus propios nacionales, como es el caso de las extradiciones; o como en el caso del ataque aleve contra la soberanía del Ecuador.

Los organismos de derechos humanos de Colombia identifican estas prácticas como “falsos positivos”. Las Fuerzas Armadas asesinan civiles, normalmente campesinos o jóvenes, y los identifican ante el gobierno como guerrilleros. La práctica es el resultado de la intensa presión por parte de Estados Unidos, financista de la guerra contra las FARC. Cuanto más muertos, más seguro el financiamiento gringo. Iván Cepeda, presidente del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) dijo al periódico Critica de Argentina: “Hay una cultura de ejecuciones extrajudiciales, ya sea para cobrar recompensas o para mostrar resultados. Lo que ha sucedido ahora es que con la política de Seguridad Democrática impulsada por Uribe, los “falsos positivos” se han incrementado peligrosamente”.

“Las recompensas que ofrece el Estado a informantes para detener guerrilleros, se constituyeron en incentivo para denunciar a cualquiera, acusándolo de ser rebelde, sea correcta o falsa la información”, dijo el abogado Ramiro Orjuela, representante de víctimas de “falsos positivos”. El senador Gustavo Petro, del opositor Polo Democrático, aseguró que en los dos últimos años “se han presentado más de cinco mil detenciones arbitrarias por pago de informantes y han sido asesinadas alrededor de 200 personas”. La operación es simple: falsos testigos en complicidad con el ejército cobran por identificar a falsos guerrilleros que son ejecutados en falsos enfrentamientos. La recompensa se reparte entre todos.

'The Washington Post' denunció el aumento de campesinos asesinados por el Ejército y los hace pasar como miembros de la guerrilla. "bajo la presión de los comandantes militares que exigen muertes en combate... el Ejército incapaz de enfrentar a la guerrilla, asesina cada vez más a campesinos ajenos a la guerrilla".

En Colombia existe un Estado delincuente que extradita sus nacionales, paga recompensas, viola la soberanía de un país vecino y amigo: el Ecuador, y mantiene secuestrados a los civiles retenidos por la guerrilla, por cuanto no permite el intercambio humanitario propuesto por las FARC desde hace seis años, facilitado por el presidente Chávez, reclamado por el presidente Sarkozy, y acompañado por los países cuyos embajadores viajaron a Villavicencio, gestiones que se frustraron por el asesinato del comandante Raúl Reyes. Ante tantas gestiones fallidas, es Uribe el que mantiene los secuestros y no las FARC que demuestran buena voluntad. Con el asesinato de Raúl Reyes, Uribe ha condenado a la postergación a los retenidos.

leonmoraria@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3745 veces.



León Moraria

Nativo de Bailadores, Mérida, Venezuela (1936). Ha participado en la lucha social en sus diversas formas: Pionero en la transformación agrícola del Valle de Bailadores y en el rechazo a la explotación minera. Participó en la Guerrilla de La Azulita. Fundó y mantuvo durante trece años el periódico gremialista Rescate. Como secretario ejecutivo de FECCAVEN, organizó la movilización nacional de caficultores que culminó en el estallido social conocido como el ?caracazo?. Periodista de opinión en la prensa regional y nacional. Autor entre otros libros: Estatuas de la infamia, El Fantasma del Valle, Camonina, Creencia y Barbarie, EL TRIANGULO NEGRO, La Revolución Villorra, los poemarios Chao Tierra y Golongías. Librepensador y materialista de formación marxista.

 leonmoraria@gmail.com

Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



León Moraria

León Moraria

Más artículos de este autor