Es la hora de interesarse en de las relaciones de Venezuela y ALBA con Guatemala

Guatemala es un bello país al que debo reconocimiento porque me acogió muy bien cuando en el año 1992 , me refugié allí , para escapar de la persecución laboral y sabotajes profesionales de los que era objeto por parte del grupo de cómplices de Carlos André Perez y la Banda del Banco Latino. Una Banda de delincuentes que usó al Banco Latino para un tipo de estafa financiera conocida como Pirámide Ponzi que cuando explotó en Venezuela dejó una deuda equivalente a 8 millardos de dólares más o menos igual al presupuesto nacional del 1994 del segundo gobierno inversores equivalente a 8 millardos de dólares( equivalente al presupuesto nacional ) el gobierno de Rafael Caldera. Por miedo o por comodidad este gobierno no encarceló a nadie y decidió emitir en moneda nacional (bolívares ) el equivalente y ponerlo en circulación dándolo inmediatamente a los ahorristas . Es que de los tantos incompetentes que hubo en aquella secuencia de gobiernos corruptos e incompetentes alguno pensó Algún prestigioso burro de ese gobierno pensó que duplicando el circulante del presupuesto no iba a pasar nada. El bolívar cayó a 100 /US$ y el valor de todos los ahorros se volatiliza. Yo denuncié lo que veía venir y por eso tuve que irme

A Guatemala llegué con contratos como profesor de Maestría en el área de las Relaciones Internacionales en las dos principales universidades del país; Universidad Rafael Landivar y la Universidad Francisco Marroquín.

En aquella época comenzaron las negociaciones de Estados Unidos con México para que con la etiqueta de Libre comercio se lo sometiera a un régimen de comercio subalterno del tipo neocolonial.

De aquellas negociaciones (dictado) salió la matriz de acuerdo muy desigual, conocida como NAFTA o TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte ) matriz de lo que luego se quiso imponer a nivel hemisférico como el ALCA

Como yo era uno de los raros docentes especialistas en relaciones económicas internacionales la Cámara Empresarial de Guatemala me encomendó la elaboración de un curso sobre los distintos temas que se negocian en los acuerdos de comercio internacional para entrenar a los futuros negociadores de Guatemala.

El curso comenzó a darse el 4 de enero de 1995; justo en el momento en que se inaugura como institución la recién creada Organización Mundial del Comercio. El año siguiente, 1996, repetimos el curso en Antigua, esta vez extendido a todos los funcionarios norteamericanos encargados de negociar las propuestas de Estados en sus iniciativas regionales de neocolonialismo como también aquellas presentadas en el ámbito multilateral de la OMC. Estados Unidos engaña sobre su versión neo colonial de libre comercio. Esas propuestas de apertura no otorgan casi acceso al mercado norteamericano pero a cambio de nada obligan a sus socios a prolongar los monopolios sobre la producción que otorgan patentes farmacéuticas y de agroquímicos. Lo primero encarece la Salud Pública y lo segundo encarece la producción agrícola

Todo eso , tal como proclamaban los agentes norteamericanos en América Central para el privilegio de obtener libre acceso de sus productos y servicios al que decían que era el Mayor Mercado del Mundo.

La realidad era bien otra; la apertura sobre prestación de servicios era nula; porque en Estados Unidos la prestación de servicios está bajo la jurisdicción de los Estados miembros y los acuerdos de libre comercio están firmados por el Gobierno Federal y sólo tienen efecto en cuanto al Distrito de Columbia (Washington DC y Puerto Rico y sus otras colonias arancelarias

El momento es propicio para revertir esa situación y denunciar esos tratados neocoloniales con Estados Unidos.

Hay nuevas realidades para América Central. Estados Unidos ya no es el mayor mercado del mundo; ahora el mayor mercado es China Popular. Así lo han comprendido las otras 4 repúblicas del Mercado Común Centroamericano . que desde hace ya un tiempo reconocen al gobierno de Beijing como el gobierno de la República de China

Solo Guatemala continúa a reconocer como gobierno de China el régimen establecido en Taipei cuando se refugió allí el derrotado régimen del General Chiang- kai- Shek, en 1948. Hace ya 80 años.

Desde la época del derrocamiento del Presidente JacoboArbenz por un grupo de mercenarios pagados por Estados Unidos; en Guatemala las élites empresariales siempre han estado en contubernio delincuencial con los gobiernos de Washington.

al presidente electo de Guatemala en un mensaje publicado en la red social X. "La voluntad del pueblo de Guatemala, libremente expresada en las urnas, en un proceso electoral transparente, debe ser respetada", ha dicho. El Congreso de Guatemala, constituido tras varias horas de retraso quedó presidido, por Samuel Pérez, de 31 años, quien elegido presidente del Parlamento guatemalteco.Tomó el juramento al Presidente Arevalo

Por su parte, el presidente saliente –Alejandro Giammattei– escondido en el Palacio Presidencial aseguró a través de la red social X que "ante el riesgo de llegar a media noche sin iniciar los actos protocolarios, en ese momento hacía entrega de los símbolos de la Presidencia para que se me considere separado del cargo como lo establece la Constitución de la República".

El país que recibe al nuevo presidente Arévalo se encuentra bajo un importante deterioro económico y social con el 60% de la población viviendo bajo el umbral de la pobreza y con uno de los índices de desigualdad más altos del continente. Además , Arevalo deberá gestionar el cambio de rumbo que Guatemala necesita con urgencia porque ese bello país puede y debe desarrollar su enorme potencial.

Basta con recordar que Guatemala cuenta con 36 volcanes que pudieran suministrarle con tecnología geotérmica una independencia energética no contaminante y con muy bajo costo.

Para obtener inversiones y apoyo tecnológico basta con que Guatemala reconozca al gobierno de China en Beijing

Entre estos sectores desfavorecidos por todos los últimos gobiernos de Guatemala, se encuentra el movimiento indígena, quien ha liderado los más de 100 días de protestas frente a los intentos judiciales de invalidar las elecciones. En este sentido, va el anuncio de que en su gabinete decepcionó que entre los nuevos ministros hay una persona indígena;, la ministra de Trabajo y Previsión Social, Miriam Roque. Por ser Guatemala el único país centroamericano que no reconoce al gobierno de la China Popular. Un cambio de esa absurda posición sería bienvenido porque eso impide que China incluya a América Central en su iniciativa de infraestructuras para la Nueva Ruta de la Seda lo cual conectaría la importante economía de México con el resto de las economías Latinoamericanas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 873 veces.



Umberto Mazzei

Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Florencia (Italia ) y Profesor Emérito de Relaciones Económicas Internacionales del Instituto Sismondi de Ginebra (Suiza)

 umbertomazzei2@mail.com

Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: