¿Qué ha ocurrido en Argentina en la última semana del año 2023?

Todo lo que está ocurriendo en Argentina estaba cantado desde las propias elecciones presidenciales. En sus discursos electorales, Javier Milei, no se cansó de amenazar y advertir que iba acabar con todo el sistema económico instalado de una forma abrupta y rápida, como una especie de tsunami, de terremoto, acabar con todo, acabar con "la casta" como mil veces lo decía. Ofreció cambios radicales y eso nadie lo puede negar, y la mayoría de los electores de Argentina dijeron si al cambio y Milei ganó.

Es así, como a los pocos minutos de tomar el mando presidencial, comenzó a cumplir con lo que prometió, iniciando un proceso sistemático, pero radical, de reducción del Estado, de reformas legales, económicas, sociales, institucionales, que ahora está afectando a la mayoría de la población argentina.

Son rasgos del nuevo neoliberalismo en Argentina, que evidentemente no ha sido bien recibida por la población. Porque en las calles vemos un nivel de descontento social por las abruptas transformaciones implementadas, que han afectado de manera directa los beneficios sociales y laborales de los argentinos. En fin, han caído por igual tirios y troyanos, de izquierda y de derecha, opositores y de gobierno.

Ahora, la gente entró en pánico. El nuevo presidente ha generado temor, zozobra y angustia a su población, que ahora se ha lanzado a las calles a protestar, que cada día se expande a nivel nacional, ocasionando un nuevo escenario de combates populares contra el Estado neoliberal.

Una situación que no es nueva, que en las últimas tres décadas se ha repetido cada cierto tiempo en América Latina. Cada vez que el neoliberalismo asoma la cabeza, en pocos días se transforma en un escenario de grandes y masivos conflictos y enfrentamientos sociales entre la clase trabajadora y el gobierno neoliberal.

Recordemos que en Latinoamérica se han vivido episodios parecidos en Ecuador, Chile, Bolivia, Perú, Colombia, Brasil y México, y ya lo había vivido Argentina con los gobiernos de Martínez de Hoz, Menem y Macri.

Pero la mayoría de los analistas argentinos dicen que lo que está aplicando Javier Milei es tres veces más fuerte que sus antecesores neoliberales. Ha aplicado de un solo golpe un "paquetazo" de 300 leyes, la mayoría regresivas y con grandes impactos en los salarios, jubilaciones, ingresos familiares y prestaciones sociales. Algo sin precedentes a nivel mundial. Ha ejecutado una megadevaluación de la moneda del 100%, arrancando con una tasa de inflación estimada entre 20 y 30% mensual, que se estima generá una pobreza entre el 55 o 60% de la población en los próximos meses.

Hoy continúan las movilizaciones en Argentina, uno de los países de la región con la mejor organización sindical y de movimientos sociales en defensa de los derechos sociales y con la izquierda clasista más numerosa, donde un gobierno de tendencia de izquierda perdió las elecciones por las crisis económicas y la insatisfacción social que estaba padeciendo la mayoría de su pueblo.

Hay que estar pendiente del coletazo que pueda ocasionar el triunfo de la derecha liberal en ese país, del retorno de los gobiernos de derecha y sus paquetes neoliberales autoritarios. Un riesgo que corren aquellos gobiernos de izquierda en el poder que no logren satisfacer las necesidades apremiantes del pueblo, que no bajen los niveles de corrupción, no manejen con transparencia el erario público y bajen los niveles de desigualdad social y de ingresos en sus países.

Lo cierto, es que América Latina en las últimas décadas vive una continua metamorfosis, saltando de un gobierno de izquierda a uno de derecha cada cierto tiempo. Por suerte, el único país cuyo gobierno de izquierda ha logrado sobrevivir a todos esos coletazos regionales de derecha y a las inestabilidades políticas ha sido Venezuela. Que realmente cierra el año 2023, con la mayor estabilidad política de la región, algo que es envidiable por el resto de los sistemas políticos vecinos.

Estamos optimistas de que esa condición se mantendrá para el año 2024, en el marco de unas elecciones presidenciales que se darán en un contexto de levantamientos de sanciones y bloqueos por la OFAC, la reactivación de la industria Petrolera y de seguro, el incremento de los ingresos fiscales petroleros que esperamos sean bien administrados y sobre todo les garanticen mejores niveles de salarios e ingresos familiares a todos los trabajadores, pensionados, militares y jubilados venezolanos, a fin de que los niveles de insatisfacción social y la desigualdad de ingresos existente disminuyan.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1647 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: