No jodas Xóchitl, todos los presidentes han sido de partido y tienen la obligación de servirlo entregando todo

1. Coño Xóchitl, lo elemental es que comprendas que, en todos los países capitalistas, los gobiernos roban, se hacen millonarios y sirven a los poderosos hombres que les dieron gobierno. Todos ocupan esos cargos, nunca por el voto del pueblo que jamás entiende nada por dedicarse a trabajar. Todos los cargos políticos, a través de siglos de historia, se arreglan arriba entre las clases dominantes. Así que decir que el presidente no se meta en la sucesión, denota una ignorancia política profunda. Todos tienen que asegurar su continuidad.

2. Esto del presidente AMLO halagando a Del Maso y a Peña, se debe a que la elección del Estado de México fue arreglada seis años antes, fue un compromiso cumplido del exgobernador y expresidentes. AMLO sólo intervino para recordarles; en tanto, la candidata opositora habrá recibido muchos millones de pesos por hacer el juego electoral mentiroso. El problema Xóchitl es que quien crea que en política puede haber un mínimo de honestidad, está meando fuera de la bacinica. Y la bronca es la llamada democracia, las elecciones y los partidos son la trampa.

3. La llamada democracia fue creada por la burguesía para destruir el sistema monárquico. Para ello creó el sistema electoral y de partidos políticos con leyes hablando de igualdad de manera demagógica, donde no puede haber igualdad por las enormes diferencias de clase (ricos y pobres). En EEUU tiene que ser yanqui (de las clases más altas) o sus servidores los gobernantes. En México igual: los del PRI, PAN, PRD, Morena, pertenecen a los sectores medios y altos, pero saben que ocupan los cargos para servir al capitalismo y al imperio, también por mandato.

4. En ocho o diez sexenios gobernados por el PRI, todos los funcionarios pertenecieron a ese partido y conformaban una maquinaria para que gobernaran los mismos; en los gobiernos panistas de Fox y Calderón vimos aparecer en todos lados a panistas que hicieron del gobierno su gran negocio; el PRD no llegó a la Presidencia, pero en los estados donde gobernó, metió a perredistas que desataron una enorme corrupción. Con Morena ni hablar, la corrupción –aunque hoy se ve pequeña- parece hacerse más grande al ritmo en que pasan los días y se finaliza.

5. Pienso que los seres humanos en lo individual no son funestos; en política, partidos e instituciones, estoy convencido, son iguales de nefastos. Todos los políticos están obligados a agrandar sus partidos y así asegurarse que todos sus robos, desfalcos, asesinatos, serán tapados. La Sheinbaum sólo tendrá a obradoristas entre sus funcionarios ¿y Xóchitl tendrá sólo a panistas y sus amigos? Podría hacer obligatorio que ningún gobernante y su equipo, fuera miembro de partido alguno, que todos ganaran los cargos por sorteo, que no hubiese campañas políticas, ni robos, fraudes y asesinatos. (16/IX/23)

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 939 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: