Fabricantes de armas patrocinan fiesta para prolongar crisis ucraniana

El Presidente de Estados Unidos Dwight Eisenhower advirtió a su país,1961 en su discurso de despedida, sobre el peligro mortal que corría su país en el caso de que el complejo militar- industrial de Estados Unidos tomase el control de su política exterior

Hay una prueba de que aquel temor es ahora un hecho. Una prueba insólita pero muy elocuente. Se trata de la tarjeta de invitación que repartió la Embajada de Ucrania en Washington para la recepción que ofreció con ocasión de la visita del Presidente Volodomir Zelensky al Capitolio de Washington para pedir más dinero para comprar más armas que enviar a Ucrania. Una guerra que la propaganda OTAN presenta como defensa propia contra una invasión rusa no provocada. La realidad es bien otra. Los principales países de la OTAN (Alemania Estados Unidos y Francia ) fueron cómplices en un golpe de estado violento dado en la Plaza Maidan de Kiev contra el gobierno de Victor >Yanukovich elegido apenas dos años antes. La Subsecretaria de Estado norteamericana Victoria Nuland dirigio en persona las violencia desencadena da allí y que había mostrándose con descaro mientras repartía galletas a las turbas neo-nazis admiradoras del antiguo dirigente nazi ucraniano Esteban Bandera exortándolos a proseguir con la violencia. Violencia extrema previamente organizada y ensayada por agentes norteamericanos en Polonia con la complicidad del gobierno polaco. Ese golpe violento hizo huir al Presidente legítimo Victor Yanukovich,para salvar la vida

En una notoria conversación de la Nulan ordenaba al Embajador norteamericano en Kiev quienes debían integrar la Junta de Gobierno que sucedería a Yanukovich.

Las provincias del Donbass se negaron a reconocer al gobierno nombrado por la Nuland y aquella ordenó a su Junta que las atacarse con el ejército ucraniano a la población civil de las dos provincias rebeldes. Las milicias del Donbass se defendieron el gobierno Poroshenko sucesor, de la Junta y antecesor de Zelensky, llegó en Minsk a un acuerdo garantizado por Alemania y Francia según el cual se le concede autonomía al Donbass. pero dentro de las fronteras de Ucrania;pero de una Ucrania neutral. Ahora, los gobernantes entonces de Alemania y Francia, tanto Merkel como Hollande reconocen que negociaron en mala fe, sin intención de cumplir; para tener tiempo de equipar con armas norteamericanas y entrenar un nuevo ejército ucraniano. Luego los países OTAN sermonean sin cesar sobre la honestidad y moral de las democracias occidentales.

El mundo del dólar está desesperado porque su economía basada en deuda comenzó a desintegrarse en 2008 . El primer síntoma de la crisis terminal de la economía financiera virtual en que se ha convertido la economía de Occidente.

Hasta 1970 Estados Unidos fue el mayor exportador de petróleo y hasta entonces pudo mantener una balanza comercial equilibrada. Desde 1970 el desequilibrio de su balanza comercial sin la exportación de petróleo que la equilibraba no podía mantener su compromiso de Bretton Woods del Dólar como referencia internacional de valor anclada en un patrón oro; por ello Washington abandonó el patrón oro (35$ /oz. ) en 1971. Desde entonces cubre sus desequilibrios comerciales y fiscales emitiendo dinero inorgánico (deuda ).

La crisis de Ucrania se debe a la necesidad imperiosa que tiene la economía del dólar sin fondos de apoderarse de los vastos recursos del país más extenso del mundo. Algo que solo podrá hacerse con una guerra. Para ganar esa guerra con un primer golpe demoledor la OTAN (Economía del Dólar necesita atacar a Rusia desde muy cerca de su frontera, para dificultar la intercepción de sus misiles.

De allí la importancia de Ucrania y el Donbas. Un ataque desde muy cerca con misiles balísticos nucleares de largo alcance podría en teoría destruir la capacidad retaliatoria de Rusia. Por ello la doctrina de guerra nuclear norteamericana acepta ahora un primer uso de armas nucleares tácticas de baja radiación. Es lo que en Washington y Bruselas llaman: Ataque inicial decapitador

El continuador de ese golpe de la OTAN del 2014 en la Plaza Maidan de Kiev es Volodimir Zelensky quien ganó las elecciones con la falsa promesa de cumplir con los acuerdos de Minsk. Fue enviado, hace un par de semanas, por sus amos de Washington para que pueda al pleno del Congreso norteamericano más dinero para comprar armas que enviar a Ucrania.

La presencia del Presidente Zelensky es la causa de esa la recepción en la Embajada de Ucrania en Washington. En cuya tarjeta de invitación figuran, sin pudor alguno, los logos de quienes lucran millardos con la guerra en Ucrania.

Eventos como este son parte del calendario social del conjunto inteligente de Washington, con diplomáticos, expertos, periodistas y funcionarios estadounidenses que se codean. Los invitados se tomaron fotos con el embajador de Ucrania quien apareció junto al presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos; Mark Milley.

El uso en la tarjeta de invitación de los logos de las principales industrias de armamento norteamericanas revelaba con descaro algo tan evidente que hizo que algunos observadores se rieran a carcajadas mirando los logos que lucía la tarjeta de invitación de la recepción ucraniana.

En la tarjeta aparecían los logos de los contratistas militares Northrop Grumman, Raytheon, Pratt & Whitney y Lockheed Martin de modo tan destacado como patrocinadores del evento, aparecían debajo de los emblemas oficiales ucranianos y antes de un elegante nota en letra azul decía que el embajador ucraniano y el agregado de defensa "solicitan el placer de la presencia de su su empresa." Los logos de esas empresas pueden servir para hacer una lista de objetivos para los misiles rusos, en caso de que se produzca una escalada bélica como final de la Época Dólar.

"Es muy extraño pero significativo que pusieran eso en una invitación", comentó un experto de un grupo de expertos. "El hecho de que no se sientan avergonzados al respecto, ya es interesante", explicó un académico. (Ambos comentaron bajo condición de anonimato y son gente que asiste regularmente a eventos de la embajada ucraniana en Washington según decía el Washington Post

Que Ucrania y esos contratistas militares estadounidenses tengan una fuerte relación no es sorprendente. Los aliados y socios de Estados Unidos en todo el mundo compraron unos 50.000 millones de dólares en armas estadounidenses el año pasado.

Estas cuatro empresas producen algunos de los sistemas de defensa anti-misiles y misiles antitanque de más alto perfil que el presidente Joe Biden ha enviado a Ucrania desde que el presidente ruso, Vladimir Putin se vió obligado a iniciar una operación militar para salvar del exterminio por Zelensky a los civiles de etnia y cultura rusa en la antigua región rusa del Donbass,

Rusia invadió en febrero. No sorprende que el Presidente de Ucrania, ande sombrero en mano por el Capitolio para volver a llenar las arcas de su notoriamente corrupto país con algunos cientos de miles de millones de dólares; obviamente para volverlas a vaciar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1467 veces.



Umberto Mazzei

Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Florencia (Italia ) y Profesor Emérito de Relaciones Económicas Internacionales del Instituto Sismondi de Ginebra (Suiza)

 umbertomazzei2@mail.com

Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor