AMLO: Los pobres en México serán muy felices con su salario mínimo diario de 207 pesos (10 dólares)

1. Cuando comencé a pensar en Marx y la revolución, al iniciarse los años sesenta, creí que la pobreza y la miseria de la población era determinante para que se provocaran poderosos levantamientos revolucionarios armados. Sin embargo, lecturas posteriores me enseñaron que los pueblos mientras más pobres, eran mucho más fácil de dominarlos con la religión, el fútbol, la TV, radio y prensa, el trago, los cosméticos, las fiestas, el consumismo. Pensé: ¿se habían equivocado Marx y Bakunin (el anarquista) que siempre demostraron que la burguesía explotadora y asesina se derrumbaría por la fuerza unida de los trabajadores del mundo? Lo que sucedió, al parecer, es que no vieron 50 años más tarde, el gran desarrollo del capitalismo y la enorme capacidad asesina de los ejércitos, sobre todo el gran papel ideológico de dominación del clero y los medios de información.

2. Empecé a darme cuenta en México que los luchadores sociales contra los gobiernos burgueses pro empresariales, pertenecían a las clases medias con estudios, sobre todo marxistas; que casi todos los presos políticos izquierdistas eran de clases medias y que los centros de educación superior eran nuestro campo para extender la semilla de la rebelión. Pero también aquí no pudimos contra la burguesía que llenaba las universidades con sus agentes: 100 profesores de ideología burguesa con fuerte apoyo gubernamental contra uno o dos izquierdistas "peligrosos", candidatos a ser cesados. Es lo que no vieron Marx y Bakunin entre otros; es decir, su pensamiento fue histórico, fue ver en perspectiva el derrumbamiento del capitalismo dominado por una minoría. Sí una minoría que posee todo: ejército, leyes, cárceles, constituciones, las costumbres que impone.

3. En México fue establecido el salario mínimo creo que en 1931 que fue impuesto según intereses de los gobiernos y empresarios; luego en los años sesenta se creó una comisión empresarios, gobierno y trabajadores, cuyos representantes siempre fueron líderes vendidos al capital. Los obreros –obedeciendo a sus salarios y formas de vida de esclavos- nunca pudieron salir de su miseria mientras empresarios y gobernantes (con la amenaza del ejército) acumulaban riquezas. De los años 30 hasta el 2000 los trabajadores hacían marchas en las calles para pedir aumentos, pero sus líderes de la CTM, la CROC, la CROM, arreglaban con los patrones a cambio de domesticar a sus compañeros. Los izquierdistas fuimos siempre muy minoritarios, mientras los partidos (todos al servicio del gobierno) gozaban de todos los apoyos económicos y militares.

4. Desde hace dos años, el salario mínimo que cobran obreros, empleados, por ocho horas de trabajo es de 173 pesos que, con el aumento de 20 por ciento a partir del 1 de enero de 2023, ordenado por el presidente López Obrador, subirá a 207 pesos diarios o 621 pesos al mes. Se ha hecho mucha demagogia a partir de los aumentos, pero lo importante es saber y no olvidar que el de México es el salario más miserable de la región, reconocido por el mismo Obrador. El dólar está a 20 pesos. El gobierno actual de López Obrador –muy igual al de sus antecesores- ha pronunciado mil discursos, ha denunciado a mil políticos, pero de los mil denunciados cuando más dos funcionarios han sido castigados. Todo mundo repite que AMLO arregló, acordó, con sus antecesores que no haya castigo, por ello se ha denunciado que es puro discurso.

5. Sin embargo, el asunto más importante es el llamado "cambio verdadero": De anunciar AMLO que "primero los pobres", se transformó ahora, puede demostrarse, en gobierno protector de los ricos, de los grandes millonarios que tienen sus riquezas en los bancos y en los paraísos fiscales, según se ha publicado con amplitud. Además, AMLO se opuso siempre a cualquier reforma fiscal para beneficiar en los impuestos a los ricos. Hoy lo más funesto para los opinadores de política como yo, es que no tenemos información independiente, creíble, donde informarnos, porque todos los medios son controlados por los empresarios de la derecha-derecha, incluyendo la revista Proceso, por un lado; y las "benditas redes", todos arrastrados como gusanos tras López Obrador, incluyendo –lo que nunca creí- al diario La Jornada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 709 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: