De cómo África se tomó el mundial de Qatar 2022

De nuevo, mundial tras mundial, observamos en las selecciones europeas la presencia de jugadores nacidos en África nacionalizados en Europa, o de hijos de africanos en Europa que nacieron en Alemania, Francia, Suiza, Bélgica, Inglaterra, España, Italia y Portugal que se han convertido en estrellas de esos equipos. Y una vez más, selecciones africanas que van creciendo en experiencia, tanto por la Copa África, como por los palmares que sus individualidades van ganando en las ligas europeas, cuyos clubes están repletos de africanos.

Ya estamos acostumbrados a ver a Ghana, Senegal, Camerún, Marruecos, Nigeria y Túnez en los mundiales. Este año, los cinco equipos africanos que luchan por el continente son Ghana, Camerún, Senegal, Marruecos y Túnez. No las han tenido fácil en sus grupos, en los cuales han quedado al lado de los gigantes de Europa y Suramérica. Son a veces perjudicados por un arbitraje, y no pocas objetos de condenables manifestaciones de racismo. Pero a diferencia del resto de los continentes, en África, su gente celebra unida cada triunfo, cada empate o cada gol de sus hermanos.

Los africanos aman tanto a su país de origen que recientemente Breel Embolo, oriundo de Camerún, pero que juega actualmente para la selección suiza, marcó su primer gol en una Copa del Mundo contra el país que lo vio nacer y pidió disculpas además de no celebrar la anotaación. Breel Embolo es uno de los muchos africanos futbolistas que se ha radicado en Europa atraído por el millonario fútbol de ese continente. En su país se juega fútbol, pero no hay ligas millonarias de campeonatos como en Europa. No es nada extraño, tampoco las hay en América y Asia, salvo excepciones. Si bien, la mayoría de las selecciones nacionales presentes en Qatar tienen jugadores extranjeros en sus filas –solo Argentina, Brasil, Corea del Sur y Arabia Saudita, son equipos puros-, la presencia africana destaca en cada equipo mundialista.

"La inmigración y el pasado colonial de Francia y de Bélgica hacen que sus selecciones de fútbol sean un claro ejemplo de multiculturalidad y diversidad étnica. Los dos equipos cuentan con un gran número de jugadores con progenitores de otros países, especialmente africanos. En Francia, sólo cuatro de sus 23 jugadores tienen padre y madre nacidos en la Francia continental, entre ellos su capitán, el portero Hugo Lloris. Otros dos son de ascendencia de las islas francesas, en el Caribe: Raphaël Varane (con padre de Martinica) y Thomas Lemar (nacido en Guadalupe). Con orígenes caribeños también es Presnel Kimpembe , de madre haitiana. Su padre es de la República Democrática del Congo. Los hijos de los africanos son el gran impulso del conjunto francés (Luis Cano, ABC. 2019)

El polémico seleccionador de Irán, Carlos Queiroz, que dirigió varios años equipos portugueses, incluyendo la selección nacional de mayores, es natural de Mozambique. Carlos Queiroz, también dirigió la selección nacional de Colombia en 2019, y en 2021 a Egipto. Este africano también dirigió en EEUU, Japón, Emiratos Árabes Unidos y al famoso Real Madrid de España.

"Nuestra misión es crear entretenimiento y hacer feliz a la gente durante 90 minutos. Nací en Mozambique y cuando solía ir a trabajar no sabéis el efecto que puede tener una pelota en niños que llevan uno o dos días sin comer y que no tienen para vestirse. Cuando parábamos los coches y les poníamos una pelota en el parque, no podéis imaginar la magia del momento: sus caras de tristeza cambiaban en una sonrisa al instante. Esa es nuestra misión en el fútbol, hacer feliz a la gente" (Carlos Queiroz, 2022)

Dos de los estelares de Portugal son africanos, Danilo Pereira (Guinea-Bissau) y William Carvalho (Angola). Pereira debió salir del último partido por una lesión en sus costillas.

En la Copa África de 2021, se prendieron las alarmas en la Premier League de Inglaterra, al anunciarse que 40 futbolistas de origen africano se unirían a sus selecciones nacionales para disputar la CAN 2021.

Amadou Onana, delantero de Bélgica, nació en Senegal, Youssoufa Moukoko de Camerún eligió representar a Alemania, y Steve Mandanda el arquero oriundo de la República Democrática del Congo defiende a Francia. Además de Kimpembe, otros 13 jugadores «bleus» tienen algún progenitor del continente negro. (Luis Cano, ABC).

"Alemania se convirtió en la segunda selección en lograr su pase a la Copa del Mundo con Leroy Sané y Karim Adeyemi, futbolistas con raíces africanas, como estandartes. Con 25 años, Sané tiene ascendencia senegalesa y sus padres fueron inmigrantes hasta establecerse en tierras teutonas. Por su parte, Adeyemi es un juvenil de 19 años hijo de padre nigeriano, quien llegó a Europa buscando mejores oportunidades como futbolista. Desgraciadamente para los países africanos, futbolísticamente hablando, estos jugadores no se quedan en sus lugares de origen pues lo primordial es que buscan una mejora en la calidad de vida" (Abigail Parra, web mediotiempo)

Aunque, para ser objetivos, los equipos africanos también han recibido extranjeros en sus filas, en especial los que fueron colonias francesas como Túnez, Marruecos y Senegal, en una especie de intercambio de experiencias y de técnicas. En Qatar 2022 hay 137 jugadores que participan en selecciones nacionales que no son de sus países de origen. Tal ver algo que el futuro deba revisar la FIFA, para evitar que el mundial pierda su esencia nacionalista y se parezca más a un campeonato de clubes.

"Las selecciones africanas han crecido, pero les termina afectando estos temas de infraestructuras y la fuga de talentos (por migración), son equipos competitivos que te pueden armar una selección para uno o dos mundiales, pero les cuesta trabajo reestructurarse. Son selecciones que muchos de sus jugadores deciden emigrar a Europa y como el caso de Umtiti deciden representar al país que los acoge y no al país de origen. Entonces podríamos decir que hay una fuga de talento que merma las posibilidades de una selección africana", comentó Gázquez Iglesias (www.mediotiempo.com)

África en Qatar 2022

Túnez

Túnez está jugando en Qatar su segundo Mundial consecutivo y el quinto en las últimas siete ediciones, empezando a consolidarse como una potencia del continente africano. La figura de Túnez es Wahbi Khazri (Montpellier, Francia). En un contexto de equipo sin grandes figuras internacionales, Wahbi Khazri es el nombre más importante del seleccionado tunecino. El delantero de 31 años tiene un buen presente en el Montpellier de la Ligue 1 y lleva mucho tiempo siendo la principal carta de gol del combinado nacional. De hecho, es su segundo máximo goleador histórico: 24 en 69 partidos con la casaca de su país. Khazri destaca por su buena pegada y su habilidad para llegar hasta el área con diagonales desde las bandas. Además, ya sabe lo que es marcar en un Mundial: convirtió 2 de los 5 tantos de su equipo en Rusia 2018.

Túnez vs Dinamarca. Empate a cero (0). Túnez contra Australia, pierde 1 a 0. En su tercera jornada enfrentará a la favorita Francia. Para clasificar a octavo tendría que vencer al actual campeón, aprovechando que ya clasificado, no saldrá con todos sus titulares. Pero además esperar un empate de Dinamarca contra Australia, o que la primera gane por la mínima diferencia. Todas estas posibilidades son muy bajas, nunca imposible.

Marruecos

Los marroquíes han participado en seis mundiales, y están a punto de coronar su mejor presencia en 40 años. En 1986, en México, ocuparon la posición número 11. Achraf Hakimi del PSG, es la figura estelar de los marroquíes. El joven de 23 años es uno de los defensores más talentosos del mundo, con una velocidad y habilidad para pasar al ataque sencillamente espectacular. Hakimi es una de las principales cartas de gol de los marroquíes, a pesar de salir desde el fondo: convirtió 4 goles en 12 partidos como titular entre Eliminatorias y Copa Africana.

En Qatar 2022, Marruecos, empató a cero con la subcampeona de 2018, Croacia, y humilló 2 a 0 a la otrora poderosa Bélgica. Ahora irá como favorita ante Canadá. Es el equipo africano, con mayores posibilidades de pasar a octavos de final.

Senegal

Viene de ganar la Copa África 2022. Rankeado como el número 18 del mundo, de acuerdo con la FIFA. Están jugando por tercera vez en una copa del mundo. Los Leones han dejado por fuera del mundial a los anfitriones de la Copa FIFA 2022.

Desafortunadamente, el mundo no podrá ver al espectacular delantero Sadio Mané, la gran estrella y capitán de Senegal, por una lesión en la pierna derecha de la que no pudo recuperarse. Pero podrán ver las maravillas del centrocampista Kalidou Koulibaly, este es el líder natural de la Selección de Senegal, en donde acumula 64 partidos tras haber debutado en 2015.

Senegal en Qatar. Perdieron 2 x 0 ante Países Bajos; derrotaron 3 x 1 a Qatar y ahora deberán medirse al poderoso equipo suramericano de Ecuador que marcha empatado con Países Bajos con 4 puntos. Este país enfrentará a la eliminada Qatar, de seguro con todo su potencial, para no depender del resultado de los africanos y suramericanos. Tanto Países Bajos como Ecuador, necesitan de solo un empate para pasar a la siguiente fase, pero un triunfo los colocaría de primero. Senegal está obligada a hacer su mejor juego.

Ghana

En 2006, Ghana hizo su debut en los mundiales de manera impactante logrando meterse hasta octavos de final. Su segunda aparición fue en Sudáfrica 2010, y se echó al hombro al continente, llegando hasta cuarto de final. Los líderes de Ghana son Thomas Partey y los hermanos Ayew, astros del fútbol europeo.

En Qatar. El primer juego lo hizo ante una sorprendida Portugal. Un juego que tal vez debió quedar empatado, de no ser por el dudoso penal, sin consulta al VAR que le dio ventaja 3x2 a Portugal. Las Estrellas Negras, demostraron su poderío 3x2 ante Corea del Sur. Ahora deberán jugarse la clasificación, ante la selección suramericana de Uruguay, que no pasa por su mejor momento, pero que apuesta a un resurrección de su categoría de bicampeón mundial.

Camerún

Todos afirman que el mejor partido hasta ahora en Qatar ha sido el Serbia-Camerún, equipo que dieron el mejor de los espectáculos. Solo el Ghana-Corea del Sur se les acerca en emoción. Camerún es la cuna de los legendarios Roger Milla (el hombre de mayor edad en participar, y con éxito, en un mundial) y del madridista Samuel Eto'o. Camerún es uno de los grandes de África, ha ganado 5 veces la CAN. Ha participado en ocho copas mundiales, llegando a cuartos final en 1990 con Roger Milla. En 2003 fue subcampeón de la Copa de Confederaciones de la FIFA.

Vincent Aboubakar (Al-Nassr), es el líder de los Leones Indomables, que esta vez no la tienen todas consigo, dado que arrancaron perdiendo 1x0 con Suiza, y emparejaron con Serbia 3x3. Ahora cierran con el ya clasificado Brasil, al que deberían derrotar para depender de un triunfo de Serbia contra Suiza. Unas matemáticas muy complicadas para los verdes. Lo que sí es cierto es que darán un nuevo y bonito espectáculo, como ya es costumbre en los equipos del África Subsahariana.

En suma, las esperanzas africanas se enfocan principalmente en Marruecos y Ghana. El fútbol mundial cada vez depende más de la participación de las estrellas africanas. Es parte del Sur Globalizante.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 879 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: