México: Los votos sólo legalizan la elección de cargos hecha muy arriba, antes de campañas y comicios

1. Cuando oigo elecciones y votos en México me sonrío y carcajeo. Mi experiencia de 62 años estudiando y opinando sobre política –con base en lo observado y comentado en igual número de años- me lleva a pensar en infinidad de ejemplos que demuestran que los principales cargos son producto de acuerdos, arreglos, pactos, compromisos, entre políticos y empresarios. Después que estos pactos se hacen, entonces fluyen los millones de pesos para las campañas, la compra de espacios en prensa, radio, TV, mantas y volantes, así como de miles de activistas cuya única misión es manipular a los votantes con regalos, comprar votos y acarrearlos hasta las urnas.

2. Desde muy joven, jamás pensé o dije que el PRI hacía trampas como "ratón loco" o "robo de urnas" u otras sandeces; dije siempre que ello no lo necesitaba porque el PRI ganaba siempre, indiscutiblemente, las elecciones antes que se realizaran, es decir, dilapidaba gigantescas cantidades de dinero, suficiente para regalos y todo el manipuleo. Recuerdo un viejo que fue un alto político y gobernante del PRI en Yucatán que enfermo a los 85 años, al preguntarle en 1970 cómo llegó a diputado federal un panista, me respondió que con un acuerdo: "como no queríamos a nuestro candidato le bajamos todos los apoyos y se lo dimos al PAN, y asunto arreglado".

3. Así fui consolidando mi idea. Luego llegó lo más descarado: cuando Peña Nieto del PRI arregló en 2006 no apoyar a Madrazo del PRI para que llegue Calderón del PAN a la presidencia y luego –seis años después- éste no apoyó a la candidata panista, para devolverle el acuerdo de apoyo a Peña. ¿Algo tuvo que ver con el voto electoral? Por ello, si Morena recupera parte del acuerdo que firmó con Peña, de que el PRI apoye a Morena rompiendo la alianza con PAN, lo probable es que la candidata a la gubernatura del Estado de México del PRI sea la gobernadora. ¿Y el pueblo?, sencillo, nunca en la historia ha decidido. Basta con que empresarios y políticos se arreglen.

4. Recuerdo una entrevista al dictador Díaz en 1909, después de gobernar 33 años. Dijo de burla que "el pueblo de México ya estaba apto para gobernarse", sin embargo, siguió gobernando hasta que la revolución burguesa lo obligó a renunciar. Lo que es indudable es que el pueblo mexicano es el más apto del mundo para trabajar, es más responsable para conseguir la alimentación de su familia, pero de ninguna manera para luchar siquiera contra la feroz explotación que sufre de parte de los empresarios o contra el engaño y saqueo de los políticos. Sólo cuando los veamos hacer mítines de protesta frente a las fábricas, hacer huelgas y bloqueos, podremos decir que ya son aptos.

5. Como pensaba hace 50 años: "El triunfo de los candidatos se da antes de las elecciones y éstas sólo sirven para legalizar con votos lo acordado antes entre los de muy arriba". Pero además así debe ser en la mayoría de los países capitalistas donde hay seres superiores con mucho dinero y una mayoría de seres pobres y miserables. Por ello cuando se habla de dictadura y democracia me vuelvo a carcajear porque la llamada democracia no es otra cosa que la dictadura de la clase capitalista que sólo cambia las caras de los políticos para que sigan manipulando con aplausos y risas a toda la población. Pero estoy casi seguro que esto se acabará entre 100 (cien) años.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 460 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: