Parlamento

Que se cumpla la orden

La crisis en la Unión Europea y en los EE.UU, toma vuelo, pero la preocupación de ambos aliados es la destrucción del pueblo ruso. Las bolsas europeas van en picada, la desaceleración económica, una amenaza permanente en movimiento, pero también presente en este escenario, la provocación y soberbia del policía del mundo, por la visita de la presidenta de la Cámara de diputado, de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán. Las bolsas europeas terminaron a la baja en las sesiones anteriores, ya que las acciones del sector energético, cayeron a raíz del descenso de los precios del crudo. El sector energético europeo, se veía impulsado por los buenos resultados de BP, que en Londres subía un 3,1% tras presentar un beneficio en el segundo trimestre que superó las estimaciones. Pero duro poco esta variable positiva.

Moscú señala que las sanciones de Occidente, impiden mantenimiento de la infraestructura para suministro de gas y La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirmó en fecha reciente que Europa debe prepararse para una peor situación de suministro de gas en la región. Tenemos que estar todos preparados para la peor situación, aseveró Von der Leyen, en una entrevista con El Mundo, en la que subrayó que existe el riesgo de nuevos cortes de suministros en respuesta de Rusia a las amplias sanciones, que le ha impuesto Occidente, por su operación militar en Ucrania. Ante el juego irresponsable que tiene la Unión Europea de prolongar la guerra en Ucrania, señalan que el plan europeo de ahorro de gas establecido la semana pasada ayudará a cubrir las necesidades comunitarias de suministro en invierno. Ahora podemos decir con propiedad que están jugando con candela.

Es notorio público y comunicacional, que las sanciones de Occidente en contra del pueblo ruso, han tenido resultados, tal vez no los esperados por los sancionadores, de acuerdo a su objetivo inicial, que buscaba demoler y destruir la economía de la Federación Rusa. No importa que los pueblos de la Unión Europea, sufran las consecuencias de las sanciones, pero lo importante es que se cumpla la orden que emana de la Casa Blanca.

Que se cumpla la orden que emana de la Casa Blanca, Moscú de manera responsable ha reiterado que las sanciones económicas impuestas por la Unión Europea, y otros actores internacionales, dificultan las operaciones de mantenimiento de la infraestructura de suministro de gas a Europa. Entre las sanciones emitidas por Occidente en contra del pueblo Ruso, encontramos la negativa de la Unión Europea a compra: petróleo, gasolina y gas a la Federación Rusa. Pero llama poderosamente la atención debido que encontramos un mundo de contradicciones, en la política exterior de la Unión Europea. El gigante ruso del gas, Gazprom, ha señalado que la empresa alemana Siemens no cumplió con sus obligaciones y no ha devuelto un motor de turbina reparado para el gasoducto Nord.

El objetivo es que la Unión Europea cumpla la orden de la Casa Blanca. El pasado 26 de junio, von der Leyen consideró un "paso decisivo" el acuerdo cerrado por los ministros de Energía de la Unión Europea, para ahorrar gas y reducir la dependencia de Rusia. Quien los entiende: sancionan, no cumplen con compromisos contraídos, pero los pueblos de la Unión Europea, necesita gas.

Ahora para cerrar la locura: El expresidente estadounidense Donald Trump afirmó en las últimas horas que Ucrania, debió haber llegado a un acuerdo con Rusia, antes de que se produjera la invasión, entregando el territorio de Crimea y comprometiéndose a no entrar en la OTAN, así como lo solicitó el presidente ruso Vladimir Putin como condición para no iniciar la guerra. Sin comentarios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 306 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Francisco Medina

Francisco Medina

Más artículos de este autor