La OTAN contra la vida y la autodeterminación de los pueblos

La guerra global infinita o permanente, -declarada por EEUU en el 2001- arrancó en el primer tramo de la prologada multi-crisis que ha estremecido el sistema imperialista occidental, que tiene como centro a EE.UU, y al inicio del declive de la hegemonía de esa superpotencia capitalista.

Ella, impulsada y moldeada por el Pentágono, ha devenido en suma y combinación de múltiples guerras: políticas, económicas, biológicas, cibernéticas y militares; con variadas intensidades destructivas y variados grados de complementariedad, secuencias y articulación.

La supremacía de EEUU, de su PENTÁGONO y su enorme poderío mediático dentro del sistema imperialista occidental, le posibilitó subordinar e involucrar en esa ruta a las potencias capitalistas europeas y controlar con esos fines la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

· GUERRA PROPIA DE UNA CRISIS DE DECADENCIA.

Esa guerra global e integral ha sido empleada para tratar de apuntalar la nefasta modalidad neoconservadora (mal denominada neoliberal) del capitalismo de estos tiempos, común a todo el sistema de dominación e impuesta en las últimas dos décadas del siglo XX.

Es una guerra que ha sido desplegada para recuperar territorios y riquezas en procura de detener y revertir la decadencia de un sistema de dominación gravemente afectado por su crisis de decadencia; sin efectivamente alcanzar los resultados esperados; pese a obtener logros parciales, muy temporales, a base de destruir, controlar el caos desatado y ocupar países soberanos.

· EL DECLIVE DE EE.UU NO SE HA DETENIDO, MÁS BIEN SE HA AGRAVADO.

En verdad, la decadencia EEUU, y de la civilización occidental en su conjunto, se ha seguido profundizando y extendiendo; mientras crecen cinco factores adversos a sus pretensiones de detenerla y superarla vía su guerra global infinita:

1.-El fortalecimiento del poder global y la firme alianza de las superpotencias emergentes, China y Rusia.

2.-La tendencia a la autodeterminación de potencias y bloques de mediano desarrollo (Irán, BRIC…)

3.-La reconquista de soberanías y alianzas soberanas bilaterales o multilaterales en una parte de los países autodeterminados, ubicados en la periferia (tradicionalmente dependiente) latinoamericana, asiática, africana y euro-oriental; con expresiones regionales e interregionales (ALBA / alianzas China, Rusia, Irán con países del Alba y el ejercicio de soberanía en otros Estados de Región y del Sur "tercermundista", destacándose el impactante rol del México de López Obrador, en contraste con el descenso de las ultraderechas.

4.-Las ejemplares resistencias de las civilizaciones despreciada por occidente, oprimidas, discriminadas y agredidas por los integrantes de un imperialismo racista y xenófobo, impregnado del supremacismo blanco y de una cultura cristiano-occidental-colonialista

5.-Las recurrentes rebeldías anti-neoliberales y crecientes resistencias populares a los modelos derivados de la estrategia neoconservadora impuesta a la fuerza por la élites capitalistas transnacionales y locales.

Esto, a su vez -en tantos procesos o fenómenos independientes que agravan la crisis del sistema imperialista occidental y debilitan la ya maltrecha hegemonía de EEU y aliados- son los blancos de ataques de su guerra global y causas esenciales de su creciente y cada vez más demencial agresividad.

· CARÁCTER, PROPÓSITO DE LA GUERRA, REMODELACIÓN Y NUEVO ROL DE LA OTAN.

Es un imperialismo enfermo, desplegando sus odios en su loco afán por extender su existencia y recuperar supremacía absoluta..

No es la clásica guerra de rapiña o inter-imperialista por conquista de mercados, con culpas repartidas por mercados.

Es una guerra permanente contra los avances de la autodeterminación y los procesos soberanos que erosionan su supremacía y amenazan su existencia, en la que la combinación del propósito imposible de recuperar su reinado unipolar con el gran negocio de las armas de su complejo militar-industrial financiero, con la voracidad y el afán de opulencia de los mega-capitalistas de la industria de las armas y la minería extractiva, la ha convertido en una guerra contra la humanidad y la vida misma.

Eso explica el ascenso en volumen e intensidad destructiva de la reciente apertura del peligroso capítulo de preparación y ejecución sistemática de la guerra de la OTAN contra la Federación Rusa, iniciada en territorio ucraniano; seguida de las resoluciones de la reciente CUMBRE DE LA OTAN-Madrid, que se traducen en:

-Conversión en grande de la OTAN de la Alianza Militar Atlántica a una ALIANZA POLÏTICO-MILITAR GLOBAL.

-Ampliación su membrecía en los países del Báltico y Ártico y expansión de sus fuerzas terrestres y bases militares en Europa Oriental para cercar más a Rusia.

-Pactar militarmente con Japón, Corea del Norte, Nueva Zelandia y Australia, e incrementar sus fuerzas navales en el Indo-pacifico, apuntando agresivamente contra Chuna hacia el Indo-pacifico.

-Mayor presencia de sus flotas navales en el Mediterráneo y en el Atlántico Norte, y de su implantación en Colombia y colonias holandesas del Caribe; mayor control militar de Mauritania (África) para fortalecer sus planes intervencionistas en ambos continentes y su ofensiva contra todas las señales de autodeterminación.

-Declarar temerariamente a Rusia y China como potencias a derrotar.

-Asumir la militarización de la política en una fase de mayor confrontación con quienes adversan línea guerrerista

-Aumentar considerablemente su presupuesto y su equipamiento militar, obligando a sus países miembros a aportar el 2% de su PBI.

-Darle permanencia y fortalecer su grupo de guerra nuclear, contemplando ataques tácticos- "quirúrgicos" puntuales.

- Reestructurarse y constituirse en maquinaria ofensiva de la guerra integral o multi-guerra del capitalismo imperialista occidental y del orden neoliberal endurecido contra todo lo que no controla.

- Imponer, en fin de cuentas, un régimen de fuerza a escala mundial,

· IMPLICACIONES Y URGENTE CONFLUENCIA ALTERNATIVA.

Las implicaciones de todo esto indican que OTAN y las potencias y cúpulas capitalistas que la sustentan, están decididas a intensificar una guerra global que en definitiva es una guerra contra la autodeterminación, la vida y la existencia de la humanidad.

Tales crueles designios sólo pueden ser contrarrestados, y finalmente derrotados, con una gran confluencia mundial del abanico de Estados, gobiernos, movimientos políticos y sociales, y pueblos en lucha; cada uno con sus roles y sus particularidades, todos unidos respetando la diversidad multicultural e ideológica. Una confluencia multicolor, destinada a defender la autodeterminación, la vida, la libertad y los derechos de la humanidad y de la Madre Tierra.

Así lo exige el tipo de crisis y de dominación, para una vez consumada la victoria, pasar a luchar por metas superiores: por un mundo solidario y sociedades justas, sembrando persistentemente más socialismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 405 veces.



Narciso Isa Conde


Visite el perfil de Narciso Isa Conde para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: