Si la educación sólo otorga certificados, sin crear conciencia crítica y reflexiva, vale un carajo

1. Fui profesor 42 años, siempre rebelde en distintos niveles educativos; desde primaria hasta la UNAM, la UPN y la UAY. Me retiré porque no veía avances interesantes y necesitaba dedicarme por tiempo completo a las luchas por la destrucción del sistema de explotación capitalista. La realidad es que no hice otra cosa desde los 19 años de edad cuando me convencieron del marxismo y de la lucha social. Como profesor de historia social y política, jamás impartí clase alguna que no fuera contra el sistema económico mundial establecido, particularmente contra la economía y política mexicana. Pero dado que fui siempre un activista en sindicatos, plazas y calles, las detenciones y expulsiones recibidas fueron no más de cinco.

2. Mi amigo, profesor Francisco Bravo, director de la primaria Leonardo Bravo y exsecretario general de la sección IX de la CDMX, al ser entrevistado por la reportera Laura Poy ayer, recordó que "en el pasado hemos resistido muchas iniciativas desde la derecha, entre ellas la eliminación de la educación sexual en los libros de texto, hasta documentales que denostaban la labor del magisterio y la escuela pública". Por ello directores de escuela, profesores y especialistas en temas educativos alertaron que las organizaciones de ultraderecha, como la fundación Patria Unida, avalada por el partido español Vox, son neofascistas que buscan incidir en la cultura de la sociedades y, por ende, hacer de la escuela pública su territorio".

3. Sí, se fundó en México "Patria Unida". Su organización mundial Vox declaró hace poco que los partidos PP de España y PAN de México sí son de derecha, pero muy oportunistas, que negocian cargos de gobierno o financiamiento con gobernantes izquierdistas y comunistas. Vox, por el contrario -dicen- no tiene miedo de declararse derechista, amigos y apoyadores del fascismo que crece en el mundo. Recomiendo que -sólo para quienes no conozcan los gigantescos crímenes del fascismo de Mussolini, Hitler, Franco, Pinochet- deben leer sobre la II Guerra mundial (1939-45), la guerra civil española (1936-39) y el golpe de Estado en Chile en 1973. Pero lo peor de Vox es su racismo, su apoyo a la explotación y los más grandes millonarios.

4. México aparenta ser un pueblo "de machos" por aquello de las películas de charros, del actor Negrete y su voz retadora y fuerte; de caballos, peleas de gallos, pistolas, cantinas y enfrentamientos a puñetazos; sin embargo el 80 por ciento de la población, por lo menos, es religiosa. México es de derecha porque la religión desde el siglo XIX ha sido fuerte y negociadora con todos los gobiernos. La iglesia católica durante siglos ha sido el centro, el edificio más alto, más imponente, en todas las poblaciones. ¿Qué humilde habitante podría faltar a una convocatoria del párroco? Incluso los profesores liberales educados durante el cardenismo y el progresismo del PRI desde 1929, acuden muy devotos a la religión.

5. Patria Unida de Vox no hará religiosa la educación, porque hace siglos que la iglesia católica la domina; la podrá radicalizar para hacerla fascista, más de derecha, más religiosa, porque los profesores –aunque sean de la CNTE pro-izquierdista- disciplinados a aplicar los programas de la SEP, no comprenden el significado de la ideología o filosofía que los domina. Aprendieron los profesores a ser muy combativos en la defensa de sus derechos como trabajadores, pero jamás entendieron que todo lo que enseñan es capitalismo total y brutal. Desde el himno, la bandera, los héroes, la patria, los gobernantes, no son otra cosa que más de lo mismo. Mientras siga reinando el capitalismo la educación será transmisión de la ideología dominante.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 515 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: