Amenaza geoestratégica de Estados Unidos a China

Henry Kissinger, el historiador y político, autor de la tesis doctoral sobre Clemente L.W. Metternich (1773-1859), en entrevista realizada por la periodista y conductora del programa "World Insight" , Tian Wei, con la participación de un panel de importantes figuras políticas e intelectuales chinas y norteamericanos, expresó su profunda preocupación sobre el estado actual de las relaciones sino-norteamericanas al aseverar con énfasis: "…we have a serious problem in the sino-american relations…"

Ante los actuales escenarios internacionales en su globalidad resulta de asombro el comportamiento del imperio norteamericano de "abrir tres frentes de confrontación" como son el proceso bélico en curso grave en Ucrania donde el capitalismo-bélico se encuentra en franca derrota; cuando el desgastado concepto de "patio trasero" está en franca vía de ir caminando definitivamente al "basurero de la Historia" como percibimos con el objetivo fracaso de la denominada como "Cumbre de las Américas"; y, finalmente, cuando el Departamento de Estado y el Pentágono, en real y objetiva disidencia con la Casa Blanca y acompañados con los legisladores, senadores y representantes suscritos a sus necesitarías dependencias a la industria militar norteamericana como a los lobbies de Israel y Taiwan, van caminando hacia la confrontación directa con la República Popular China.

La Dra. Qiu Yuanping expuso algunas inquietudes entre las cuales hemos escogido las siguientes: "…sería posible "contener" a China y con ello resolver los verdaderos problemas [en el que están incursos] los Estados Unidos [de Norteamérica]?...[en consecuencia] obligaremos a los demás países a tener que adscribirse a uno de los dos países, China y EEUU?…"; finaliza la señora diputada deseando que los expertos de las academias pudieran discutir estas inquietudes "…en conciencia y objetividad…".

¿Cuál es la presente realidad geopolítica en su expresión geoestratégica en la cual están involucradas ambas potencias mundiales? ¿Cuáles países se adscriben a las tesis norteamericanas?

Los Estados Unidos de Norteamérica previo a los escenarios en desarrollo en Europa Central con el conflicto militar en Ucrania en el marco de sus causas y consecuencias han venido desarrollando una política de presencia expansiva, primeramente, en la Región Asia-Pacífico para extenderla a toda la región este-meridional del continente asiático en lo que el Pentágono y el Departamento de Estado han denominado como la Región Indo-Pacífico. Ello ha tenido como expresión real y objetiva, primeramente, el QUAD (Diálogo de Seguridad Quadrilateral), con la finalidad de extenderlo con el AUKUS buscando alcanzar, aparentemente, la concreción de una organización político-milita similar a la OTAN/NATO/ASIA dirigidas, todas ellas, a confrontar a la República Popular China tanto como "poder regional" como tratar de detener su impacto e influencias global particularmente en la Región Latinoamericana y del Caribe "tocándole la puerta" al "patio trasero" de "absoluta propiedad" de los EEUU de Norteamérica según la "Doctrina Monroe".

La expansión norteamericana a la Región del Asia-Pacífico comenzaría en la segunda mitad del siglo XIX consolidándose en las causas y consecuencias de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico cuando el derrotado imperio japonés se convirtió, efectivamente, en una semi-colonia gracias a la imposición de una constitución a la medida de los intereses norteamericanos. Esa presencia comenzó entrando en "su crisis natural" con la "Guerra en la península de Corea" cuando se conformaron dos bien definidos bandos militares continuando con la "Guerra en Vietnam" donde el "tigre de papel" demostraría que era posible derrotarle.

En nuestra visión de la actual "crisis-realidad-confrontacional" sino-norteamericana tendría sus inicios cuando Washington "le compró" a Deng Xiaoping la tesis política de la "reforma y apertura" cual tendría como bases fundamentales sus profundos impactos sobre las estructuras económicas de China y las relaciones sino-norteamericanas sustentadas en las inversiones y mercados en China.

El "factor acumulación" y las transferencia de tecnologías junto con las importantes inversiones transformaron las realidades en las estructuras y, paulatinamente, en la super-estructuras con sus correspondientes contradicciones que aportaron profundas crisis sociales con consecuencias de un "aislamiento internacional" y varias lecciones importantes para la dirigencia del Partido Comunista Chino referidas tanto al modelo económico en franca transformación como la necesidad de "desmontar" la alienación que se desarrollaría en sectores generacionales. Estas realidades obligaron a introducir el "soft-landing" en la economía y una importante y agresiva política del "rescate de la Historia y la Cultura" china durante el gobierno del Presidente Jiang Zemin.

En ese orden, pareciera que el estamento intelectual norteamericano no ha comprendido como tampoco entendido el significado de la elección de Xi Jinping tanto en el partido, en el sector militar como su elección como Presidente de China. Es decir, aun cuando se han realizado interesantes estudios de su persona no se ha coaligado con la "tradición histórica" que representa el Poder en la Historia de China.

Es decir, el líder político-militar Xi JInping no es el reflejo de Mao Zedong. Es decir, podríamos considerar al Presidente Xi Jinping como la conjugación histórica del propio proceso revolucionario que comenzaría con el fracaso del "Levantamiento de Otoño" y las realidades partidista-militares que se desarrollaron a partir del año 1928 en las zonas cercanas a la provincia de Fujian.

Es una realidad el potencial tecno-militar norteamericano ubicado, fundamentalmente, en la Región de Asia-Pacífico que podría contrastarse con los actuales desarrollos tecno-militares que vienen exponiendo en la región China en lo militar-nacional-chino lo que significaría una compleja asimetría en cuando las reales capacidades militares de una confrontación real sino-norteamericana. A ello se le debería adicionar las realidades significadas en la "Ruta de la Seda", en su versión "siglo XXI", en la región del Sudeste Asiático, como, estratégicamente, el considerar la reciente visita oficial del Canciller chino, Wang Yi, en Las Polinesias y, fundamental, en Timor Oriental.

En ese orden, como bien lo expuso la señora diputada Qiu Yuanping, arriba en referencia, cuando expresó su inquietud sobre los impactos de una confrontación sino-norteamericana en la Región Indo-Pacífico.

En el marco de esa realidad, los panelistas académicos que participaron en el mencionado programa conducido por la referid periodista Tian Wei consideraron la necesidad del diálogo directo, "face to face", entre ambos y actuales líderes, Xi Jinping y Joe Biden, buscando tratar de alcanzar acuerdos aún en el marco de las lógicas diferencias en curso sobre las bases del mutuo beneficio y la paz mundial.

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 483 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: