Ucrania y los medios de información

Quien mira la operación militar de Rusia en Ucrania fiándose de lo que dicen los medios de comunicación occidentales, pensaría que Rusia está sola luchando contra el resto del mundo y perdiendo Los medios han presentado la rendición en masa de los soldados del Batallón Azov escondido con rehenes civiles en los túneles de la siderúrgica Azovstal de Mariupol Como un desalojo previo a una reubicación. No es la verdad. Los efectivos del batallón Azov son ahora prisioneros de guerra del ejército ruso, salvo por aquellos heridos que están recuperándose en algún hospital ruso.

L a situación de los rehenes civiles retenidos en Azovstal por las tropas del Batallón Azov demoraba una rápida ocupación rusa de Mariupol. Eso dejó a los medios de la OTAN un tema para hablar de la ineficaz lentitud del avance del ejército ruso. Los medios han hablado de un desalojo de Azovstal y no de una rendición, como si se tratase de una retirada a nuevas posiciones. A pesar de la censura occidental, o todos hemos visto las fotos de los miembros del Azov con las manos en alto montando desarmados en una caravana de autobuses con la Z de las Repúblicas del Donbass en el costado, rumbo a un campo de prisioneros.

También hemos visto videos de ambulancias rusas ayudando a montar camillas con soldados heridos del Batallón Azov en ambulancias rusas, para llevarlos a hospitales rusos de donde ya recuperados saldrán a a juntarse con sus compañeros en el campo de prisionerosucranianos. El trato normal que los rusos dan a los soldados ucranianos reclutados es dejarlos libres de regresar a sus casas; pero los miembros del batallón Azov son responsables de crímenes contra la población civil y de torturar a soldados rusos prisioneros. Por ello los dos comandantes del batallón Azov aún no se n entregan y permanecen con algunos rehenes civiles en los sótanos de Azovstal.

De cuanto comunican los grandes medios de masas se pensaría que todas las naciones de la Tierra están enviando ayuda humanitaria, armas o dinero como respuesta a las súplicas del Presidente ucranianoVolodymyr Zelensky.

Pero la verdad es distinta- Muchos no saben que el Sr. Zelensky pudo haber evitado la operación militar rusa si hubiese cumplido con la aplicación de los compromisos asumidos en los acuerdos de Minsk por los anteriores gobiernos ucranianos; pero se negó y ordenó la recuperación por la fuerza de las provincias del Donbass con un ataque obligó a la declaración de independencia del Donetz y Lugansk. La continuada agresión de Zelensky obligó a emprender la operación militar de Rusia para proteger los civiles de esas ciudades que durante 8 años sufrieron ataques de artillería del ejército ucraniano, sin que la gran prensa occidental lo mencionase a pesar la denuncia de Rusia en la ONU de que esas andanadas hubian matado a 15000 civiles del Donbass

La prensa occidental miente por omisión cuando calla las regiones del mundo que se han negado a criticar o sancionar a Rusia. De paso esas regiones y países suman la mayor cantidad de habitantes del planeta. Cuando la prensa occidental toca el tema de Ucrania deja la falsa impresión de que que Estados Unidos y sus vasallos desean dar: que el mundo entero está unido a favor de ellos contra Rusia.

Es cierto que un formidable grupo de antiguas potencias imperiales está hombro con hombro al lado de los EE. UU., ya sea dotando de armamento letal al ejército de Zelensky o simplemente brindando un respaldo diplomático tácito. La verdad es que la mayoría de los países más populosos no está involucrada contra Rusia. Por el modo como Washington suele plantear su antagonismo: cuando dice:quien no se somete a mis dictados es un contrario. Según ese silogismo, una mayoría de la población mundial estaría apoyando la operación militar rusa en Ucrania

La mayoría de los países más populosos del mundo no envía ayuda a Ucrania, ni ha impuesto sanciones a Rusia. Parece que la mayor parte del mundo, o al menos una porción significativa, está contra la coalición de EE. UU y sus países vasallos.

La India, el país más populoso del mundo, tal vez por eso, ha sido objeto de una ola de actividad y visitas diplomáticas de países OTAN en las últimas semanas, sin mover un ápice la posición neutral del Primer Ministro Modi. Una actitud elocuente cuando Washington dice, quien no está con él está contra él.

Eso muestra que el mundo está cansado de la prepotencia de Washington y celebra que por fin alguien, Vladimir Putin lo ha desafiado y lo que es más significativo, lo ha desafiado en el terreno militar, aquel tema en que Estados Unidos cree tener la supremacía y en lo que fundamenta su agresividad y prepotencia de que aún cuando no le den la razón arrebata (Irak, Irán).

Hubo una reunión entre el asesor de asuntos exteriores de Alemania y el asesor del secretario de asuntos exteriores de la India, después de la cual los alemanes se comprometieron a no seguir "predicando a la India" sobre su postura neutral en cuanto a la operación militar rusa en Ucrania.

Un mes antes del viaje a la India del primer ministro británico, Boris Johnson, hubo una cumbre virtual entre la UE y la India, cumbre que un diplomático europeo describió como un "diálogo de sordos".

A esto le siguió el mes pasado una visita de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a Nueva Delhi, donde se reunió con Modi. A los pocos días de eso, el primer ministro indio emprendió una gira por tres capitales de Alemania, Dinamarca y Francia. Después de esa visita los funcionarios de Occidente han ablandado la presión, absteniéndose de exigir que Modi pase de su postura neutral a volverse contra Rusia, pero los vasallos de Washington continúan insistiendo. Aunque la India consciente de su soberanía sigue teniendo buenas relaciones comerciales con Moscú y además es parte del Consejo de Cooperación de Shanghai que es un conjunto de países inmunes a las presiones de Washington, por eso la India se resiste y seguirá resistiendose a molestar a Moscú.

Dado que la intervención militar directa de Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Europea se considera impensable en esta etapa, la guerra económica es la forma limitada con que Occidente puede responder sin atreverse a enfrentar militarmente a Rusia. Hay muchos preparados para ponerse de pie y ser contados como aliados de Estados Unidos. Es un grupo muy predecible porque algunos de ellos están aún bajo ocupación militar o son retazos del Imperio Británico. Japón, Canadá, Nueva Zelanda, Australia y Suiza son los más importantes de la comunidad internacional en sumarse a la carga financiera contra Moscú; la base de las sanciones financieras consiste en robarse el dinero que los países que no obedecen a Washington y tienen sus reservas depositadas en dólares o €euros en bancos del sistema financiero occidental. En cuyas bóvedas Washington y Londres parecen poder entrar sin impedimento alguno

Muchos países importantes en el mundo actual como Pakistán, América Latina,, Israel, Vietnam, y Sudáfrica se negaron o con énfasis a sumarse al régimen de sanciones contra Rusia o a apoyar la resolución de la ONU que excluyó a Rusia del Consejo de Derechos Humanos en la que India se abstuvo. México votó a favor de la resolución, pero poco después el presidente Andrés Manuel López Obrador se retractó: "Queremos tener buenas relaciones con todos los gobiernos del mundo".

Los países que tradicionalmente mantienen un enfoque no alineado en política exterior se han mantenido al margen de la campaña estadounidense para aislar económicamente a Rusia. La mayoría de los países de América del Sur, África y Asia se mantienen al margen. Esa es una parte bastante grande del planeta. Por ello Washington se muestra ahora cordial con países, concretamente Cuba y Venezuela, a los que por décadas Washington saboteó sus economías para mantener su población en la miseria, con la esperanza tonta de que eso haría impopulares a sus gobiernos que serían derrocados por furia popular. Uno se pregunta que fuman durante sus sesiones los consejeros del Departamento de Estado que en lo que concierne política exterior parecen vivir sumidos en una nube de "wishful thinking" o es que se creen las mentiras que difunden en sus medios de comunicación para las masas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 470 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor