El poder oscuro hace arte de su guerra cognitiva

Amigo lector si usted es prosionista, proreligioso, o pro yanqui, le invito a que abra más su entendimiento, ya que ha llegado la hora, ha llegado el tiempo en que los confundidos serían los primeros en entender. En este conflicto bélico que puede transformarse en una III Guerra Mundial, el eje del mal (los EE.UU.) junto con la Unión Europea han utilizado la mejor de las estrategias para hacer creer al mundo que Vladimir Putin es el nuevo Hitler y que los ucranianos son las víctimas. En este último caso, Ucrania es más bien la sometida pronazi del imperio y de la comunidad europea, es el alfil que mueve el poder oscuro para conseguir sus propósitos. Ahora bien, quién fue Hitler más allá de haber sido el líder del Partido Nacionalista Socialista Obrero Alemán (conocido como Nazi), que intentó ser el amo del mundo por creer que los alemanes eran una raza pura, que intentó expandir su ideología y la consolidación de un estado racialmente puro, eliminando a los judíos y a todo aquel que considerara enemigo de Alemania, así como el "peligro comunista". En su subconsciente, a nivel espiritual ¿qué sabía Hitler de los judíos para querer exterminarlos? ¿En qué lugar del planeta se ubican hoy los judíos? Israel es el único país en el que los judíos constituyen la mayoría de la población. Durante los 60 años de existencia de Israel, han emigrado judíos de diferentes países, supervivientes del holocausto. Actualmente la mayor cantidad judía de la diáspora se encuentra en EE.UU., con cerca de 5,2 millones de judíos. No obstante, aunque el sionismo significa luchar por un Estado judío independiente, no todos los judíos viven en Israel y no todos los habitantes de Israel son judíos. El Estado sionista de Israel es el único que no tiene una constitución, ni límites claros y conocidos.

¿Quién invade a quién? La mitad de Europa y parte de Asia obtuvieron su condición de Estado a manos de Rusia en particular, y Ucrania la obtuvo por primera vez como resultado de la Gran Revolución de Octubre dentro de las repúblicas de la antigua URSS y no fue hasta 1991, donde también Rusia, obtuvo la independencia total. Rusia ha otorgado la independencia a la mayoría de los estados europeos dos veces en los últimos 2 siglos después de destruir a Hitler y a Napoleón; diferente a los gobernantes del imperio cuya trayectoria ha sido el de invadir, saquear, sancionar, generar conflictos bélicos, establecer bases militares y autoproclamarse —igual que Hitler— como los dueños del mundo. De este territorio, las regiones de Donetsk y Lugansk se autoproclaman Repúblicas Populares Independientes; pero hace unos años atrás, a través de un plebiscito votaron por amplia mayoría seguir siendo parte de la Federación Rusa, por lo que Putin y la Duma rusa la reconocieron hace poco como tal. Con el surgimiento de la derecha nazi, Ucrania (país que tiene la tercera o cuarta comunidad judía más grande del mundo), asume abiertamente una posición de simpatía con este movimiento, por lo que una vez empoderados de su autonomía atacaron cruelmente contra las aldeas judías y campesinos, persiguiendo principalmente a simpatizantes bolcheviques. El salvajismo nazi recorrió toda Ucrania, con una cruda realidad inhumana, donde niños fueron asesinados y otros enviados a campos de exterminios nazi por el ejército ucraniano. Luego, con la derrota de Hitler, Ucrania vuelve a la normalidad; pero con la desintegración de la URSS, se despierta su simpatía pronazi, lo que estimula a la CIA, al imperio y sus aliados para penetrar y reavivar el odio, para instalar bases militares; pero también para repartirse las riquezas, como: el petróleo, uranio, titanio, manganeso, hierro, mercurio, carbón; esto sin contar que es el primer país en Europa en términos de superficie de tierra cultivable. El gobierno fascista de Kiev ha venido aplicando una limpieza étnica en estas regiones desde hace ocho años y el mundo no se enteró. Esta coyuntura ha beneficiado en todos los aspectos a los EE.UU. ya que su economía se ha reactivado, gracias a la interferencia en este conflicto. No sin antes generar una matriz falsa de información y opinión de que los rusos invadieron a Ucrania y están atacando a la población civil; mientras que el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski (judío), ataca a su propio pueblo con fuego de artillería, intentó explotar una base nuclear para incriminar a los rusos y asesina en esos territorios que se independizaron a los prorusos de nacionalidad también rusa.

La pretensión de EE.UU. y Europa es la de anexar a Ucrania a la OTAN para instalar allí sus bases militares y armas nucleares, lo cual quiere impedir el gobierno de Rusia por su seguridad, por su ubicación geopolítica estratégica. Al tener el imperio y sus aliados el control militar, geopolítico y económico de esta zona, tendrá entonces casi el dominio de todo el planeta, los países más vulnerables como Venezuela y México se verían afectados por las riquezas petroleras; la intervención hacia esta parte de América sería más inminente y los países latinos aliados del imperio, servirían de enlace para generar cualquier tipo de acción bélica o invasión contra cualquier país obstáculo interés del imperio. El poder oscuro hace arte de su guerra cognitiva para cambiar los modelos, para que el ser humano piense como sus representantes quieren que piense. Solo una persona que desconozca la historia puede pensar que un movimiento pronazi que se instale en un país para asesinar a los que no son de su raza, es bueno; que a su vez crea que los intereses de los EE.UU. son más genuinos que los de Rusia, a pesar de que la derecha mundial cayó cuando EE.UU. bombardeó y destruyó Yugoslavia, derivándose el fraccionamiento de 7 nuevos estados los cuales contó con su apoyo; o que haber designado a Guiadó presidente interino fue por el bien de Venezuela; en fin, es una locura. Apoyar el resurgimiento de este movimiento nazi para alcanzar los fines del imperio y de la U.E. es una inmoralidad, pero que el mundo crea lo que emiten los grandes medios y las redes, porque una imagen lo da como veraz, significa que la guerra cognitiva empezó a hacer sus efectos y que a esta humanidad le costará mucho entender quién es realmente el enemigo es porque aún no se conoce a sí mismo. No podrá entender el origen de esta nueva hecatombe, la cual no tiene nada que ver con lo que los medios publican.

En esta coyuntura o se apoya a Rusia, o se apoya al imperio junto a la OTAN y sus aliados; pero no se puede ser neutral. Apoyar a Rusia significa estar del lado de la única fuerza moral que reivindicaría a aquellos países (Palestina, Afganistán, Siria, Libia, Irán, Irak, Vietnam) que no pudieron o no han podido defenderse contra el eje del mal. Apoyar a EE.UU.-OTAN-U.E. es apoyar al poder oscuro —aunque creas que los malos son los otros porque usan sus armas para defenderse, es parte de la guerra cognitiva—, y eres parte de ese poder oscuro; en tu subconsciente trabajas para el, le das las armas o herramientas que necesita para que se empodere y ese será su mejor alimento. No se puede ser neutral, pues esta es una guerra sin precedentes, ya que ser imparcial será la postura más fácil para el poder oscuro tomar tu cerebro para que no pienses y usarte. Que Rusia rompa los esquemas del Nuevo Orden Mundial es parte del plan de la Gran Fraternidad para salvar al mundo: es destruir los imperios de grandes economías como los Rothschlid, Soros, Schwab, Bill Gates, Zuckergerg, Trump, las monarquías; la imposición de la moda de la homosexualidad como forma de controlar la población, o de epidemias para evitar el crecimiento poblacional, el racismo de una élite que se cree pura; dar un viraje a esa forma impuesta por el mundo liberal de sustituir la esencia del espíritu por un poder oscuro nefasto. Todo es un cementerio de desechos tóxicos del NOM que trabaja para el poder oscuro (el capitalismo, la religión y la esclavitud). En realidad el imperio quiere controlar el mundo, es el conductor de este capitalismo perverso, genocida y ecocida que domina el planeta. La humanidad ignora conscientemente estas verdades, da pena que aún hoy existan controladores sosteniendo un bloque de mentiras, manipulando las historias para desviar la verdad. Desde Abraham hasta el presente esta raza se ha creído exclusiva y no existen privilegios. Ellos son los originadores del desequilibrio de la vida en la materia. La raza judía por donde navegó dejó desolación y destrucción.

Fecha: 8 de marzo 2022

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1322 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración Articulista

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: