Conferencia de Putin en la reunión del Club Valdai

Quedé muy impresionado con el  claro contenido filosófico de la Conferencia del Presidente Putin durante la última reunión  del Club Valdai. La  firme claridad  del pensamiento  de Putin contrasta con la ambiguedad oportunista de los otros líderes mundiales sobre los temas  cuyo debate está de moda en la sociedad woke internacional.
 
La conferencia de Putin duró 3 horas recibí un resumen en inglés que es suficiente para comprender  su contenido y me gustó tanto - coincide conmigo en todo lo esencial-  tanto que traduje su resumen al español.
 
Esta es  la versión española 
 

"Presidente de Rusia Vladimir Putin: Señorías,

Para empezar, me gustaría agradecerles por venir a Rusia y participar en los eventos del Valdai Club.

Señoras como siempre, durante estas reuniones se plantean cuestiones urgentes y se llevan a cabo debates exhaustivos sobre estos temas que, sin exagerar, importan a personas de todo el mundo. Una vez más, el tema clave del foro se planteó de una manera sencilla, diría incluso a quemarropa: La sacudida global en el siglo XXI: el individuo, de los valores y del estado.

De hecho, vivimos en una era de grandes cambios. Si me lo permite, por tradición, ofreceré mis puntos de vista con respecto a la agenda que ha elaborado.

En general, esta frase, "vivir en una era de grandes cambios", puede parecer trivial ya que la usamos con tanta frecuencia. Además, esta era de cambio comenzó hace bastante tiempo y los cambios se han convertido en parte de la vida cotidiana. De ahí la pregunta: ¿merece la pena centrar en ellos? Estoy de acuerdo con quienes hicieron la agenda de estas reuniones; que por supuesto que lo merece.

En las últimas décadas, muchas personas han citado un proverbio chino. El pueblo chino es sabio y tiene muchos pensadores y pensamientos valiosos que todavía podemos utilizar hoy. Uno de ellos, como sabrá, dice: "Dios no permita vivir en una época de cambios". Pero ya lo estamos viviendo, nos guste o no, y estos cambios son cada vez más profundos y fundamentales. Pero consideremos otra prueba de sabiduría china: la palabra "crisis" consta de dos logotipos - probablemente haya representantes de la República Popular China en la audiencia, y me corregirán si me equivoco - pero, dos jeroglíficos, "peligro "Y" oportunidad ". Y como decimos aquí en Rusia, "lucha contra las dificultades con tu mente y lucha contra los peligros con tu experiencia".

Por supuesto, debemos ser conscientes del peligro y estar preparados para contrarrestarlo, y no solo una amenaza, sino muchas am +enazas diversas que pueden surgir en esta era de cambio. Sin embargo, no es menos importante recordar un segundo componente de la crisis: oportunidades que no se deben desaprovechar, tanto más, cuanto que la crisis a la que nos enfrentamos es conceptual e incluso parte de la civilización. Se trata básicamente de una crisis de enfoques y principios que determinan la existencia misma de los humanos en la Tierra, pero tendremos que revisarlos seriamente, en cualquier caso. La pregunta es dónde moverse, qué renunciar, qué revisar o ajustar. Al decir esto, estoy convencido de que es necesario luchar por valores reales, defendiéndolos en todos los sentidos.

La humanidad entró en una nueva era hace unas tres décadas cuando se crearon las principales condiciones para poner fin al enfrentamiento político-militar e ideológico. Estoy seguro de que ha hablado mucho de esto en este club de discusión. Nuestro Canciller, yo también hablé de ello, pero sin embargo me gustaría repetir varias cosas.

En ese momento se inició la búsqueda de un nuevo equilibrio, relaciones sostenibles en las áreas social, política, económica, cultural y militar y el apoyo al sistema mundial. Estábamos buscando este apoyo, pero hay que decir que no lo encontramos, al menos hasta ahora. Mientras tanto, aquellos que se sentían los ganadores después del final de la Guerra Fría (también hemos hablado de esto muchas veces) y pensaban que habían escalado el Monte Olimpo pronto descubrieron que el suelo se estaba cayendo por debajo incluso allí, y esta vez fue su turno. y nadie podía "detener este momento fugaz" por muy justo que pareciera.

En general, debió parecer que nos ajustábamos a esta continua inconstancia, imprevisibilidad y un permanente estado de transición, pero esto tampoco sucedió.

Me gustaría agregar que la transformación que estamos viendo y de la que somos parte es de un calibre diferente a los cambios que ocurrieron repetidamente en la historia de la humanidad, al menos aquellos que conocemos. No se trata simplemente de un cambio en el equilibrio de fuerzas o de avances científicos y tecnológicos, aunque ambos también se están produciendo. Hoy, nos enfrentamos a cambios sistémicos en todas las direcciones, desde la condición geofísica cada vez más complicada de nuestro planeta hasta una interpretación más paradójica de lo que es un ser humano y cuáles son las razones de su existencia.

Miremos a nuestro alrededor. Y diré esto nuevamente: me permitiré expresar algunos pensamientos a los que me suscribo.

En primer lugar, el cambio climático y la degradación ambiental son tan obvios que incluso las personas más descuidadas ya no pueden ignorarlos. Se puede seguir participando en debates científicos sobre los mecanismos detrás de los procesos en curso, pero es imposible negar que estos procesos están empeorando y es necesario hacer algo. Los desastres naturales como sequías, inundaciones, huracanes y tsunamis casi se han convertido en la nueva normalidad y nos estamos acostumbrando a ellos. Baste recordar las devastadoras y trágicas inundaciones en Europa el verano pasado, los incendios en Siberia; hay muchos ejemplos. No solo en Siberia, nuestros vecinos en Turquía también han tenido incendios forestales, y los Estados Unidos y otros lugares del continente americano. A veces parece que la rivalidad geopolítica, científica, técnica y tecnológico, se vuelve sin sentido en este contexto, si los ganadores no van a tener suficiente aire que respirar ni agua que beber.

La pandemia del coronavirus se ha vuelto un recordatorio de lo frágil que es nuestra comunidad y su vulnerabilidad y nuestra tarea más importante es asegurar que la humanidad tenga una existencia segura y resistente. Aumentar nuestra posibilidad de sobrevivencia de frente a los cataclismas nosotros debemos reconsiderar como llevamos adelante nuestras vidas y como manejamos nuestros hogares, como las ciudades se desarrollan y como deberían desarrollarse, necesitamos reconsiderar las prioridades de desarrollos de países enteros, repito, la seguridad es uno de nuestros imperativos en todo caso eso es ahora obvio y quien quiera negarlo tendrá luego que explicar porque se equivocó y porque no se estaba preparado para enfrentar las crisis y golpes que otras naciones encaran.

Segundo. Los problemas socio económicos que afectan los seres humanos se han empeorado al punto de que antes hubieras sacudidas globales como guerras mundiales y cataclismos sociales. Todos coinciden en decir que el modelo actual de capitalismo que subraya la estructura social de la gran mayoría de los países ha agotado su curso y ya no obedece a una solución para una cantidad creciente que se enredan cada vez más.

En todas partes hasta los países y regiones más ricas tienen una distribución de la riqueza material ha aumentado la desigualdad; primero, la desigualdad de oportunidades en ambas sociedades individuales, tanto a nivel nacional como internacional. Como mencioné a principios de este año durante el Foro de Davos esa formidable tarea en mis comentarios. Sin duda estos problemas nos amenazan con grandes y profundas divisiones sociales.

Además, un número de países y hasta enteras regiones son golpeadas regularmente por escasez de alimentos. Es probable que luego abordemos ese tema, pero hay muchas razones para creer que esa escasez aumentará en el próximo futuro y llegará a formas extremas, habrá también escasez de agua y electricidad. (Nosotros tocaremos ese punto más adelante), sin mencionar la pobreza y el desempleo y la falta del adecuado cuidado de la salud.

Los países atrasados están conscientes de eso y están perdiendo la esperanza en la perspectiva de alguna vez alcanzar los países líderes. El desengaño empuja la agresión y empuja a la gente a unirse en los rangos extremistas. La gente de esos países tiene un creciente sentido de decepción y expectaciones fallidas, así como falta de oportunidades no solo para sí mismo sino también para sus hijos. Es lo que los hace buscar mejores vidas y eso resulta en inmigración incontrolada. Que a su vez crea una tierra fértil para el descontento social en los países más prósperos. No necesito explicar nada porque a vosotros veis todo esto con vuestros propios ojos, probablemente conocéis estas materias mejor que yo.

Como señalé antes los países líderes prósperos tienen otros apremiantes problemas sociales, tareas y riesgos en amplias gamas y muchos entre ellos ya no están interesados en pelear por influencia porque como dicen ya tienen suficiente en sus platos. El hecho de que la sociedad y la gente joven en muchos países han resucitado El hecho de que la sociedad y los jóvenes en muchos países hayan reaccionado de manera brusca e incluso agresiva a las medidas para combatir el Coronavirus ha reaccionado de manera brusca y agresiva para combatir el coronavirus muestra- quiero enfatizar esto- espero que alguien haya mencionado antes que yo en otros lugares-, por ello creo que esta reacción muestra a la pandemia como solo un pretexto: las causas de irritación social y la frustración corren más profundamente. Tengo otro punto que señalar. La Pandemia que, en teoría, debía supuestamente unir a la gente contra una amenaza común, ha en cambio resultado ser un factor divisivo en lugar de ser unificador. Hay muchas razones para eso, pero uno de las principales es que comenzaron a buscar soluciones usando los enfoques habituales, una variedad de ellos, que todavía son los mismos viejos de antes, pero simplemente no funciona con frecuencia y es bastante raro en lugar de mejorar empeoran la situación.

Rusia ha repetidas veces pedido y voy a repetir esto que se suspendan esas inapropiadas ambiciones de locales y se trabaje conjuntamente. Ya hablaremos de esto más tarde pero está claro lo que tengo en mente. Estamos hablando acerca de la necesidad de combatir la infección del coronavirus todo juntos. Pero no cambia nada; todo permanece igual a pesar de las consideraciones humanitarias. No me estoy refiriendo a Rusia solo ahora, dejemos a parte las sanciones de Rusia por ahora. Me refiero a sanciones que permanecen en esos países que necesitan asistencia internacional. ¿Dónde están los fundamentos humanitarios del pensamiento político occidental? Parece aquí que no son otra cosa más que habladurías ¿Es que se comprende eso? Parece que es solo un asunto superficial.

Además, los impresionantes logros de la revolución tecnológica, en inteligencia artificial, electrónica, comunicaciones, genética, bioingeniería abren preguntas filosóficas y espirituales y morales que hasta ahora eran de exclusivo dominio de escritores. ¿Qué pasará si las maquinas sobrepasan a los humanos en la habilidad de pensar? ¿Cuáles son los límites de la interferencia en el cuerpo humano más allá del cual una persona cesa de ser ella misma y se convierta en otra? ¿Cuáles son los límites éticos generales donde el potencial de las ciencias y las máquinas se están volviendo sin límites? ¿Qué significa todo esto para cada uno de nosotros para nuestros más próximos descendientes para nuestros hijos y nuestros nietos?

Estos cambios están ganando inercia y no pueden ser detenidos porque son como reglas, son objetivos. Todos nosotros tendremos que tratar con las consecuencias, con indiferencia de sistemas políticos, condición económica o de ideología prevalente.

Verbalmente todos los países hablan acerca de sus compromisos con los ideales de cooperación y deseo de trabajar juntos, para resolver los problemas, pero, desafortunadamente estas son solo palabras. En realidad, sucede lo opuesto, la pandemia ha servido para alimentar las tendencias negativas que emergieron hace mucho y se están poniendo peores. El enfoque basado en el proverbio. "tu propia camisa está más cerca de tu cuerpo", se ha convertido en algo común y ya ni siquiera se esconde. Sin embargo, esto con frecuencia materia para jactarse de intereses egoístas prevaliendo sobre el bien común.

Por supuesto, el problema no es solo la maldad de ciertos países y ciertas elites. Es mucho más complicado que eso, en mi opinión en general la vida es rara vez dividida en blanco y negro. Cada gobierno, cada líder, es primariamente responsable antes sus compatriotas, obviamente. El principal objetivo es asegurar su seguridad, su paz y su prosperidad. De modo que, los asuntos internacionales y trasnacionales nunca van a hacer tan importante como el liderazgo nacional y la estabilidad doméstica. En general, esto es normalmente lo correcto.

Necesitamos enfrentar el hecho de que las instituciones de gobernabilidad global no son siempre efectivas y sus capacidades no siempre están a la altura de la tarea que les impone las dinámicas y los procesos globales. En este sentido, la pandemia puede ayudar- estuvo muy cerca de mostrar que instituciones tiene lo que se necesita para ser el entonamiento preciso.

El realineamiento de la balanza de poder le supone una redistribución de acciones a favor de levantar y desarrollar países que hasta ahora han sido dejados afuera. Para ponerlos ásperamente la combinación occidental de los asuntos internacionales, que comenzó hace siglos y por un corto periodo fue absoluta durante el siglo xx dando lugar a un sistema muy diferente.

Esa transformación no es un proceso mecánico y en su propio modo uno podría decir sin paralelo. La historia política no tiene ejemplos de un mundo estable después de haber sido establecido con una guerra y su resultado como base, como fue el caso de la segunda guerra mundial. Por lo que por ello tenemos la oportunidad de crear un precedente extremamente favorable. El intento de crearlo después de la guerra fría con la base de la dominación occidental fracaso como vemos. El actual estado de los asuntos internacionales es el producto de ese mismo fracaso y nacido de él.

Algunos pueden preguntarse, ¿A dónde hemos llegado? Nosotros hemos llegado a un lugar paradójico. Solo un ejemplo, durante dos décadas las dos naciones más poderosas del mundo han estado conduciendo campañas militares en dos países que no pueden compararse con ellos bajo ningún estándar. Pero en el final tuvieron que dejar las operaciones sin lograr un solo objetivo para los que habían estado luchando durante 20 años yu al retirarse de esos países después de causar considerables daños a ellos y nosotros mismos, la situación solo se empeoro dramáticamente.

Pero eso no es el punto. Antes de eso una guerra perdida por un lado era una victoria para el otro lado, que tomó la responsabilidad para que sucediera. Por ejemplo, la derrota de estado unidos en la guerra de Vietnam, no convirtió a Vietnam en un "hueco negro". Al contrario, se levantó ahí un país exitoso que admitimos contó con el apoyo de un aliado fuerte. Las cosas son diferentes ahora, no importa quién tiene la mano arriba, la guerra no cesa, solo cambia de forma. Como regla el ganador hipotético rechaza o no puede asegurar una recuperación postguerra pacifica, y solo empeora el caos y el vacío presentando un peligro para el mundo.

Colegas,

¿Qué pensáis que son los puntos de arranque de este complejo proceso de alineamiento? Vamos a resumir los puntos expuestos.

Primero: la pandemia del coronavirus ha mostrado claramente que el orden internacional es estructurado alrededor de países estados. Además, los hechos recientes han mostrado que las plataformas digitales globales con todo su poder, que pudiéramos ver desde lo interno de los procesos políticos de estados unidos no han podido usurpar el poder político del estado o las funciones del estado, esos intentos de usurpar han resultado efímeros. Las autoridades de Estados Unidos como he dicho, han puesto inmediatamente a los dueños de esta plataforma en su sitio, que es exactamente lo que está haciéndose en Europa. Si se mira al tamaño de las multas que le han impuesto y las medidas de desmonopolización tomada. Esto resulta evidente.

En décadas resientes, muchos han jugado con fantasiosos conceptos que sostienen que el papel ya no tiene vigencia y está desapareciendo. La globalización ha supuestamente convertido las fronteras nacionales en un anacronismo, y soberaneidad en un obstáculo a la prosperidad. Vosotros sabeis que ya he dicho esto antes y lo diré de nuevo. Esto es lo que ha dicho por aquellos que intentan abrir las fronteras de otros países para su beneficio competitivo. Esto es lo que en realidad sucedió. Y pronto se fue visible que alguien en algún lugar estaba logrando grandes resultados, estos agentes regresaron inmediatamente a cerrar las fronteras en general y primero que todo sus propias fronteras aduaneras y como usted quiera comenzaron a erigir muros. Bueno es que ¿acaso estaba previsto que nosotros no íbamos a notar eso? ¿O qué? Todos vemos todo y cada quien comprende perfectamente bien. Naturalmente ellos también.

No tiene sentido discutirlo ya más. Es obvio. Pero los hechos, cuando hablamos sobre la necesidad de abrir fronteras, las cosas como he dicho fueron en el sentido contrario. Solo estados soberanos pueden responder efectivamente a los desafíos de estos tiempos y a las aspiraciones de sus ciudadanos. De acuerdo a esto cualquier orden internacional efectivo deberían tomar en cuenta los intereses y capacidades para proceder sobre esa base, y no tratar de probar que no deberían existir. Además, es imposible imponer todo a todo el mundo, bien sea los principios que sostienen la estructura sociopolítica o los valores de algunos que por sus propias razones les dice universales. Después de todo está claro que cuando una verdadera crisis golpea hay solo valor universal que queda y esa es la vida humana, que cada estado decide por su cuenta cómo puede protegerla mejor basándose en sus habilidades, culturas y tradiciones.

Respecto a esto, volveré a señalar como lo severa y peligro que fue la pandemia del coronavirus. Como ya saben más de cuatro millones han muerto de eso. Estas aterradoras cifras son comparables y todavía acceden las perdidas militares de los principales participantes de la primera guerra mundial.

El segundo punto, y quisiera llevar su atención a la escala de cambio que nos esfuerza a actuar con extrema cautela, aunque fuese solo por razones de autopreservación. El estado y la sociedad no deben responder de manera radical a los cambios cualitativos en tecnología, y los dramáticos cambios ambientales o la destrucción de sistemas tradicionales. Es mas fácil destruir que crear, como bien sabemos. Nosotros en Rusia sabemos esto muy bien, lamenablemete como ha sido nuestra propia experiencia que hemos sufrido varias veces.

Hacía apenas un siglo Rusia enfrentaba problemas serios incluyendo el de la primera guerra mundial, pero estos problemas no eran mas grandes y posiblemente menos agudos que otros países enfrentaron y Rusia pudo haber manejado estos problemas gradualmente y en modo civilizado. Pero los traumas revolucionarios llevaron al colapso y a la desintegración de una gran potencia. La segunda vez, esto sucedió hace 30 años cuando una nación muy poderosa no cayó en el camino de reformas urgente, flexibles y necesarias en el momento justo y como resultado cayó víctima de toda clase de dogmatismo ambos de revolucionarios y de los llamados progresistas- todos hicieron su parte, todos los bandos lo hicieron.

Estos ejemplos de nuestra historia nos permiten decir que las revoluciones no son el camino para solucionar una crisis sino un modo de agravarla. Ninguna revolución vale el daño que le hizo el potencial humano.

Tercero, la importancia de un apoyo solido en la esfera de moral, éticas y valores aumenta dramáticamente en el frágil en el mundo occidental. De hecho, valores son un producto único del desarrollo cultural histórico de cualquier nación. La mutua interacción entre las naciones definitivamente las enriquece, la apertura expande sus horizontes y les permite dar una mirada fresca a sus propias tradiciones. Pero el proceso debe ser orgánico y no puede ser nunca rápido. Cualquier elemento extraño será rechazado de manera brusca. Cualquier intento de forzar los valores de uno en los otros con un resultado incierto e impredecible solo puede complicar interiormente la situación dramática y habitualmente produce la reacción contraria y opuesto al resultado buscado.

Miramos con asombro a los procesos en curso durante los siglos que han tradicionalmente mirado como portadores del estandarte del progreso. Naturalmente, la sacudidas sociales y culturales que están teniendo lugar en estados unidos y en Europa Occidental no son asuntos de nuestra incumbencia, nos basta con mantenernos fuera de eso. Alguna gente en el oeste cree que la agresiva eliminación de enteras páginas de su propia historia como dar marcha atrás a la "discriminación" contra la mayoría de los intereses de una minoría, y la petición de olvidar las nociones tradiciones de madre, padre y familia y aun hasta del genero algunos creen que con eso son señales en el camino hacia la renovación social.

Escuchen, quiero señalar de nuevo que ellos tienen derecho de hacer eso y pero que nosotros nos mantendremos fuera de esa tendencia. Pero les pediré que sigan metiéndose solo en sus asuntos propios también.

Nosotros tenemos otro punto de vista, por lo menos la abrumadora mayoría de la sociedad Rusa -creo que es correcto ponerlo de esta manera- tenemos una diferente opinión en esta materia. Nosotros creemos que debemos apoyarnos en nuestros valores espirituales, nuestra tradición histórica y nuestra cultura como una nación multiétnica.

Los abocados del llamado "progreso" social creen que están introduciendo a la humanidad en una nueva y mejor toma de conciencia. Buena suerte, alcen las banderas mientras nosotros decimos sigan adelante. La única cosa que quiero decir ahora es que sus prescripciones no son nuevas para nada. Y puede que caiga como una sorpresa para alguna gente, pero Rusia ya ha estado allí. Después de la revolución de 1917, bolcheviques apoyándose en los dogmas de Marx y Hengel, también dijeron que ellos cambiarían las costumbres y comportamientos existentes y no solamente los políticos y económicos, sino que cambiaría la noción de la moralidad humana y las fundaciones de una sociedad saludable. La destrucción de antiguos valores religión y relaciones entre personas incluyendo el total rechazo de la familia (nosotros tuvimos eso también), la promoción de denunciar a los seres queridos- todo esto fue proclamado como progreso y como el modo ampliamente apoyado en el mundo de entonces y estaba de moda como sucede hoy. Incidentalmente los bolcheviques, eran absolutamente intolerantes de las opiniones de otros que no fueran las suyas.

Esto creo recordará a algunos lo que ahora nos interesa. Al mirar lo que está pasando en un número de países occidentales, estamos asombrados de ver las practicas domesticas de un número de países occidentales que nosotros dejamos en un pasado distante. La lucha por la igualdad contra la discriminación se ha convertido en un agresivo dogmatismo que bordea lo absurdo, cuando hay obras de grandes autories del pasado –como Shakespeare que ya no enseñan en las escuelas de las universidades porque sus ideas son vistas como retrogradas. Los clásicos son declarados retrogrados e ignorantes de la importancia del género. Y la raza. En Hollywood se distribuyen memorandos acerca del modo adecuado de cómo escribir cuentos y cuantas letras y de que color y genero deben ser los participantes de una película. Esto es aún peor que de un departamento de propaganda del comité central del partido comunista de la Unión Soviética.

Contrarrestar los actos de racismo es necesario que una causa noble, pero el nuevo intento "cancelar la cultura" se ha convertido en una discriminación a la inversa, esto es racismo invertido. El énfasis ofensivo en dividir a la gente cuando los verdaderos luchadores por los derechos civiles soñaban precisamente acerca de borrar las diferencias y reusaban dividir a la gente por color de pies. Yo específicamente pedí a mis colegas que buscasen la cita siguiente de Martin Luter Queen "tengo un sueño que mis cuatro pequeños hijos un día vivan en una nación donde no sea juzgado por el color de su piel, pero por su carácter" esto es el verdadero valor. Sin embargo, las cosas están saliendo distintas allí. Quiero hacer notar que la mayoría de la gente rusa no piensa que la piel de la persona o su género sea un asunto importante. Cada uno de nosotros es un ser humano. Y eso es lo que cuenta.

En un número de países occidentales, el debate sobre los derechos de hombres y mujeres se ha convertido en una verdadera fantasmagoría. Miren, tengan cuidado de ir donde fueron los bolcheviques una vez planeaban llevarnos –no solo comunalizando gallinas sino comunalizando mujeres. Un paso más y ya están allí. Los fanáticos de estos nuevos enfoques van tan lejos como tratar de abolir estos conceptos completamente. Cualquiera que se atreva a mencionar que mujeres y hombres existen en la actualidad, es un hecho biológico, se arriesga a ser segregado. "padre número uno" "padre número dos", padre paridor "en lugar de madre" "leche humana reemplazando leche de pecho", porque pueden molestar a la gente que esta insegura acerca de su propio género. Repito esto no es nada nuevo, en 1920, los llamados cambiadores de cultura soviéticos inventaron un nuevo modo de hablar creyendo que creando un nuevo lenguaje creaban conciencia y cambiaban valores en el camino. También como ya lo he dicho ellos hicieron tal confusión que a veces tenemos escalofríos. Sin mencionar algunas cosas verdaderamente monstruosas cuando los niños eran enseñados desde una temprana edad que un chico puede convertirse en niña y viceversa. Esto es los maestros, de hecho, les imponían a escoger entre una opción que supuestamente todos tenemos. Esto lo hacen mientras cierran a los padres fuera del proceso y forzando a los niños a hacer decisiones que pueden trastornar su vida entera. Ellos ni siquiera se molestan en consultar psicólogos infantiles ¿si un niño de su edad esta capacidad de tomar decisiones de esta naturaleza? Llamar a una pala a un pico son cosas que limitan con los crímenes de la humanidad y está siendo hecho en nombre y bajo la bandera del progreso.

Bien, ¿si alguien le gusta esto, dejemos se lo hacer? Ya yo he mencionado que al aproximarme a estos enfoques yo voy guiado por un sano conservadorismo. fue hace algunos años, cuando las pasiones en la arena internacional todavía no estaban corriendo tan alto como están ahora, aunque naturalmente podemos decir que las nubes ya se estaban acumulando entonces. Ahora cuando el mundo está atravesando una interferencia estructural de importancia de razonamiento conservador y que la fundación del rumbo político ha salido de curso precisamente porque la multiplicación de los riesgos y peligros y la fragilidad de la realidad alrededor de nosotros.

El enfoque conservador no es asunto de tradicionalismo ignorante, un temor de cambio restricción del juego muy parecido al encerrarse dentro de su propio caparazón. Esto primariamente acerca de la confianza en la propia tradición probada ya en el tiempo, la preservación y crecimiento de la propia población y a una confirmación realística de uno mismo y de nosotros al lineamiento preciso de las prioridades y la correlación entre la necesidad y posibilidad de una prudente formulación de objetivos, y al rechazo del extremismo como método. Francamente durante el periodo de reconstrucción global va a tomar largo tiempo con su diseño final un incierto y moderado conservatismo la línea más razonable de conducta, por lo menos hasta donde podemos ver. Esto inevitablemente tendrá que cambiar hasta cierto punto, pero a hasta ahora trata de no hacer daño –el principio guía de la medicina- parece ser el más razonable de todo. Noli noceerd, como dicen.

De nuevo para nosotros en Rusia esto no son postulados especulativos, pero razones que vienen de nuestra difícil y algunas veces trágica historia. El costo de mal concebidos experimentos sociales es a veces más allá de lo estimable. Esas acciones pueden destruir no solo lo material sino también las fundaciones espirituales de la existencia humana, dejando detrás unas ruinas morales sobre las cuales nada puede ser construido por largo tiempo.

Finalmente, quiero señalar otro punto. Comprendemos demasiado ya muy bien que resolver los tantos problemas que encara el mundo puede ser imposible sin una estrecha cooperación internacional. Sin embargo, hay que ser realista, la mayoría de los bonitos eslogan deben ir con soluciones globales para problemas globales nunca se harán realidad. Para poder lograr una solución global los estados y la gente tiene que transferir sus derechos soberanos a estructuras sobrenacionales hasta un punto en que pocos lo aceptarían. Esto es atribuible primariamente al hecho de que tiene que responder a los resultados de esas políticas no a un público global si no a sus ciudadanos y sus votantes.

Sin embargo, esto no significa ejercer alguna restricción para con el propósito de traer soluciones a los problemas globales es imposible. Después de todo un intercambio global es un intercambio para todos juntos y para cada uno en particular. Si cada quien mira, ve una manera en que se beneficia de esa cooperación para sobreponerse a esos problemas eso no dejaría definitivamente mejor equipado para trabajar junto en ello.

Un modo de promocionar estos esfuerzos, sería por ejemplo, diseñar, a nivel de la UN una lista de las amenazas y problemas que algunos países específicos afrontan, con detalle de como eso afectaría a esos países. Este esfuerzo podría incorporar expertos de varios países y de áreas académicas, incluyendo a vosotros, colegas míos. Creemos que desarrollar un mapa de caminos de esta naturaleza podría inspirar a varios países para mirar asuntos, problemas globales bajo una nueva luz y comprender como la cooperación como puede ser beneficiosa para ellos.

Como ya he mencionado los problemas que enfrentan las instituciones internacionales y desafortunadamente esto es un hecho evidente, es una cuestión ahora de reformar o cerrar algunas de ellas. Sin embargo, las naciones unidas como la institucional internacional central siguen teniendo un valor sigue teniendo un valor útil por lo menos hasta ahora. Yo creo que nuestro mundo turbulento son las naciones unidas las que pueden traer un toque de razonable conservatismo y estabilidad en las relaciones internacionales algo que es muy importante para normalizar la situación presente.

Muchos critican a las naciones unidas por no adaptarse rápidamente a un mundo cambiante. En parte esto es cierto, pero no es la UN, sino primariamente son los miembros lo que tienen que ser culpados por eso. Además, este cuerpo internacional promueve no solo normas internacionales sino también el espíritu de crear reglas, que está basado en principio de igualidad y máxima consideración para cada una de las opiniones. Nuestra misión es preservar esta herencia mientras reformamos la organización. sin embargo, al hacer esto debemos asegurarnos de que no echar el bebe en el agua del baño como dice el proverbio.

No es la primera vez en que estudio usando un alto pódium para hacer este pedido de acción colectiva. Para que miremos los problemas que continúan apilarse y hacerse más agudos. Es gracias a vosotros amigos y colegas y del valdai club emerge como un fórum de alto perfil ya estabilizado. Es por esta razón que estoy parado en esta plataforma para reafirmar que estamos listos para trabajar en enfrentar los más urgentes problemas que enfrentan hoy al mundo.

Amigos,

Los cambios mencionados aquí antes de mí, como los de vuestro servidor, son relevantes para todos los países y pueblos. Rusia, por supuesto, no es una excepción. Como todos los demás, buscamos respuestas a los desafíos más urgentes de nuestro tiempo.

Por supuesto, nadie tiene recetas preparadas. Sin embargo, me atrevería a decir que nuestro país tiene una ventaja. Déjame explicarte cuál es esta ventaja. Tiene que ver con nuestra experiencia histórica. Es posible que haya notado que me he referido a eso varias veces en el curso de mis comentarios. Desafortunadamente, tuvimos que traernos muchos recuerdos tristes, pero al menos nuestra sociedad ha desarrollado lo que ahora llaman inmunidad colectiva al extremismo que allana el camino a los trastornos y cataclismos socioeconómicos. La gente realmente valora la estabilidad y poder llevar una vida normal y prosperar, mientras confía en que las aspiraciones irresponsables de otro grupo de revolucionarios no alterarán sus planes y aspiraciones. Muchos tienen recuerdos vívidos de lo que sucedió hace 30 años y de todo el dolor que fue necesario para salir de la zanja en la que se encontraron nuestro país y nuestra sociedad después de la caída de la URSS.

Las opiniones conservadoras que mantenemos son un conservadurismo optimista, que es lo que más importa. Creemos que es posible un desarrollo positivo y estable. Todo depende principalmente de nuestros propios esfuerzos. Por supuesto, estamos dispuestos a trabajar con nuestros socios en causas nobles comunes.

Quiero agradecer una vez más a todos los participantes por su atención. Como dice la tradición, con gusto responderé o al menos intentaré responder a sus preguntas.

Gracias por su paciencia.

Intervención del moderador de la 18ª reunión anual de la sesión de clausura del Valdai International Discussion Club, Fyodor Lukyanov: Muchas gracias, señor Presidente, por sus comentarios detallados que abarcan no solo y no tanto los problemas políticos actuales, sino también cuestiones fundamentales. Continuando con lo que ha dicho, no puedo dejar de preguntarle sobre la experiencia histórica, las tradiciones, el conservadurismo y el conservadurismo saludable que ha mencionado en varias ocasiones en sus comentarios.

¿Te asusta el conservadurismo malsano? ¿Dónde está el límite que separa a los saludables de los no saludables? ¿En qué momento una tradición deja de ser algo que une a la sociedad y se convierte en una carga?

Vladimir Putin: Si no se tiene cuidado cualquier cosa se converte en una carga. Cuando hablo de conservadurismo saludable, siempre me viene a la mente Nikolai Berdyayev, y ya lo he mencionado varias veces. Era un notable filósofo ruso y, como todos saben, fue expulsado de la Unión Soviética en 1922. Era tan progresista como puede serlo un hombre, pero también estaba del lado del conservadurismo. Solía ​​decir, y me disculparán si no cito sus palabras exactas: "El conservadurismo no es algo que impide el movimiento hacia arriba y hacia adelante, sino algo que le impide volver a caer en el caos". Si tratamos el conservadurismo de esta manera, proporciona una base eficaz para seguir avanzando.

Fyodor Lukyanov: Hablando de tradiciones, usted tiende a mencionar los valores tradicionales con bastante frecuencia, y este es un tema candente en nuestra sociedad. En particular, ha propuesto confiar en los valores tradicionales como base para unir al mundo. Sin embargo, las tradiciones están destinadas a ser únicas para cada nación. ¿Cómo pueden todos unirse en torno a los mismos valores tradicionales, si tienen sus propias tradiciones?

Vladimir Putin: ¿Sabes cuál es el truco? El truco es que, por supuesto, hay mucha diversidad y cada nación del mundo es diferente. Aun así, algo une a todas las personas. Después de todo, todos somos personas y todos queremos vivir. La vida es un valor absoluto.

En mi opinión, lo mismo se aplica a la familia como valor, porque ¿qué puede ser más importante que la procreación? ¿Queremos ser o no ser? Si no queremos estar, está bien. Verá, la adopción también es algo bueno e importante, pero para adoptar un niño, alguien tiene que dar a luz a ese niño. Este es el segundo valor universal que no se puede cuestionar.

No creo que deba enumerarlos todos. Todos ustedes son personas inteligentes aquí, y todos lo entienden, incluido usted. Sí, necesitamos trabajar juntos sobre la base de estos valores universales compartidos.

Fyodor Lukyanov: Hizo una declaración poderosa cuando dijo que el modelo actual de capitalismo ha seguido su curso y ya no ofrece una solución a los problemas internacionales. Uno escucha mucho esto en estos días, pero se está refiriendo a la desafortunada experiencia de nuestro país en el siglo XX cuando en realidad estábamos rechazando el capitalismo, pero esto tampoco funcionó para nosotros. ¿Significa esto que aquí es donde queremos volver? ¿Hacia dónde vamos con este modelo capitalista disfuncional?

Vladimir Putin: También dije que no había recetas preparadas. Es cierto que lo que estamos presenciando actualmente, por ejemplo en los mercados energéticos, como probablemente discutiremos más adelante, demuestra que este tipo de capitalismo no funciona. Todo lo que hacen es hablar de la "mano invisible" del mercado, solo para obtener dos mil dólares por mil metros cúbicos, ¿es eso acaso el trato de mercado para cualquier mercancía?

Cuando todo va bien y ahí estabilidad los autores económicos a lo largo y ancho del mundo piden más libertad para sí mismos y un rol más pequeño en la economía para el estado. Sin embargo, cuando los cambios surgen especialmente si es en escala global los autores piden la intervención del gobierno.

Recuerdo 2008 y 2009 cuando hubo la crisis global financiera y yo era primer ministro y hablé muchas veces con empresarios rusos que hasta ese punto habían sido visto como exitosos y de paso diré que todo está andando bastante bien para ellos ahora. Ellos se acercaron y me dijeron que estaban dispuestos a entregarme sus empresas que entonces valían decenas de millones de dólares o rubros. ¿Por qué tenían que asumir responsabilidad por su fuerza de trabajo y el futuro de esas empresas? era más fácil para ellos guardarse lo que ya habían ganado y delegar su responsabilidad en otros como el estado.

En ese tiempo acordamos que el estado debía darle un apoyo: retenían sus empresas mientras el estado pagaba sus préstamos y asumían la responsabilidad, hasta cierto punto. Junto con los empresarios encontramos una solución. Como resultado salvamos en Rusia las empresas privadas más grandes y permitimos al estado hacer una ganancia después. En realidad, hicimos dinero porque cuando las compañías estaban de vuelta sobre sus pies pagaron lo que le debían al estado. El estado hizo entonces una buena ganancia.

En este aspecto necesitamos trabajar juntos y explorar la experiencia de cada uno de los dos. Otros países también tuvieron una experiencia positiva haciendo que el estado y el mercado trabajaran en sintonía el uno con el otro. La república popular de china es un caso que sirve de ejemplo. Mientras el partido comunista mantiene su papel de liderazgo allí el país constituía un mercado que funcionaba e instituciones muy efectivas. Esto es un caso muy evidente.

Por esta razón, no existe recetas prefabricadas. El capitalismo salvaje no funciona tampoco. Como ya habíamos dicho, y estoy listo para repetir esto como he ya demostrado con varios ejemplos.

En cierto modo esto es como un arte. Se necesita cuando poner mayor énfasis en algo cuando se añade más sal o cuando se usa más azúcar ¿comprenden? Mientras al ser guiados por principios generales tan anticuados como soluciones financieras internacionales tales como el FMI o la OCDE, etc. Necesitamos comprender donde estamos.

Para actual necesitamos comprender como las capacidades se comparan con los planes que tenemos. De paso aquí en Rusia también hemos sido efectivo en los últimos años. Incluyendo el sobreponerse rápidamente a las consecuencias de la epidemia. Otros países también han funcionado bastante bien, como se puede ver.

Fyodor Lukyanov: ¿se refiere a que nos solo Rusia se mueve hacia un conservatismo optimista si no también hacia un capitalismo optimista?

Vladimir Putin: como ves necesitamos crear un estado de apoyo social. La verdad sea dicha, Europa especialmente los países nórdicos, han venido abogando por un estado de protección social durante largo tiempo. Esto es esencial para nosotros, considerando la distancia entre los ingresos de ciudadanos de varios grupos sociales, este problema también existe en varios de la mayor economía del mundo. Basta mirar a los Estados Unidos y a Europa, aunque la distancia de ingresos es más pequeña en Europa que en los Estados Unidos. Como he dicho en muchas ocasiones, solo un pequeño grupo de personas que ya estaban ricos que para comenzar ya estaban ricos se han beneficiado de la preferencia que se han hecho accesibles en los últimos años. Su riqueza ha crecido exponencialmente comparado con el ingreso de la clase media o la clase pobre. Este problema sigue existiendo allí aun cuando sea menos apremiante que en Europa.

Fyodor Lukyanov: Muchas gracias"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1172 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: