Los migrantes de América son los más pobres, despreciados y reprimidos del capitalismo asesino

1. Los únicos "migrantes ricos" son los mexicanos que desde la segunda guerra mundial –a principios de los años cuarenta- comenzaron como "braceros" a vender su fuerza, sus energías, su sangre, en el salvaje trabajo, soportando un racismo agresivo en los EEUU. Hoy da vergüenza que la economía mexicana posea el más alto ingreso en el dinero que envían los braceros a sus familiares. Esos trabajadores deberían estar en México, pero nuestro jodido país, siempre gobernado y explotado por un puñado de empresarios y políticos sátrapas, ha obligado –por falta de empleos- a varias decenas de miles a dejar a su familia y país.

2. De acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria de la Segob, al último corte de octubre de este 2021 suman 228 mil 115 personas sin documentos detenidas; la cifra más alta para un año en México desde que hace dos décadas, en 2002, comenzó a llevarse registro de estas estadísticas. La administración de López Obrador superó el récord que ostentaba el gobierno de Peña Nieto con 198 mil migrantes detenidos en 2015, cuando se puso en marcha el llamado Plan Frontera Sur. Es decir, ni con Peña, ni Felipe Calderón, ni con Vicente Fox, se habían detenido a tantos migrantes en un año como ahora. (Animal Político, 3/XII/21)

3. El ‘boom’ –escribe Manu Ureste- se produjo a partir de ese mes, coincidiendo precisamente con la visita al país de la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, que el 8 de junio se reunió con el presidente López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard para firmar un acuerdo de cooperación en materia migratoria que promete fomentar las oportunidades económicas y laborales en Centroamérica; la principal región expulsora de personas por motivos económicos o de inseguridad. Esta denuncia es muy grave porque se supone que el gobierno de AMLO, aunque no es de izquierda, se dice progresista e incluso estar a favor de los pobres.

4. Dado que EEUU ha saqueado con invasiones los territorios y las riquezas de todos los países de América, tiene la obligación de devolver esas riquezas en forma de multimillonarias inversiones en la creación de los millones de empleos necesarios en cada país o, por lo menos por ahora, en los cinco o seis países de Centroamérica más miserables; y México no debe ponerse de tapete de los yanquis reafirmando su carácter de "patio trasero" como históricamente lo ha hecho; al contrario, debe unir sus fuerzas con El Salvador, Honduras, Nicaragua, Guatemala, para conformar un frente antimperialista que exija a EEUU.

5. El "bracerismo" o la "migración" no deberían existir porque es semejante a la relación de esclavos y esclavistas, de siervos y señores feudales, de obreros y capitalista, de limosneros y personajes de horca y cuchillo. No existiría la brutal opresión si el imperialismo no hubiese aparecido y, contrario a ello cada país tuviera gobiernos honestos que sirvan a sus pueblos. Por ello hoy, el único camino que le queda a los migrantes o braceros, es exigir que los yanquis devuelvan lo robado durante dos siglos y organizarse en luchas sociales fuertes hasta lograr caídas de los gobiernos capitalistas que los mantienen en miseria y hambre. (4/XII/21)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 620 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad