Las balaceras del diálogo y los ataques a Cuba

1.- Postrecitos de Huevos Chimbos:

* Recientemente, la exsenadora colombiana Piedad Córdoba, simpatizante de la revolución bolivariana y muy conocida en Venezuela por su amistad con "El Gigante" Hugo Chávez, estuvo en el programa "Aquí con Ernesto", del ministro para la Cultura Ernesto Villegas Poljak, e informó de un aspecto que solo vi publicado en un tuits del comunicador popular, Luigino Bracci Roa, que reproduzco convencido de que esos detalles develan la miseria humana que encierra un vil personaje como Leopoldo López, al que lamentablemente muchos venezolanos de la oposición todavía obnubilados no terminan de conocer. Dice el trino de Bracci Roa en palabras de Córdoba: "Leopoldo López me pidió que le dijera a Nicolás que le diera 3 ministerios. Eso fue en 2013. Yo le dije: ¿y cómo me voy a meter yo en eso?"… Que basura… riquezas, poder, ese es el objetivo de ese truhan y toda la oposición fascista que en Venezuela encabeza el ladrón Guaidó.

* ¿Vieron al narcoparaco subpresidente de Colombia, Iván Duque, en una foto con Antonio Intriago, propietario de la empresa que contrató a los asesinos del presidente de Haití, Jovenel Moïse? ¿Vieron a la narcoparaca vicepresidenta de Colombia Marta Lucía Ramírez, justificando que esa foto se dio por casualidad durante la narcocampaña electoral de Duque en Miami? Así es esa narcooligarquía enquistada en el Palacio de Nariño, que convirtió a Colombia en un narcoestado, en el mayor exportador de cocaína del mundo y que ahora lo perfila como gran proveedor de mercenarios para magnicidios en el planeta, en fin, luego aparecieron otras fotos de Duque con Intriago que develaron la mentira de la narcotraficante Ramírez. Así son esos criminales, por eso nadie les cree en el mundo. La palabra de esos mafiosos es estiércol puro.

* Creo que la verdad sobre el magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse, nunca se sabrá. Quizás ni su esposa, quien lo acompañaba y recibió varios disparos, lo llegue a saber. ¿Cómo? Si los asesinos son militares colombianos y gringos. Y las investigaciones las llevan policías colombianos y gringos. Ya por ahí surgió el nombre de la DEA. Que Jovenel iba a ser capturado y entregado vivo a la DEA, pero extrañamente lo mataron. Ahora, sabemos que Colombia es el mayor productor de cocaína del mundo y la DEA es el cartel de droga más poderoso del planeta. ¿Les hizo algo Jovenel? ¿Qué hacían militares colombianos buscando al presidente haitiano en su residencia? Mínimo ocurre en esa investigación que le echen la culpa al que ya no se puede defender.

* Cuando el servilismo es más fuerte que la dignidad. Vean lo que dice este cantante lacayo de los gringos en un tuit: Juanes: "¡Los cubanos del exilio lo llevan diciendo por años, ahora los cubanos de la isla lo están diciendo sin miedo, LIBERTAD! Mensaje contundente para todos. El comunismo es una mierda. Ojo Colombia, ojo todos…". Pero no dice que en el capitalismo de Colombia crece cada vez más la producción de cocaína, que Iván Duque llegó a la presidencia con votos comprados por el narcotráfico, que en su país actualmente hay una matanza de líderes sociales y de manifestantes, un escándalo por los falsos positivos y las fosas comunes de Alvaro Uribe Vélez. Tampoco dice que la justicia de Estados Unidos incluyó en la lista de narcotraficantes internacionales a su sobrina, Mariana Gallón Aristizábal. Juanes ¡ojo! Cuba no es Colombia, el narcoestado que tu defiendes.

* Triste para la diplomacia lo que ocurre en la embajada de Chile en la capital venezolana, la cual devino en una guarida de malandros. Al paso que va nada extraña que reciba con los brazos abiertos a delincuentes como el "Koki", "Mayeya", dos jefes de las bandas que organizan los ataques en la Cota 905 en Caracas. De todas maneras, no son menos delincuentes "Koki", "Mayeya", que los hampones Freddy Guevara y Emilio Graterón, ambos miembros del grupo terrorista Voluntad Popular. Guevara fue indultado, pero reincidió al involucrarse en la violencia de la Cota 905, y Emilio Graterón también implicado en los mismos hechos, ya huyó e igualmente se escondió en la misión chilena.

2.- Los ataques a Cuba… Lo que más me sorprende de la agresión y esa perversión que los genocidas del imperio gringo ejecutan contra los pueblos de la dignidad, es que dejan la sensación de que para esos criminales la revolución cubana y procesos como el que en Venezuela se inició con "El Gigante" Chávez, entre otros, se trata de un solo hombre, creen que atacando al líder van a desmoronar el resto de la estructura. Y no es así, esas son armazones de acero levantadas y soldadas a base de un compuesto de honor, dignidad, soberanía, que no las van a derribar muy fácil y menos con fake news. El Comandante Eterno lo decía a su manera. "Chávez ya no soy yo, Chávez es todo un pueblo". Y era así y sigue siendo así en Venezuela con el presidente de la paz, Nicolás Maduro Moros. Ahora el presidente de EEUU, Joe Biden, en el marco de la reactivación de la doctrina Monroe, vuelve otra vez por Cuba y de una manera excesivamente burda, tan burda que parece increíble algo tan mediocre en manos de los mayores asesinos del mundo. Con un pueblo digno ya curtido en las adversidades después de 60 años de asedio y bloqueo brutal como ocurre contra los hermanos de la isla, no concibo que creyeran que iban a debilitar a Miguel Díaz-Canel al frente de una revolución ganada a punta de balas, con cuatro gatos protestando y un arsenal de falsedades por los medios de comunicación social, por WhatsApp, Facebook, Instagram. Por cierto, con Díaz-Canel intentaron una acción similar a la que pretendieron hacer en Venezuela contra el presidente Maduro, cuando le ganó las elecciones al golpista Henrique Capriles Radonski, sólo que un poco más tardío. En la Patria de Bolívar, los gringos pensaron en aquel momento que les había llegado la hora de acabar con el proceso revolucionario y se la jugaron con Capriles diciendo que no reconocía su derrota; y promovieron una violencia que dejó más de 10 muertos casi en el acto. De eso han transcurrido ocho años y ahí está Maduro en Miraflores abrazado y apoyado por un pueblo que no está dispuesto a ser colonia de los EEUU bajo ninguna circunstancia. Pero volviendo a Cuba, en la noble isla caribeña las protestas terminaron más rápido de lo que la gente pueda imaginar, se prolongaron solo en los medios de comunicación golpista y las redes sociales, que siguieron reproduciendo imágenes y videos de otras partes del mundo haciendo creer que eran en Cuba. Lo que no se puede negar son los lesionados, pero de las carcajadas que les causaron los gringos creyendo que iban a derrotar con estúpidas mentiras la revolución de Fidel, Raúl y Díaz-Canel. Todavía muchos se tocan el estómago y el pecho y les duele. ¡Viva Cuba libre!

3.- Las balaceras del diálogo… Los terroristas venezolanos nunca van a concretar una negociación honesta a favor del país, primero porque las decisiones de la oposición violenta en Venezuela no las toman ellos, las toman los gringos y lo decimos con propiedad, tenemos la experiencia de que en otros casos como en Santo Domingo, República Dominicana, a mitad de las conversaciones recibieron una llamada del norte y patearon la mesa de diálogo; segundo, porque ese sector conspirador de las organizaciones hamponiles Primero Justicia, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática, después de tanto robo en contra de la patria a través de Citgo, Monómeros, el oro que Venezuela posee en Inglaterra, intentos de golpes de estados, de magnicidios, crímenes de lesa humanidad, no tienen moral para sentarse en una reunión con mediadores nacionales e internacionales serios, y plantear algún acuerdo. En una negociación hay que exigir, pero también dar y en el caso de esos bandidos dar sería ceder y admitir sus maniobras desestabilizadoras y todos sus delitos en detrimento del pueblo. Vean que cuando los venezolanos nos enteramos de tales encuentros, esos bandoleros enseguida salen por los medios de comunicación social con el mismo mantra: elecciones libres, que se vaya el presidente Nicolás Maduro y que liberen a los políticos delincuentes presos, pero nunca dicen lo que están dispuestos a sacrificar por la paz y el beneficio del pueblo. Ahora, en función de este planteamiento, hago algunas reflexiones sobre las balaceras de la Cota 905. A mi juicio, aún derrotada, la oposición fascista le sacó provecho. Observemos que en las operaciones de adecentamiento que ejecutaron los cuerpos de seguridad venezolanos en la zona, descubrieron armamento de guerra colombiano, trincheras y excavaciones propias de paramilitares, pero también el piso de un edificio con vista al Paseo Los Próceres de Caracas, y se sabe que las bandas comandadas por el fugitivo Leopoldo López y Juan Guaidó, pensaban asesinar al presidente Nicolás Maduro y a otros altos camaradas, solo que no pudieron, sin embargo, en mi criterio, pese a que fallaron, no fracasaron del todo, me explico: la oposición terrorista venezolana ensamblada en la trama conspirativa nacional e internacional contra Maduro, sabía que si coronaba el magnicidio, obviamente no iría a las negociaciones ante el escenario catastrófico que se desencadenaría en el país, y si fallaba, tal como ocurrió, fabricaría una excusa como la que mantiene actualmente, la cual le permite decir que no sigue en el diálogo debido a la persecución y el hostigamiento del que es víctima por parte del dictador, al tiempo que cumple con los gringos, quienes son los primeros en la pirámide conspirativa contra Venezuela a través del narcoparaco de Colombia, Iván Duque.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5802 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com      @gcdimartino

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: