¿Se acaba la paciencia china?

Estados Unidos como todo el mundo sabe es gobernado por lo que allá llaman del Deep State: el Estado profundo. Eso es un conjunto de Lobbies; grupos de presión muy ricos donde está representada Wall Street, el Complejo Militar-industrial, los dueños de cadenas de medios (tipo Murdoch , AIPAC, y otros intereses permanentes. Ese Deep State es el que en realidad gobierna los Estados Unidos; por ello no importa quien gane las elecciones; porque la política va ser la misma. Para dar la ilusión de cambio le cambian la raza o el género al Presidente. Obama fue el presidente negro, decían, cuando en realidad era un mulato: madre blanca y padre negro.

Para el Deep State Trump era un Presidente incómodo porque a veces aspiraba a tomar decisiones. Para devolverlo a la realidad, en esas ocasiones le armaban en la prensa un escándalo artificial y sin fundamento del tipo Russiagate. Como Trump sabía la influencia de Netanyahu en la prensa y el congreso americanos; inmediatamente hacía una concesión a Netanyahu, como: mudar la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalem y el escándalo se calmaba. El Deep State es amigo de las guerras, porque las guerras y las crisis que amenazan la paz son buen pretexto para obligar a que los satélites de Estados Unidos (OTAN >& Co.) acomprar armas Made in USA.

Trump decepcionó al Deep State porque no inició guerras, por lo tanto, era malo para el único negocio grande de exportación de los Estados Unidos. Por eso el podrer judicial americano miró para otro lado cuando Trump presento pruebas de un evidente fraude electoral a favor de Biden. Biden fue Vicepresidente de Obama y está afiliado a la Banda de los Clinton cuyo fervor por las agresiones militares está garantizado por la experiencia.

Al contrario de lo que piensa el vulgo de la izquierda latinoamericana; en Estados Unidos el partido de las guerras y la intervención en los asuntos internos de otros países es el Partido Demócrata y no el Partido Republicano.

Hace poco tuvo lugar en Anchorage, Alaska el primerun encuentro entre China y Estados Unidos ,desde que Biden es Presidente. Ambasencabezadas ambas delegaciones encabezadas por los jefes de las diplomacias respectivas La Delegación norteamericana por el Secretario de Estado Blinken y la de China por su Ministro de Relaciones Exteriores Yung Viechi.

La entrevista fue contraria a las buenas costumbres diplomáticas de comenzar el diálogo conversando primero sobre los puntos en que las posiciones están más cercanas. Los Estados Unidos, nosiguieron esa norma. Con su sólita prepotencia. Bilken comenzó con la letanía de quejas sobre la conducción de asuntos internos de China: Hong Kong, Taiwan Xing giang y los Uigurts. Como supuestas violaciones del Derecho Internacional establecido por las Naciones Unidas.

Yung le respondió tajantemente que Estados Unidos no está en condiciones de sermonear a nadie sobre violación de normas internacionales, porque hace 18 años bombardeó e invadió a Irak donde aún mantiene allí sus tropas de ocupación. Hace apenas 11 años sin ninguna justicación legal, junto con sus complices de la OTAN bombardeo y destruyó a Libia; el país más próspero y pacífico de África. Desde entonces sus agentes no cesan de sembrar el caos y la muerte allí; luego financió yentrenó grupos de fanáticos salafistasreclutados por Arabia Saudita protegiéndolos porque eran terroristas que mataban civiles pero eran terroristas moderados porque sólo querían derrocar el gobierno de cdividiendo los grupos terroristas entre los que practicaban un terrorismo malo y los de un de terrorismo jihadista moderado en Siria. Cuyos muertos no cuentan porque se les mata con la intención de debilitar el gobierno de Assad. a estos se los proteje con ataques misilísticos contra bases del ejército árabe del gobierno legítimo de Siria.

Es poco usual que China sea tan áspera y directa con sus adversarios. El encuentro de Anchorage sólo sirvió para demostrar algo que ya sabíamos; que el hecho de que Biden esté en la Casa Blanca no cambia nada en cuanto a esperar un comportamiento más respetuoso de los asuntos internos por parte de Estados Unidos. Si se piensa bien, El arteriosclerótico Biden puede ser más peligroso para la paz mundial que Trump.

China parece haberlo entendido así porque después de Anchorage; Yang salió a reunirse inmediatamente con Lavrov. Muy probablemente para hablar de alianza enuna política común que rebaje la pretenciosa agresividad de los Estados Unidos. Lo más indicativo de lque a China se le está agotando la paciencia es que el día 21 de marzo una formación de aviones de guerra de Beijing sobrevoló a lo largo y ancho el espacio aéreo de Taiwan en abierto desafío a las pretensiones de Estados Unidos.

Tanto Rusia como China parecen haber entendido que Estados Unidos confunde cortesía y prudencia con debilidad y falta de determinación.

Por eso creo que si el gobierno de Venezuela desea el respeto de Estados Unidos y quiere entrar en el juego geopolítico debiera comenzar conversaciones con China o Rusia para que monten una base misilística en el archipiélago de las Aves Sa verá como se ablanda Washington en su comportamiento con Venezuela o su eventual socio; porque el sistema defensivo de Estados Unidos es anticuado. Porque previsto para un ataque soviético proveniente del Ártico con mísiles balísticos Ahora, no tienen nada para protegerse de un ataque con modernos misiles crucero hipersónicos de largo alcance provenientes del sur. Sólo una amenaza existente y real es capaz de hacer recapacitar al Seep State que gobierna en Estados Unidos. Los matones son arrogantes mientras no se sientan amenazados cuando lo son se vuelven dóciles. Eso lo entendió bien Nikita Kruschev, quien a cambio de quita r unos mísiles que no estaban en Cuba algunas semanas antes, obligó a que el gobierno de Washington se comprometiera a mantener el Status Quo en Cuba; esto es a dejar al gobierno de Fidel Castro en el poder. Esa es la realidad de lo que pasó; aunque ni a Washington ni a La Habana les convenga admitirlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1343 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor