El último misil del Líbano

El General Michel Aoun, actual presidente, fue exilado a Francia, por la fuerza Siria, cuando desempeñaba el rol de Primer Ministro, solo por dos años, hasta octubre de 1990, los ejes imperiales supuestos aliados los traicionaron y luego lo abandonaron en el destierro. Rápidamente bajo los auspicios y ordenanzas Khazar, sus agentes (20 familias libanesas), reformaron la constitución franco-libanés, para dividir y distribuir aun más el gran guiso del indomable y resistente país, de las fuerzas extranjeras, pero internamente fueron exprimidos, saqueados, y las depositaron con las confabulaciones de las bancas Khazar. Para el 2005, regresó al Líbano consiente de las traiciones imperiales e instruido de sus maniobras, desconfiando de las promesas de la MKR, que solo perjudicó a su nación. Michel Aoun, lucido y veterano, duda de los supuestos amigos occidentales, actualmente solo abrasa el interés patriótico.

Saad Hariri, fue convocado de urgencia a ir a Arabia Saudita, donde su esposa e hijos residen (prisioneros domiciliario) a ir a la capital, Riad. Días después de su llegada el 4 de noviembre del 2017, amenazado y forzado renunció al cargo de PM, el gobierno de Michel Aoun, no la reconocieron, y solicitaron a los organismos internacionales, que intervenga en contra los sayones saudí, a liberar y permitir el regreso de su Premier. La ONU, fue más allá, al reconocer que Saad Hariri, fue humillado, insultado y atormentado por los saudíes. Mientras los informes libaneses certificaron que lo secuestraron, enviándolo a la famosa CÁRCEL de los príncipes saudíes, "La Prisión Hotel Ritz", donde fue torturado, interrogado y amenazado. El primer ministro libanes, chantajeado y amenazado regresó, pero sus activos y familia, aun se encuentran secuestrados en territorio saudí, no pudieron desbandarse como si lo logró, la princesa Haya Al Hussein, la esposa conjuntamente con su hija del monarca de Dubái, al huir a Inglaterra, quienes tuvieron que morderse las manos, al no poder lidiar con el dilema diplomático que causaría favorecer al socio monarca, y miembro de la MKR.

Los políticos de Hezbulah, conjuntamente con todos los partidos sin excepciones comenzando con los insignificantes concejales, hasta llegar al último de los tres poderes, ministeriales, congresistas y las presidencias. Todos son socios y cómplices de las usurpaciones, formando un gran sosegado rosario, con diferentes colores, protagonizando oficialmente los diversos partidos políticos, con supuestos polos opuestos. Lamentablemente todos ellos son amos y pastores, quienes esclavizaron religiosamente a la mayoría de sus diversas manadas y empadronaron a miles de encantados borregos, tatuados sicológicamente con diversas, opuestas banderas. Son ellos, los mismos apellidos, quienes se instauraron en el poder e invadieron todo el territorio y arcas libanes, con excepciones de las granjas de Shibaa, y las siete aldeas del sur, aun irrumpida por los sionistas europeos.

La resistencia libanesa, contra viento y marrea no solo expulso a los sionistas Khazar, de gran parte del Líbano, sino los invasores quienes arrasaron a Palestina, del mapa, forzosamente tuvieron que acatar las normas internacionales, cuando especulan violentar a su indomable fortín y pequeño vecino del norte. Hezbulah defraudo al resistir por 4 décadas a la MKR, mejor aun ahora son más vigorosos, pero no tiene la potestad, intención, derecho o signatura, de expulsar a los invasores nacionales, mucho menos encarcelar o juzgar a los agentes de la nueva orden mundial, ya que los padrotes de todos los amos existentes en el Líbano, pretenderán generar descontroladas estampidas, solo el pueblo sufrido y manipulado debería expulsarlos.

Estos insatisfechos e indoctos apellidos, camareros imperiales, están marcados, chantajeados, utilizados y amenazados de perder todo sus capitales. El mismo modus operandi de la MKR, salió a relucir de nuevamente, sin conocimiento o estando al tanto, este imperial ordenanza, las desenmascaradas familias, perderán todas sus transferencias y cuentas virtuales, dineros usurpados del pueblo libanes. Insólitamente, en la actualidad el FMI, o el BM, (MKR) se dan bomba para prestar al nuevo gobierno libanes, el mismo dinero que sus agentes, que sustrajeron de la arca de la indomable nación, con altos intereses y ordenanzas.

Las sillas de las familias gobernantes por primera vez tambalean, los expedientes de corrupciones la obtuvo el ministerio de justicia, cuando se encaminaban a juzgar, la MKR, premeditado de ante mano, con las fugas de capitales, devaluación de la moneda y claro está el descontento del sufrido y usurpado pueblo, desestabiliza y alborotan a los despojados, para obstaculizar y proteger a sus agentes, de no ir a juicios. Los corruptos amos, sacaron y volverían a sacar a sus padrotes de sus corrales, arreándolos hacia las cálidas y sustraídas arterias del soberano a manifestar, en contra el gobierno actual de Hassan Diab, quien pretende destapar la hoya de corrupción.

El despertar de la mayoría del pueblo libanes, conocen la suprema orden Khazar, guerra civil. Los regímenes de las monarquías saudíes y los emiratos, financiaron y auspiciaron con decenas de millones de dólares a varias cadenas de televisiones nacionales, para transmitir constantemente y seguidamente, los pagados y dirigidos insultos y ofensas a los opuestos amos y personalidades, para generar la ansiada ruptura de la administración actual, aun así el pueblo lucido pero perecientes, resistió a esta embestida mediática y sicológica.

El gobierno de Líbano, ha obedecido y complacido, a occidente por casi un siglo, quienes les niegan la autodeterminación, derecho y libertad. Por décadas tuvieron ofrecimientos gratuitos de Iran y ahora de la potencia de China, para ayudarlos a solventarles los servicios básicos, economías y militares. Antes las presiones de la MKR, tenia efecto, ahora no son amenazas sino son literales. Las amenazas se hicieron realidades, seguirán siendo traidores o masoquistas libaneses, a favorecer a la MKR, que fueron, son y serán los cómplices de la corrupción mundial, blanqueando, resguardando las usurpaciones y corrupciones, en sus bancas internacionales. Es el momento propicio de experimentar lo opuesto y mirar o virar hacia Oriente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 663 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor