Periodistas enemigos de AMLO, lo acusan de “paranoico” por creer él que todos buscan derrocarlo

1. Tengo la convicción que al presidente López Obrador lo están curtiendo en todos los frentes por sus enemigos y él trabajosamente, con pena, mete las manos para defenderse. AMLO no es decididamente de Izquierda, sino apenas de centro-izquierda o socialdemócrata. Pero como en México desde 1982 sólo hemos tenido gobiernos de derecha, neoliberales, conservadores, corruptos, ladrones, asesinos, pues AMLO con sus discursos y algunas medidas políticas, ha provocado sustos, temores, miedos entre la clase dominante. Al pueblo sólo le llegan noticias negativas de los medios de información para seguir viviendo del engaño. Si AMLO no mete las manos para defenderse, pronto la burguesía ejecutará su plan para derrocarlo.

2. Revisaba artículos (búscalos) de Ricardo Alemán, Zuckermann, editorial de Sala de Prensa, del Heraldo, de Los Protagonistas, del Club de Empresarios. Veía un video de Zuckermann, Aguilar Camín, Jorge Castañeda y Javier Tello, en fin. Son muchos los enemigos del presidente López Obrador que ya lo consideran un “paranoico”, algo así como un enfermo que sufre trastorno de la personalidad o delirante al pensar que hay fuerzas que quieren derrocarlo. Al único que le escuché expresar ideas de análisis fue a Tello. Si llegaran los militares, empresarios y el imperio a derrocar a López Obrador, o a encerrarlo en un manicomio, estoy seguro que todos ellos y sus aliados, brincarían de alegría proclamando que al fin lograron los objetivos de quitarlo del camino. ¿Serán los intelectuales los paranoicos?

3. Yo, contrario a los intelectuales y periodistas “chupadores de sobornos” o “chayoteros”, desde 2018, cuando fue declarado ganador López Obrador y frenó la construcción del aeropuerto de Texcoco por los miles de millones de pesos que se robaban, pensé primero en que no lo dejarían tomar posesión de la Presidencia y que desde entonces sus enemigos: políticos de derecha, empresarios y medios de información, estarían siempre preparados para apoyar un golpe de Estado en su contra. Así que si sus enemigos lo acusan de “paranoico", de estar preocupado de que cualquier día amanezca con la asesina noticia de un “golpe de Estado”, pienso que sus seguidores, partidarios, amigos y simpatizantes, jamás debemos bajar la guardia.

4. A los futuros golpistas y sus partidarios les disgusta, les da coraje que AMLO recuerde que Salvador Allende de Chile fue derrocado en 1973 por el ejército de PInochet y el gobierno yanky, asesinándolo en Palacio. Se enojan que AMLO recuerde que Madero fue derrocado en México en 1913 por el general Huerta y el gobierno yanqui, fusilándolo después. No quieren que se hable del derrocamiento de Jacobo Árbenz en Guatemala en 1953 o de Juan Bosch en Dominicana en 1965. ¿Se puede olvidar que hace sólo unos meses fue derrocado Evo Morales en Bolivia? A estos golpes de Estado hay que sumar a más de 20 en América Latina. Lo importante sería preparar muy bien al pueblo para responder con movimiento de masas como en Venezuela en 2002 en apoyo a Chávez.

5. López Obrador no es un “paranoico” ni un tonto que debería estar aislado, como dicen sus enemigos. Al contrario, lo que tiene que hacer es preparar urgentemente al pueblo para defender un proyecto anticapitalista; regresar a su partido, Morena, para reanimarlo y darle fortaleza creando foros de análisis y discusión que proyecte al partido en la lucha en las calles, (también entre clases sociales) las fábricas, los campos, la oficinas. Tiene que volver a revisar su plan de gobierno con el fin de obtener más finanzas para cubrir lo necesario y urgente. ¿No se viola la Constitución al permitir que cientos o miles de funcionarios sigan cobrando más que el presidente? AMLO tiene que cumplir lo que prometió sino el pueblo se lo estrellará en la cara. (10/III/20)


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 559 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: