Se necesita el fortalecimiento de la Organización de las Naciones Unidas

Eventos recientes han puesto en relieve las debilidades de la Organización de Naciones Unidas , ONU

Cuando se trata de crisis internacionales. La ONU está experimentando la misma inercia diplomática que hundió a su predecesora la Liga de las Naciones. El Secretario General de la ONU no está utilizando todas las atribuciones que le concede la Carta del organismo para extinguir las llamas de los conflictos civiles que estallan por todo el mundo, desde Cataluña hasta Siria y desde Hong Kong hasta las Islas Británicas.

Aunque las grandes potencias mundiales diseñaron la ONU y a su anterior agencia la Liga de las Naciones para ingresar a ella como miembros solo a los estados independientes, el secretario general tiene la autoridad para invitar a los países que no son miembros cuyos derechos a la condición de estado o independencia están siendo cuestionados por uno o más miembros de la ONU y dirigirse al Consejo de Seguridad de esta para plantear sus agravios ante el organismo internacional.

El día 14 de octubre pasado la Corte Suprema de España condenó a doce dirigentes gubernamentales de Cataluña que fueron acusados criminalmente por su desempeño en la declaración de independencia de Cataluña el año 2017 proclamada en la ciudad de Barcelona capital de Cataluña. Los dirigentes que fueron arrastrados a prisión en Madrid, ciudad considerada como capital de una entidad extranjera por muchos catalanes fueron sentenciados a penas entre nueve y trece años de prisión bajo cargos de "sedición, malversación de fondos públicos y desobediencia civil". Las duras sentencias a raíz de una acción política están en directa contravención de las responsabilidades de España bajo el Consejo de Europa de lba Unión Europea y de la Corte Europea de Derechos Humanos. La más severa de las sentencias le fue aplicada el ex Vicepresidente Oriol Junquera, trece años de prisión. Ocho ex ministros catalanes de gobierno recibieron entre diez y doce años de prisión.

La emisión de severas penas de prisión estilo franquista contra la dirección política catalana provocó masivas protestas callejeras en Barcelona y a través de toda Cataluña. Una masiva protesta en favor de los catalanes fue realizada en la ciudad de San Sebastián por nacionalistas vascos. La policía catalana y española reaccionaron violentamente contra las protestas en Cataluña, incluso recurrieron a brutales golpizas con garrotes tanto contra los manifestantes como contra los

periodistas.

No existe ninguna duda en que el gobierno español inclinándose ante el fantasma del antiguo dictador fascista el Generalissimo Francisco Franco quien junto a sus aliados nazis alemanes y fascistas italianos violentamente sometieron a Cataluña durante y después de la guerra civil española han llegado a todos los extremos. En el mes de junio de ese año la misma Suprema Corte que condenó a Junquera a trece años de cárcel por acatar los resultados de un referéndum popular por la independencia de Cataluña, emitió una condena de quince años de cárcel contra cinco hombres que violentamente violaron colectivamente a una mujer de 18 años de edad durante la corrida de toros en Pamplona el año 2016. En el caso de Junquera y sus compañeros dirigentes catalanes, fue la nación y la cultura catalán los que fueron "violentados" por parte de la corte suprema española. No obstante, los "estimados" jueces no tuvieron ninguna necesidad de condenarse ellos mismos a quince años de cárcel.

El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, que viene de Portugal, tiene la autoridad y la capacidad para invitar a los siete dirigentes catalanes que optaron por el exilio en otras naciones europeas, incluyendo al ex presidente Carles Puigdemont, para dirigirse al Consejo de Seguridad de la ONU y confrontar ante el foro mundial al representante permanente de España ante Naciones Unidas. Guterres, más que ningún otro anterior secretario general de la ONU debiera entender la belicosidad de los opresores castellanos hacia las otras nacionalidades en la Península Ibérica. Hubo un tiempo durante el régimen de Franco cuando los fascistas falangistas quisieron anexar Portugal al estado español. Si eso hubiera ocurrido, hubiera sido Guterres el que hubiera si condenado a trece años de cárcel debido a la "sedición" portuguesa contra el estado español.

De igual modo, luego que el presidente Donald Trump hubo renegado de la protección militar norteamericana a la seguridad de los habitantes de la minoría curda siria en la región de Rojava al noreste y este de Siria y de los siriac-asirios de Gozarto al noreste de Siria retirando a las fuerzas especiales y despejar la zona para la limpieza étnica turca del territorio curdo. Guterres pudo haber invitado a los dirigentes políticos de Rojava y Gozarto para dirigirse al Consejo de Seguridad. Una vez ahí los curdos y los asirios pudieron haber directamente confrontado a los representantes de Turquía y Estados Unidos ante una audiencia mundial. Es exactamente por este tipo de situaciones que el Secretario General de la ONU está investido con la autoridad para invitar a los representantes de estados que no son miembros para dirigirse al Consejo de Seguridad.

Anteriormente representantes de Palestina, incluso con anterioridad a que esta se convirtiera en un estado observador oficial pero no miembro de Naciones Unidas, pudieron confrontar al embajador israelí ante el Conejo de Seguridad. En el año 1975 el secretario general Kurt Waldheim invitó a dos postulantes a estados miembros a la República Democrática de Vietnam y a la República de Vietnam del Sur que recientemente habían derrotado militarmente a Estados Unidos luego de una prolongada guerra, para dirigirse al Consejo de Seguridad. Aunque el embajador de Estados Unidos Daniel Moyniham les dio la bienvenida a ambos observadores Nguyen Van Luu de Vietnam del Norte y a Ding Ba Thi del Gobierno Revolucionario Provisional en Saigón, él emitió el veto de Estados Unidos a la solicitud de ingreso de los dos estados, los cuales eventualmente se unieron en un solo estado, la República Socialista de Vietnam. El veto de Moynihan fue el único voto emitido junto al de Japón, Reino Unido, China, la Unión Soviética y Francia que votaron a favor del ingreso de los dos estados. Solo Costa Rica se abstuvo. Si los norvietnamitas y el Vietcong pudieron enviar emisarios al Consejo de Seguridad en el año 1975 no existe absolutamente ninguna razón para que Cataluña y Rojava/Gozarto no puedan hacer lo mismo actualmente. La negativa del Consejo de Seguridad de la ONU en hacerlo constituye una indicación más de cómo la ONU se ha vendido a los intereses corporativos globales y a aquellos de la nación anfitriona… Estados Unidos.

En el año 1948 el secretario general de la ONU invitó a un representante del estado de Hyderabad para hablar ante el Consejo de Seguridad. La India amenazaba con invadir al estado principado el cual había optado por no unirse a la Unión de la India, luego que Gran Bretaña concediera la independencia a la India y a Paquistán.

El Representante Permanente de la India argumentó que el representante del Nizam de Hyderabad no tenía derecho para hablar ante el Consejo de Seguridad. No obstante, Lie y el Secretariado de la ONU rechazaron la posición hindú y ningún miembro del Consejo de Seguridad cuestionó tal decisión. No existe razón alguna para que el actual Secretario General no pueda invitar a representantes del ex Estado Autónomo de Jammu y Cachemira, el cual fue disuelto por órdenes del Primer Ministro hindú Narendra Modi para hablar ante el Consejo. De igual manera, a los representantes del Territorio Libre de Trieste, citando al Tratado de Paz con Italia firmado en París el día 10 de febrero de 1947 les fue negado el derecho de expresar sus agravios ante el Consejo de Seguridad, agravios que emanan del acto de anexión de Trieste por parte de Italia, todo esto debido a presiones por parte de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia. Estados Unidos logró ejercer un mayor control sobre la ONU a través del Secretario General Dag Hammarskjold de lo que logró cuando estaba Lie.

La Misión de Estados Unidos ante la ONU está atrapada en el pasado. Entre los años 1951 y 1954 no aceptó a ningún nuevo miembro debido a que cada uno y todos los estados miembros aspirantes eran afectados por la política de rivalidades de la Guerra Fría. De alguna manera, la hostilidad hacia nuevos miembros era el resultado de las políticas llevadas a cabo por la fallida Liga de las Naciones. Esos estados ya independientes consideraban a los recién llegados como no reconocibles ya sea diplomáticamente o a consecuencia de haber sido aceptados por la Liga de las Naciones o por la ONU. En el año 1920 la Liga rechazó la solicitud de Liechstenstein debido a que el pequeño principado era considerado un estado vasallo de Suiza. Esta misma política de parte de la ONU presenció una situación en la que entre los años 1947 y 1955 hubo casi tantos estados observadores solicitando su ingreso a la ONU como miembros estables de la entidad.

Los actuales miembros de la ONU deberían tener alguna simpatía por aquellos que no son reconocidos como estados pero mantiene legítimos reclamos que ventilar ante el Consejo de Seguridad. En el año 1961 la solicitud de admisión de Kuwait para ingresar a la ONU fue opuesta por Irak y rechazada por la Unión Soviética argumentando que Kuwait carecía de legítima condición de estado. Irak arguyó que el Jeque de Kuwait consideraba que la mayoría de los 250 mil habitantes rn el territorio de Kuwait eran extranjeros. De hecho el representante de Estados Unidos durante una sesión de la ONU en la ciudad de San Francisco el año 1948 sostuvo que "algunas entidades políticas que no cuentan con una plena libertad y soberanía para desarrollar su propia política internacional" aún así, podrían tener las características básicas para ""llenar el requisito y ser miembros de Naciones Unidas".

Antes que Nepal fuera admitido como miembro de la ONU en el año 1955 el Primer Ministro hindú Jawaharial Nehru sostenía que la frontera norte de la India con China era la Cordillera de los Himalayas. Esa aseveración dejaba a Nepal a Sikkim y a Bhutan al sur de la frontera reclamada por la India. Aunque Nepal y Bhutan eventualmente ingresaron como miembros a la ONU Sikkim fue invadido y anexado a la fuerza a la India el año 1975. La solicitud de Sikkim para hablar ante el Consejo de Seguridad fue rechazada por el Secretario General Henry Kissinger en un cable confidencial del Departamento de Estado de fecha 16 de abril de 1975 dirigido a la embajada de Estados Unidos en Nueva Delhi "Nuestro apoyo a la solicitud de Sikkim para que Naciones Unidas examine el problema, podría ser bien recibida por Nepal, Paquistán o China pero este no sería un enfoque productivo. El único resultado sería la creación de graves problemas bilaterales con la India y se correría el riesgo de crear altas tensiones en los Himalayas.

Kissinger contribuyó a introducir un período de entusiasmo por el status quo tanto en el Departamento de Estado como en la ONU. El Consejo de Seguridad ya no le daría la bienvenida a las solicitudes de parte de delegaciones no acreditadas, ya sea que estas vengan de parte de Sikkim, Sahara Occidental, Cabinda o Timor Oriental durante el año 1975 o Abjasia, Osetia del Sur, Ajaria, Transnistria, Gagauzia o Nagorno-Karabaj en los años 90. De hecho, el Secretario General U Thant creía que las entidades con poblaciones menores a cien mil habitantes no eran aptas para ser miembros de la ONU.

El Secretario General Guterres debería adoptar las políticas del primer Secretario General de la ONU Trygve Lie y enviar invitaciones a los estados no miembros aspirantes para que presenten sus casos ante el organismo mundial. Solo entonces la ONU será reconocida –una vez más—por su neutralidad y universalidad.

*Traducción desde el inglés por Strategic Culture Foundation por Sergio R. Anacona

 

http://www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 541 veces.



Wayne Madsen

Escritor. Especializado en Asuntos Internacionales


Visite el perfil de Wayne Madsen para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: