Chile: Asamblea Constituyente ya; eso pide el pueblo

El pueblo chileno, luego que le fuese asesinado al presidente Salvador Allende en 1973; vivió la más horrenda dictadura del continente, bajo la sombra y el asesinato, de la desaparición y la tortura los primeros 18 años. Todavía persiste ese legado, pero con otras connotaciones, que todavía no se ha logrado desprenderse. Desde hace 22 días el país ha venido siendo sacudido por un conjunto de manifestaciones que avizora nuevos aires al sur del continente. Hasta en la canción protesta se siente el palpitar del pueblo. Aquella canción de Víctor Jara: "Te recuerdo Amanda", se oye como se oía en la lV Republica las canciones de Ali Primera.

El pueblo dejo el miedo en el aposento de su hogar para salir a las calles a enfrentar al neoliberalismo, a un gobierno implacable, inepto, incompetente, soberbio e incapaz. Con un sistema de salud clasista, uno para ricos y otro para pobres. Con una educación donde solo tienen acceso los que tienen billete. Privatizaron los servicios y bienes públicos, recortes al gasto público, en áreas como la salud y la educación. Todo esto ha ocasionado la desigualdad más alta de América Latina. Con siete familias que controlan el poder. Dicen los entendidos del neoliberalismo que allí existe un "milagro económico"; pero lo que no dicen es que este caduco y ya no da para más.

Allí esta pasando algo curioso, el gobierno maneja los heridos; pero oculta los desaparecidos y la cifra real de los muertes, que ya está rondando los 40. Todo en complicidad con la TV, las emisoras y la prensa escrita. Dice sin resquemor que todo es dirigido por el crimen organizado; pero existen evidencias que bajo las sombras se mueven militares y carabineros destruyendo propiedades públicas y privadas, montando escenarios con falsos positivos, al estilo de Colombia, infiltrando policías y carabineros en las manifestaciones pára caotizar las protestas. Que puede esperar el pueblo chileno si allí lo que impera es una tiranía salvaje; con un gobernante al estilo de Donald Trump en la presidencia.

Un multimillonario empresario venido por segunda vez al poder y quien en las primeras manifestaciones tuvo el empacho en decir: "Estamos en guerra contra un enemigo poderoso e implacable que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesta a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite". Pero el pueblo a pesar de esta temible declaración, no se amilana y no está dispuesto a abandonar la calle hasta tanto el gobierno no llame a una Asamblea Nacional Constituyente y ha venido repitiendo o Constituyente o nada. El pueblo no va a ceder hasta tanto no se convierta en protagonista de su propio destino.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 369 veces.



Luís Roa


Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luís Roa

Luís Roa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a284153.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO