El Club Bildelberg y el Instituto Tavistock

LA CRISIS ECONÓMICA, MÁS EL DETERIORO MORAL, INTELECTUAL, CULTURAL Y MATERIAL A LA QUE HAN SOMETIDO NUESTRO CONTINENTE LATINOAMERICANO ES INDUCIDO, POR LOS QUE POSEEN EL PODER DEL GRAN CAPITAL, CON LA COMPLICIDAD DE NUESTROS GOBIERNOS Y SUS CLASES DOMINANTES

¿Cómo destruir naciones, sin que la población se percate de ello? ¿Cómo saquear y robar sus riquezas con el aval de nuestros gobiernos? ¿Cómo lavar los cerebros en masa, para someterlos como simples rebaños y conducirlos al corral del hambre, la miseria y la muerte? Interrogantes válidas ante el escenario que vivimos los pueblos del Continente latinoamericano, con modelos de sociedad que ya se encuentran agotados, acabados y que no han podido -con o sin intención- de resolver sobre todo la problemática social y económica de las inmensas mayorías de nuestros pueblos.

Hoy el control de las considerables mayorías de los seres humanos a través de la ingeniería social, es una necesidad para los que pretenden dominar el mundo y donde las guerras les resulta demasiado costosas, cuestión que lesiona la acumulación de capital por las grandes inversiones de dinero que representa hacer la guerra, de allí que se vienen utilizando otros mecanismos que sin disparar un solo tiro, es capaz de dominar colectivamente a los pueblos. Se trata de lavarles el cerebro a las inmensas masas de población a través de mecanismos multidisciplinarios en el campo de conocimiento (ciencias del comportamiento humano) y donde la psicología social siembra matrices neurolingüísticas, para que las grandes multitudes acepten en el inconsciente de sus cerebros su dominación y admitan en la cotidianidad de su vida tal opresión, aceptándolo como un mandato natural y lógico de la vida y el espacio donde se desenvuelve.

Son formas de manipulación, que se pueden enumerar en la dominación política, cultural, ideológica y económica. Es el avasallamiento de la persona o colectivo enajenado, alienado. Es una especie de maniobra cerebral que cambia su mapa mental y convierte a las capacidades del ser humano en algo independiente de este y que lo somete perdiendo su propia voluntad, personalidad, su yo natural, quedando en una relación que expresa su total aceptación inconsciente de ser un individuo dominado, sin que la persona se percate de su situación.

El lavado de cerebros depende del analfabetismo, ignorancia y desinformación de las víctimas. Todos observamos en gran medida la descomposición social, económica, moral, política de nuestros países en el día a día, en las rutinas personales. Sin embargo, no se trata de una casualidad o incidente lo que nos está pasando. Lo que vivimos y estamos viviendo es la presencia materializada que ejecuta de manera planificada los que poseen el poder real. Donde se contempla la disgregación y la descomposición de la economía mundial, planeada y proyectada por los dueños del gran capital quienes son las personas más poderosa del mundo, bajo la complicidad –claro está- de gobiernos apátridas y donde entra a jugar con gran predominio el llamado Club Bilderberg y el Instituto Tavistock.

EL PROYECTO BLUE BRAIN

Hoy día, con el adelanto de las comunicaciones y la tecnología se ha avanzado una enormidad, hasta el punto de que aparecen proyectos en plena ejecución como el plan BLUE BRAIN financiado por los conglomerados del gran capital y cuya tarea y propósito es la de descifrar el sistema más complejo descubierto hasta ahora en el universo - que no es otro- que el cerebro humano, el mismo se ha convertido en una prioridad para los intereses del gran capital que viene aportándole millones de dólares al proyecto Brain, que pretende dar a los neurocientíficos "las herramientas necesarias para entender mejor cómo pensamos, aprendemos y recordamos". En éste proyecto se esconde el más perverso plan de control mental en el desarrollo del escenario panóptico en que se desenvuelve el planeta.

Crear problemas artificiales domésticos, sembrar matrices sociales, políticas, económicas que generen en la población preocupación, ansiedad, angustia y estrés, es uno de esos objetivos que persigue el proyecto Blue Brain al estudiar el cerebro humano, para ver donde alojan o en que parte del cerebro ubican con mayor facilidad e influencia desde el punto de vista psicológico el "problema", que en muchos casos genera situaciones de estrés agudo en la población e incluso se infunde el miedo para generar terror.

"El estrés agudo y crónico puede causar un desequilibrio de los circuitos neuronales que favorece la cognición, la toma de decisiones, la ansiedad y el estado de ánimo con el aumento o la disminución de la expresión de los comportamientos. Este desequilibrio afecta a la fisiología sistémica a través de mediadores neuroendocrinos, autonómicos, inmunes y metabólicos.

A corto plazo, como para aumentar la vigilancia temerosa y la ansiedad en un entorno amenazador, estos cambios pueden ser adaptativos; sin embargo, si el peligro pasa y el estado de comportamiento y los cambios en los circuitos neuronales se "atascan", tal mala adaptación puede necesitar una intervención con una combinación de terapias farmacológicas y de comportamiento para "desentenderse", como es el caso de la ansiedad crónica o los trastornos depresivos." (Bruce S. McEwen, PhD Fuentes: JAMA Psychiatry. 2017; 74(6):551-552. doi:10.1001/jamapsychiatry.2017.0270 Allostasis and the Epigenetics of Brain and Body Health Over the Life Course. The Brain on Stress).

De esta manera se empieza a dar un paso agigantado al espacio-mundo de control. Ya no es la amenaza física la que predomina, se trata ahora de control mental, de enajenar el pensamiento, de que las masas asuman la conducta inducida que quiere el que tiene el poder real. Controlar y controlar a los pueblos de manera mental para evitar insurrecciones que puedan poner en peligro sus intereses.

Se impone una manera de pensar, una ideología que en términos concretos sea la expresión de la falsa conciencia, donde el individuo tiene poca oportunidad de asimilar otras representaciones de pensar y sentir. Las estructuras psíquicas, la dinámica psicológica, las esperanzas y los bienestares inscritos en el inconsciente del individuo quedan emplazados por la ideología dominante. La alternativa o el cambio en la conciencia de la persona se obstaculizan cuando éste ha aprendido de manera inducida una sola forma de ver la realidad y de responder a ella.

Hoy ese espacio mundo de control se ha dado a la tarea de construir incluso la disidencia: "Las élites económicas –que controlan grandes fundaciones– también supervisan la financiación de numerosas organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil, que históricamente han estado involucradas en el movimiento de protesta contra el orden económico y social establecido.


Los programas de muchas ONG y movimientos populares dependen en gran medida tanto de fondos públicos como privados, incluyendo las fundaciones Ford, Rockefeller, McCarthy, entre otras. El movimiento antiglobalización se opone a Wall Street y a los gigantes del petróleo controlados por Rockefeller y otros. Sin embargo, las fundaciones y organizaciones benéficas de Rockefeller y otros integrantes del Club Bilderberg, generosamente fundan redes anti-capitalistas, así como ecologistas (frente a las grandes petroleras) con el fin último de supervisar y formar sus diversas actividades". (Véase al respecto el artículo de Michel Chossudovsky. "Financiando la disidencia: Quien paga, manda").

BILDERBERG Y TAVISTOCK

Tengo que decirlo, por muy duro que parezca, mientras nuestros pueblos los tengan arropados por la ignorancia, la desinformación y el analfabetismo funcional, la esclavitud mental permanecerán en el colectivo social, para hacer de nuestros pueblos espacios de dominación y de esta manera saquear sus recursos naturales que son en última instancia el objetivo, propósito y fin de los que poseen el poder real, materializado en ese imperio del gran capital que domina los integrantes del Club Bilderberg y el Instituto Tavistock.

El Club Bilderberg al igual que Instituto Tavistock de Relaciones Humanas, organizado por la Fundación Rockefeller, tiene objetivos muy concretos que buscan el dominio total del planeta. Bilderberg y Tavistock, constituyen el binomio más perverso que haya conocido la humanidad, el primero (Bilderberg) está en función de analizar los escenarios geopolíticos de las regiones y ver con sumo cuidado los obstáculos que se puedan presentar para colocar sus inversiones de capital, en la búsqueda de poder consolidar sus intereses en ese espacio mundo de su estrategia globalizadora. El segundo (Tavistock) es el centro de investigación mental mejor organizado de todo el planeta para el control de los pueblos y de esta manera manipular la conducta de los mismos.

Desde la primera reunión del grupo Bilderberg (Holanda-1954), unas cien personalidades de la banca, políticos, miembros de la realeza, dueños de conglomerados, financistas internacionales o dueños de los principales medios de comunicación, se congregan cada año en complejos de lujo de Europa o América del Norte, bajo impenetrables condiciones de seguridad.

En las últimas reuniones del Club Bilderberg, en sus agendas secretas, se han dejado colar informaciones de suma gravedad para la humanidad, como por ejemplo la ocurrida en el año 2016, celebrada en Alemania, en la ciudad de Dresde donde se trato el "problema" de la sobrepoblación y donde indicaron y coincidieron que tal situación causaba una grave molestia a los fines de los intereses del gran capital, pues la alta densidad de seres humanos en el poblamiento del planeta causa conflictividad social, conflictividad social que es producto de la pobreza y la miseria, pues la existencia de una inmensa mayoría de habitantes que no pueden cubrir sus necesidades básicas como la alimentación, el vestido, la vivienda, la educación y el trabajo, es motivo de alzamientos, revueltas, procesos insurreccionales que le causan gran malestar al desarrollo de sus economías, ante esta situación los integrantes de Bilderberg, plantearon la necesidad de reducir la población.

En medio de estos teatros de operaciones, es necesaria la reflexión humana y a veces tenemos que interrogarnos ¿hacia dónde nos llevan los intereses de los que vienen dominando el mundo?, cuando estamos claros que "La tecnología actual, capitalista o socialista, no tiene como finalidad (…) la vida y alentar los procesos de (su) crecimiento y florecimiento, sino explotar el poder y poner una parte cada vez mayor del ambiente y de la vida humana bajo formas de control y regimentación más y más rígidas". . (GARCIA, Ibrain López (1993). Una Nueva Energía para la Vida en la Tierra. Ediciones Libros Blancos. Caracas. Venezuela. Pp. 60).

Investigadores sociales, teóricos de la comunicación, periodistas –entre otros- que le han dado seguimiento a las actividades del Club Bilderberg han llegado a la conclusión, que uno de los primordiales objetivos del mencionado club, es el de la constante maquinación para asignar un gobierno mundial, donde el modo de producción capitalista globalizado dentro de una economía neoliberal prevalezca y así lograr el dominio de la economía mundial y de los gobiernos que se dan en los distintos países del planeta, no importándoles su identidad ideológica, llámense capitalistas o socialistas. La línea argumental de su investigación se centra en la presencia de un poder oculto, divorciado al quehacer democrático, que toma las medidas más culminantes que aquejan a la humanidad sin que esa misma humanidad lo sepa, y donde las estructuras del poder formal de los gobiernos de cada nación estén sometidas a su control. Lo trágico de esta situación, es que toda esta maniobra de los que poseen realmente el poder en el planeta, operan bajo la complacencia de los gobiernos. Gobiernos que se postran y se arrodillan frente al imperio del capital por proteger sus respectivas cuotas de poder.

De otro lado, como parte de ese binomio perverso que quiere controlar el mundo, se encuentra el Instituto Tavistock, ubicado en Londres y fundado en el año 1947, cuyo objetivo lo ha venido logrando, centrando su actividad en el lavado de cerebros y según la información obtenida por algunos investigadores, esas técnicas de lavar cerebros de forma colectiva, se utilizo por primera vez de forma experimental en los prisioneros americanos de la guerra de Corea.

El Instituto Tavistock originó las incursiones de bombardeos masivos a civiles, llevados a cabo por Roosevelt y Churchill puramente como ensayo clínico de terror de masas, almacenando los registros de las consecuencias a la par de prestar atención a los "conejillos de Indias" para observar sus reacciones bajo "condiciones controladas de laboratorio".

Todas las metodologías y técnicas fundacionales americanas y de Tavistock tienen un único propósito: destrozar y fragmentar el ímpetu y la fuerza psicológica del de los seres humanos para dejarlos incapacitados, anulados y de esta manera evitar que se opongan a los que ejercen el poder que intenta establecer el nuevo Orden Mundial. Cualquier método que sirva para romper la unidad familiar, y los valores inculcados por la familia acera de la religión, el decoro, el honor, el patriotismo, nacionalismo y el comportamiento sexual, es manipulado por los científicos de Tavistock como aparato de control de masas, además de contribuir a la descomposición social.

Daniel Stulin, en su libro "El Instituto Tavistock" advierte: "(…) lo que está en juego es el futuro de nuestro planeta. Toda clase de degeneración musical es un producto fabricado por orden de un laboratorio, todo ecologista a quien no hayan lavado el cerebro ha logrado huir de un laboratorio de ingeniería social. Todo drogadicto es un producto secundario de una política gubernamental de futuro, cuyo objetivo final es la destrucción del espíritu humano y la degradación del hombre. Todos los defensores a ultranza del yoga, de la meditación trascendental, de la telekinesia, del radicalismo de izquierda y de derecha, de la educación de la sensibilidad bahái y de la percepción extrasensorial, de la conciencia cósmica, de la aberración que supone la Nueva Era o New Age, de las chemtrails, todos los seguidores de las experiencias cósmicas y quienes creen en la «concienciación» forman parte de una conspiración única, centralizada y coherente, surgida de algún proyecto patrocinado por un gobierno y financiado por una fundación". (https://www.megustaleer.com/libros/el-instituto-tavistock).

AMÉRICA LATINA CÓMO QUEDA ANTE ÉSTE CONTEXTO

Nuestros libros de historia, han dejado constancia a lo largo de los años, que si hay un Continente maltratado es el nuestro y lo peor, continua siéndolo, por quienes han visto nuestro espacio geográfico tierra de nadie y donde hay mucho, pero mucho que saquear.

Fruto del colonialismo y la dependencia que arrastramos y el acatamiento de nuestros gobiernos a sus respectivos amos, aunque resulte una axioma decirlo, América Latina es un continente, que permanece bajo el predominio y la influencia cada vez más marcado del gran capital y por lo tanto desprovisto de toda soberanía, donde "nuestros" ejércitos –ya lo hemos dicho en otras oportunidades- se les ha establecido el triste papel de custodiar los intereses de ese capital, que está dejando en nuestros territorios grandes desiertos que dañan nuestro medio ambiente y contribuyen de una manera irreversible al deterioro de nuestras economías y a una descomposición social que jamás habíamos visto y conocido en la historia de nuestro continente.

El salto cualitativo de la ciencia y la tecnología que han impulsado los países más desarrollados del planeta y sus respectivas clases dominantes, sólo ha servido para mayor dominio de nuestros territorios, donde también se deja claro la vocación imperialista, en ese paradigma llamado globalización, que tiene como objetivo someter el mundo y a sus gobiernos, donde el gran negocio se encuentra ahora en explotar sin medida alguna los Recursos Naturales que posee el planeta, sin medir las consecuencias que le traerá a las generaciones del futuro y el daño irreversible que están causando a sus ambientes naturales y donde América Latina, se ha convertido en foco de provecho y beneficio para el gran capital. Conglomerados mineros y petroleros chinos, canadienses, estadounidenses, italianos, españoles, rusos, e ingleses, solo para nombrar algunos, han transformado a los gobiernos de los países de Latinoamérica en sus trascendentales socios dentro de la Región a través de las citadas empresas mixtas. Empresas mixtas impuestas por la doctrina neoliberal de la globalización en los países que se autodenominan socialistas o capitalistas, concediendo de esta manera nuestras soberanías a cambio de que los mantengan en el poder. Venezuela es un claro ejemplo de lo que estamos afirmando y para tales fines sólo hay que ver lo que está ocurriendo en el llamado Arco Minero y donde muchos grupos ecologistas e instituciones universitarias han advertido sobre esta lamentable situación.

EL ARCO MINERO

El Arco Minero del Orinoco es una amplia región de Venezuela que cubre cerca de 111.844 kilómetros cuadrados (43.183 millas cuadradas) que representa el equivalente al 12.2 % del territorio venezolano. El área o espacio geográfico se halla al sur del río Orinoco, en los estados Bolívar, Amazonas, Delta Amacuro y en la reñida frontera con Guyana. La región, rica en minerales, también se localiza al sur de la "Franja Petrolífera del Orinoco", una zona igualmente grande, donde las empresas multinacionales son muy activas en la extracción de combustibles fósiles.

De acuerdo a la información que el propio gobierno ha publicado somos la primera reserva de petróleo en nuestro globo terráqueo con más de 490 mil millones de barriles de crudo superior a la mitad de todas las naciones del medio oriente unidos, la segunda reserva de gas de nuestro planeta, la primera reserva de oro del mundo que habitamos con más de 11 mil toneladas bajo su superficie, el segundo caudal de agua dulce más grande de la Tierra, la segunda reserva de coltan (oro azul o mineral de la muerte), la segunda reserva de uranio del mundo y se ha descubierto la reserva de thorium más grande sobre la faz de la Tierra, cuyo tamaño es 2 veces superior a la reserva de petróleo que cruza la mitad del país. Este sorprendente mineral es 90% más poderoso que toda la energía que produce el uranio en una explosión nuclear, se estaría hablando del mineral que permite la evolución del poder de las armas nucleares más poderosas ya existentes.


Ante esta riqueza, que es propiedad de cada uno de los venezolanos, nuestro gobierno continúa aprobando contratos leoninos que desfavorecen a nuestra nación frente al capital trasnacional y donde la situación socio-económica del venezolano es de extrema crisis, hasta el punto de que ha provocado un movimiento migratorio de más de 5 millones de venezolanos en busca de mejores condiciones de vida. Al respecto la OEA informó: "(08.03.2019) que el número de refugiados y migrantes venezolanos podría superar los 5 millones en 2019, y que en 2020 podría incluso alcanzar los 8,2 millones de personas, si es que la tendencia actual se mantiene, en medio de la crisis política y económica que vive el país sudamericano".

Esta realidad se ha tratado de ocultar por parte del gobierno, haciéndola aparecer como una propuesta para el desarrollo que mejorara las condiciones económicas del país y por ende las condiciones socio-económicas del venezolano. Mientras imponen estas matrices en la mente de las personas, en el país sigue escaseando la gasolina, los alimentos, las medicinas, el empleo, la escases de vivienda, la devaluación de la moneda, la inflación galopante y donde los bancos niegan el dinero de los propios ahorristas.

LA UNIDAD LATINOAMERICANA

Ante el presente mapa de escenarios, donde todo parece condenarnos a un abismo sin retorno, toma vigencia hoy más que nunca la utopía bolivariana, de ver un continente latino-caribeño unido por la defensa de su integridad que nos permita la supervivencia en medio de un convulsionado mundo, lleno de contradicciones que coloca a la humanidad y sus respectivas naciones en grave peligro.

Hoy esa unidad, está planteada desde abajo en medio de los poderes creadores de nuestros pueblos, porque nuestros gobiernos son cómplices incondicionales de los dueños del capital trasnacional, traicionando los ideales de Bolívar y Martí que soñaron con ver una América unida como una sola nación.

La globalización, cuyo paradigma se ha insertado en toda la tierra, siendo aceptada por las clases dominantes y gobernantes de cada nación llámense socialistas o capitalistas, no quieren dejar la más mínima oportunidad a los pueblos de emanciparse y de esta manera lograr su propio desarrollo, situación que nos obliga a entender que sólo la lucha constante y permanente en todos los niveles en que se presente, podrá garantizar la supervivencia de nuestros pueblos, de allí la responsabilidad histórica de asumir la tarea que nuestras patrias hoy nos exigen, frente a la voracidad del imperio del capital, quienes quieren apoderarse del mundo a costa del hambre, la miseria y la muerte de nuestros pueblos.

La Carta de Jamaica, escrita por el Libertador (1815) es uno de los documentos en la que podemos encontrar las directrices, las ideas y las propuestas del proyecto político bolivariano de emancipación. De igual manera, el Libertador que persistentemente idealizó una América unida, "equilibrio del universo", concibió y dirigió toda su energía posible para llevar a la realidad su ideal integracionista. Y es en Panamá, donde se hallan las bases del ideal todavía vigente y cada día más urgente de la unidad latinoamericana y caribeña.

Por ello, en estos contextos geopolíticos del espacio continental, hoy más que nunca la Unidad Latinoamericana y del Caribe, desde la perspectiva de Bolívar, sigue siendo programa y esquema de lucha para nuestros pueblos en el marco de estas realidades.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1357 veces.



Enrique Contreras Ramirez

Militante de Ruptura

 comentando.noticia@gmail.com

Visite el perfil de Enrique Contreras Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a279473.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO