Trump infunde miedo en la Casa Blanca

Durante casi medio siglo, el afamado periodista Bob Woodward del
Washington Post ha estado escribiendo acerca de presidentes
estadounidenses y del poder de éstos en 18 libros anteriores suyos.
Woodward se hizo prominente como miembro del dúo de reporteros
"Woodward y Bernstein" del Washington Post que ayudó a exponer el
encubrimiento del Watergate por la administración Nixon, con la ayuda
crucial de una fuente anónima famosa por su apodo de "Garganta
Profunda". El escándalo llevó a la renuncia de Nixon; también hizo de
Woodward uno de los reporteros más famosos del país.

Pero desde que cubrió en la década de 1970 el escándalo de Watergate,
Woodward no había tratado temas del nivel presidencial hasta su nuevo
libro "Miedo: Trump en la Casa Blanca".
Su visión del mundo ha resultado siempre bastante sombría y su enfoque
acerca del papel de los presidentes sumamente enérgico, pero este
nuevo libro pertenece a una categoría distinta.

El presidente Trump es retratado como grosero, desinformado y no
calificado para las exigencias de su alto cargo presidencial. Además,
parece convencido de que el mismo fanfarroneo que lo hizo rico y lo
hizo presidente hará que el mundo se adapte a su propia visión del
mundo y que su presidencia haya sido considerada tan devastadora que
sólo pueda ser descrita como un desastre.

Es difícil decir cuál de los relatos en el más reciente paquete de
chismes de Woodward es el más increíble. Una de las primeras noticias
sería la historia de que el entonces asesor económico en jefe Gary
Cohn, alejaba documentos del escritorio del presidente para evitar que
los firmara.

Se nos dice que uno de esos documentos habría puesto fin a la relación
comercial de Estados Unidos con Corea del Sur. Otra habría retirado
unilateralmente a Estados Unidos de sus acuerdos comerciales con
Canadá y México. Y que Cohn dijo a un colega que lo había hecho "para
proteger al país".

Traspapelar documentos es sólo una escaramuza en las batallas que
Woodward ha relatado en detalles. Y esa es sólo una batalla en la
guerra más grande de la Casa Blanca contra los inmigrantes, las
protestas por las guerras en Afganistán y Siria, las negociaciones con
China y Japón, y las manipulaciones en las elecciones de 2016.
El libro termina con Woodward informando que el abogado personal de
Trump, John Dowd, renunció porque su cliente tenía tal hábito de
mentir que sentarlo con los investigadores federales inevitablemente
conduciría a cargos de perjurio.

El relato de Woodward a menudo refiere el trato intimidatorio de Trump
hacia su propia gente. La víctima número uno ha sido el Procurador
General Jeff Sessions, a quien el presidente culpa de la existencia de
la investigación del abogado especial Robert Mueller sobre la
interferencia rusa en las elecciones de 2016. "Fue débil" , insiste
Trump, Sessions debió haber dicho "no" a la recusación pero no lo hizo
porque es un "retrasado mental" y un "sureño tonto".

En respuesta a la publicación de extractos del nuevo libro de
Woodward, el presidente negó haber usado los términos explosivos como
"idiota", "desahuciado", "sexto grado" y otros por el estilo sobre
Sessions, de que se habla el nuevo libro.

Al término de un mitin de supremacistas blancos en Virginia el año
pasado que se tornó violento, Trump denunció el odio y la intolerancia
"en muchos lados y en ambos bandos". Se le convenció de debía condenar
explícitamente a los manifestantes neonazis en lo que Fox News
calificó de "corrección de rumbo" provocando el enfurecimiento de
Trump.
"Nunca te disculpes", le gritó a un ayudante. "No hice nada malo en
primer lugar. ¿Por qué parecer débil?"

Trump también se muestra crítico de su abogado personal, Rudy Giuliani
luego que éste (ex alcalde de Nueva York) se había esforzando, en
cinco programas de entrevistas, por defender los alardes de Trump en
un infame video sobre cómo agarrar a las mujeres por los genitales.
"¡Rudy, eres un bebé!" dijo Trump según Woodward. "Eres como un bebé
que necesita que lo cambien. ¿Cuándo te vas a hacer hombre?"
Woodward ha escrito una docena de best-sellers (libros más vendidos) y
ha ganado dos premios Pulitzer además de muchos otros premios.
Una gran parte de los testimonios del nuevo libro de Woodward parece
provenir de los hombres que compartieron el papel principal en el
personal de la Casa Blanca en 2017.

Pero el precio de obtener este tipo de cooperación y supuesta
franqueza de las fuentes es precisamente el motivo de que las pruebas
reunidas sigan siendo inadmisibles, no sólo en un tribunal de
justicia, sino en el tribunal de la opinión de muchas personas en todo
el mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 575 veces.



Manuel Yepe

Abogado, economista y politólogo. Profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de La Habana, Cuba.

 manuelyepe@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Yepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Yepe

Manuel Yepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a269142.htmlCd0NV CAC = Y co = US