Aventis

Izquierda en Colombia debe unificarse en una fuerza

Los resultados electorales, siempre serán estrechos por la diversidad de motivaciones que le rodea. En este ciclo contemporáneo, la historia marca otro criterio en cada militante del ideario bolivariano y socialista. Solo, queda una memoria. La del siempre recordado Ernesto Guevara de La Serna, quién fue aislado por el propio Fidel Alejandro Castro Ruz en Bolivia, cuando su verdadero destino era Venezuela para hacer un contacto visual y físico con el legendario guerrillero, Douglas Bravo, mantenido por los adecos y copeyanos mediante Pdvsa conjuntamente con Carlos Ortega, este último prendió la mecha en Caracas al llevar hacia el despeñadero a miles de personas en la Avenida Francisco Fajardo, cuando a un grito de, Vamos a Miraflores, el cual salió de un general, presidente de Pdvsa y traidor  del movimiento bolivariano, engañador contumaz y que nunca respeto a su amigo Hugo Chávez Frías, logró que mucha gente inocente muriese en el asfalto caliente de la misma.

El dirigente guerrillero, Gustavo Petro, coordinador del Movimiento M-19, no puede hablar de corrupción, bajo ninguna plataforma, ya sea pública, comunicacional, jurídica o de redes sociales. Sobre él, pesa un expediente de niños muertos y, otros hechos punibles en su tiempo de acción armada juvenil. Debe guardar silencio, le falto coraje para caminar las calles de Colombia y confrontar de frente a su opositor, el presidente electo, Iván Duque Márquez.

Duque, es un ex senador- 2014- 2018- y, con anterioridad ocupó cargos de dirección en el Banco Interamericano de Desarrollo, (BID), a su vez, en el campo político es asesor internacional de Álvaro Uribe Vélez, a quién considera su mentor político e ideológico. La historia colombiana plasma de esta manera un nuevo acontecer en su estructura como Estado- Nación, al elegir a uno de los presidentes más jóvenes, como su conductor.

El sistema comunista ya es adverso al mismo izquierdista que, deambula las calles de Venezuela, todo por lograr un bucho de alimento para su grupo familiar. El presidente, Moros, debe actuar de manera contundente contra sus funcionarios negligentes y que poco supervisan su acción de gobierno. La esperanza es el tesoro de nuestro pueblo, es cuestión de decisión. No seguir jugando con la corteza primaria de nuestro cerebro, el réptil. Donde solo se les da respuesta a nuestros procedimientos humanos, engañar al ciudadano, tiene un costo y es el voto.

Un triunfo de Iván Duque Márquez equivale una seguridad jurídica para el ex presidente

Las denuncias por fraude electoral puede factorizarse en dos aspectos, en primer lugar, circunstancial por error de data o dados al visionar el listado y, en segundo lugar, absoluto, por ejemplo, cuando fui a votar en las elecciones, donde era candidato el presidente Nicolás Maduro Moros. No observe una representación opositora y como los seguidores del oficialismo dudan de mi origen político, no prendieron la máquina electoral, a pesar de que lo anuncie. Los miembros de mesa los conozco por asistir al Consejo Comunal de mi sector. De inmediato lo hicieron, vieron donde colocaba mi dedo para pulsar, solo dije, son los lentejuelos ya vencidos. Para que reclamar, te mandan un soldado miliciano o suboficial ignorante de las leyes republicanas, amenazándote de llevarte detenido o una amonestación de mal gusto ante un público, es que la ignorancia es de hecho notorio, simplemente, hubo abuso de autoridad en un acto electoral al negarse prender la máquina de sufragio. En parte lo hice para saber y conocer de esta experiencia. Esto, es fraude electoral. Siendo de izquierda, creo que el presidente Moros llegó a un límite de un millón de votos, lo demás fueron circunstancias suscitadas en los circuitos.

Así que Gustavo Petro, a usted le falto coraje y no sea lisonjero y leyendo cartillas antes de tiempo. Colombia, merece algo mejor, arréglese con Londoño y Márquez y después dialogue con la izquierda y guerrilla, arme un solo bloque unitario y váyase hacer campaña y dígale a su gente que deje de asesinar todo un género humano. De manera que deben ir a presión, no por indicios de guerra, sino por asesinar inocentes en las montañas, donde solo hay caseríos con campesinos dados a la construcción de una nueva Colombia a través de sembradíos y la pesca en ríos.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 970 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a265106.htmlCd0NV CAC = Y co = US