Donald Trump y su guerra: ¿confrontará a Vladimir Putin?

¿Hay escenarios complejos en nuestro mundo globalizado? ¿Será que la geopolítica mundial esté inmersa en un profundo cambio sustantivo que afectará las actuales relaciones internacionales? ¿Surgirá una nueva teoría de las Relaciones Internacionales? ¿Nos encontramos en escenarios paralelos de tiempos pretéritos? ¿Habrá un movimiento mundial de revoluciones continuadas? ¿Cuáles serían las variables objetivas que pudieran producir esos movimientos sociales cuando nos confrontamos con un resurgir de una nueva Guerra Fría y una profunda realidad referida a la actual reingeniería del sistema capitalista? Entonces, ¿sí consideramos que es un proceso de reingeniería sistémica, queremos decir que los conductores actuales del capitalismo global están mirando al liberalismo del siglo XIX?

En aquellos años pretéritos del siglo XIX se desarrollaban las expansiones imperiales con ese "pequeño toque imperialista británico" hacia los lares de la India y China sin negar aquellos pinitos holandeses promovidos por sefarditas expulsados por la Reconquista de León y Castilla en la figura de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales.

Pero, una vez consolidado el introito del sistema capitalista británico en su conjunción de revolución industrial y aquellos primeros análisis de los socialistas primarios quienes serían opacados por los análisis en la Biblioteca Británica del British Museum por Karl Marx, vecino de Highgate, zona eminentemente obrera londinense, aquello de la "ganancia y acumulación", la corona británica impone un curioso comercio bilateral de dependencia previo a la formación del Virreinato en la India con una extensa producción agrícola de la amapola y, en consecuencia, del opio.

Pero como buenos creyentes del protestantismo, continuaron expandiendo sus quehaceres comerciales hacia la zona meridional de China y, para balancear las cuentas, se dedicaron a expandir el comercio del opio, fundamentalmente, al sur del río Yangtzé con lo cual pudieron provocar "su guerrita", como diría el abuelo, e imponer tratados, posteriormente, denominados como "desiguales", cuales fueran firmados, el primero, por Gran Bretaña, para en su segunda etapa, por el resto de coronas europeas y los Estados Unidos de América en el título jurídico denominado como Tratado de Tianjin. Es decir, lo que actualmente venimos conociendo en el Cercano Oriente, Afganistán y el norte de África no es nada singular ni novedoso, es, en última instancia, la propia esencia íntima del sistema capitalista en cualquiera sean sus etapas históricas en curso y renovación.

El título en propuesta tiene su sustento en la Conferencia organizada por la Dirección de Biblioteca, Archivo e Investigaciones Históricas del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores bajo el interés de exponer y discutir el tema, por demás importante, sobre Barack Husseim Obama, el "extraño Presidente", quien, según "la norma", rompió paradigmas, aparentemente, sobre la "línea sucesorial" de la tradición impuesta por los Padres Fundadores. ¿Qué tanto tuvieron que ver los jesuitas de Chicago en l formación personal de Obama?

Interesante conferencia tanto por las y el expositores como por la imperativas y vehementes intervenciones. Curiosamente, se celebró dicha Conferencia con la presencia de un alto representante del Estado venezolano lo cual le daba un "especial toque" político a la misma si nos atenemos a la normal lectural que cualquier diplomático debe y tiene que realizar en cuanto su presencia a estas interesantes conferencias más cuando se trata de tratar de analizar, grosso modo, la personalidad y su gobierno de la actual referencia permanente del actual Presidente de los Estados Unidos de América, señor Donald Trump, el enemigo jurado de Hillary Rodham Clinton.

Ello significa, según nos lo percibimos, como un serio enfrentamiento conceptual, algo normal en la política estadounidense, pero con una particular realidad referida a lo temporal-histórico, sí nos atrevemos ir a los libros de Historia, claro. Es decir, nos referimos, cuando hablamos de temporalidad-histórica, que, en estos momentos, a pesar del ISIS (léase: terrorismo), no hay sobre la mesa "una ideología" cual contrastar y justificar acciones globales sino el remachado cantar del "humanismo" pero no de los Derechos Humanos, curiosamente. Es decir, que "el Imperio", como diría mi camarita, justifica sus accionares gracias a que tiene que salvar al mundo de los desastres que viene produciendo "el populismo y Maduro"; vaya, hombre, nos salió en nombre de Nico. Claro sí antes "Belcebú" era el Comandante Chávez, nos imaginamos que Nico debe ser algo así como la "mano derecha" del Satanás. Todo valga en el nombre del "calvinismo weberiano, salvador del mundo", como bien lo exponen los intelectuales del Centro Nacional de Historia.

Entonces nos tropezamos con objetivas realidades que nos, vamos a exponer en diferentes sub-conjuntos, siguiendo la norma matemática rusa, según las tendencia geopolíticas en un supuesto desarrollo geo-estratégico, claro, alejándonos, para nuestra exposición, de la tesis expuesta por Diosdado Cabello Rondón en su programa: "con el mazo dando", del 18 de abril próximo pasado, referido a escenarios ¿probables? de alteraciones muy violentas en escenarios territoriales históricos venezolanos.

En el primer sub-conjunto nos permitimos colocar al "camarada Donald" junto a todas sus tesis y colaboradores como el recién nombrado Asesor de Asuntos de Estado para la Seguridad de los EEUU de América, señor John Bolton, el enemigo jurado de Venezuela, Irán, Corea del Norte, Rusia, China y Saturno. Eso de ser positivista en el Imperio siempre rinde; será que vive en las afueras de Washington donde vive toda la burocracia norteamericana, claro, los papaupas y poderosos.

En el segundo sub-conjunto nos permitimos colocar a Obama-Clinton como paradigma sico-sociológico opositor a las propuestas de Estado que viene promoviendo e imponiendo el "camarada Donald" cuales no son superficiales como tampoco las tradicionales en el juego de ajedrez de la política interna del Imperio norteamericano cuando al ponerle atención a los declarantes percibimos que si están presentes fuertes contradicciones de base en el marco de la lucha por el Poder con mayúscula, como debe ser.

En un tercer sub-conjunto se encuentra inmerso por presente Vladimir Putin. Nos permitiremos exponer algunas ideas. Como todo el mundo del mundo político e ideológico conoce, en Rusia se ha venido desarrollando una interesante y fuerte discusión sobre sí Rusia, como país, es parte de Europa o más bien es un país con personalidad propia y sólida presencia en el continente de Asia; es por ello que algunos se expresan con el concepto de Euro-Asia.

Esta discusión, es probable que venga, con su mayor fuerza, desde los Romanov. En ese marco de referencia, aparentemente, Vladimir Putin podría representar "el equilibrio" entre las dos tendencias geopolíticas con fuertes implicaciones geo-estratégicas. Pero, claro, en las actuales realidades de crisis energéticas, petróleo y gas, Putin diseña una geopolítica de "unidad total" tanto con la Europa que siempre le ha temido a Rusia y con China con el país que ha tenido interesantes diferencias en diferentes referencias históricas cuales no son de desarrollar en este texto. Y esa unidad geopolítica es a lo que los EEUU de América "le tiene miedo", por decirlo, con "lenguaje popular".

Claro, sí aceptamos esos escenarios, inmediatamente, percibimos interesantes analogías y profundas disimilitudes entre el gobierno de Obama con el gobierno de Trump pero no solamente con Putin sino también con China independientemente de quienes sean sus líderes fundamentales. Claro, se presentan objetivas diferencias entre Rusia y China en todo un marco comparativo de profundo análisis necesario en el actual contexto de geopolítica global.

¿Se encuentra, actualmente, Venezuela y su Gobierno Bolivariano y Chavista, inmersa en esas diatribas inter e intra imperios en considerando la estricta definición académica de imperio?

En el marco referente a nuestra pregunta en título, por demás interesante, importante y fundamental, inquirimos sí el "camarada Donald" pudiera tomar la decisión de confrontar, seriamente, al otro camarada, Vladimir Putin.

Pudiéramos respondernos que el huésped de la Casa Blanca si está dando pasos en decisiones que afectan a Rusia, a su pueblo y, fundamentalmente, a la figura de Putin. Pero en el marco referente de la praxis norteamericana apuntar por mampuesto al Presidente de un país "enemigo", en este caso, Vladimir Putin, es algo tradicional-táctico de la "guerra política" que ha venido desarrollando el Poder instituido estadounidense desde tiempos pretéritos como, a título de ejemplo, "los indios", los mexicanos, los "sin alma además de flojos", ubicados al sur del río Bravo y al sur de la península de la Florida, la ideología comunista, y, ahora, las crisis humanitarias y Nicolás Maduro Moros.

Cuando Ronald Reagan y S.S. Juan Pablo II acordaron "acabar" con la URSS, diseñaron un "mapa de ruta" que les funcionó logrando convencer al estamento soviético con aquellas propuestas de la "perestroika y glasnost" que impusiera el Secretario General del PCUS, señor Mihail Gorvachov. Como cuando se negoció en Moscú con Gorvachov, por "necesario y anti-histórico", el "derribar el muro", según nos comentara, en Beijing, uno de los presentes en aquellas conversas pertenecientes a un estamento militar de un país de la Europa Central.

Con el resultado de aquellas decisiones del Estado soviético, Washington pudo alcanzar su "sueño dorado" desde el siglo XIX, su aspirado cenit para convertirse en la Potencial Mundial Imperial Unipolar. En aquellos momentos históricos, los EEUU de América era un país con fortaleza y seguridad interna y externa. Pero los tiempos cambian y los imperios entran en decadencia y el Imperio norteamericano no es una excepción como lo venimos percibiendo desde hace algunos años.

Es decir, en las actuales realidades y en considerando la importante propuesta por el "camarada Trump" al Presidente de Rusia, Vladimir Putin, de comenzar a "dialogar sobre el desarme", percibimos ciertas debilidades en referencia a las actuales por objetivas realidades no solo en objetivando la profunda crisis de la Comunidad Europea como los importantes avances globales tanto de Rusia como de China, en todo el continente asiático y allende fronteras.

En ese orden de ideas y respondiendo la pregunta: el "camarada Donald" necesita para tratar de mantener a los EEUU de América como "Imperio" consolidar "su patio trasero" por todo aquello que ya todo el mundo conoce además por la posición geográfica del continente americano sobre el cual es, prácticamente, imposible una invasión militar extranjera en cualquier zona geográfica del continente americano; con lo que se demuestra la razón de ser geopolítica, por fundamental, sobre la base fundamental tanto de la "Doctrina Monroe" como la inoperancia significada del TIAR como así podríamos abstraer en un serio análisis de la "Guerra de las Malvinas".

Pero, claro, como siempre está presente, "un pero", se han tropezado los EEUU de América no con "una piedrita en el zapato" sino con "la dignidad latinoamericana" y el "Gobierno de Nicolás Maduro Moros".

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 513 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a262101.htmlCd0NV CAC = Y co = US