Lo civil y lo militar en el socialismo chino

Desde la fundación del Partido Comunista Chino (PCCh, julio, 1921) hasta la decisión de la fundación de la Academia Militar de Whampoa (mayo, 1924), la dirigencia fundamental del PCCh no se había propuesto sobre la necesidad revolucionaria de la obligatoriedad de tener cuadros con formación militar como componente social para el desarrollo de la revolución china según los paradigmas influyentes de lo ideológico-significativo en los contenidos del proceso revolucionario-bolchevique, lo significado de un gobierno de obreros, campesinos y soldados instalado al triunfo de la Revolución Bolchevique y, fundamental, el "pensamiento de Lenin" conocido a través de publicaciones periódicas editados en el territorio chino en diferentes idiomas incluidos el idioma chino, inglés, francés, alemán y yiddish.

Aquella decisión partidista responsabilizaría al líder Zhou Enlai, después de su periplo por Francia, Alemania y Rusia en acompañamiento con Deng Xiaopin y Zhu De, entre otros, a asumir las responsabilidades militares como "comisario político" en las formaciones militares nóveles quienes cursaban los estudios correspondientes en la recién fundada academia militar en mención. Aquella responsabilidad se desarrollaría en una relación dialéctica con Mao Zedong no solo durante los años a venir hasta el 1° de octubre (1949) cuando se fundaría, formalmente, la República Popular China inmediatamente posterior a la derrota de los ejércitos del Generalísimo Chiang Kaishek como en los sucesivos avatares políticos, económicos, militares e ideológicos por los cuales iría transitando el proceso revolucionario socialista chino en el ejercicio del Poder, del nuevo Estado y en la implementación de las políticas diseñadas por el Ejecutivo y aprobadas tanto por el PCCh como por la Asamblea Popular Nacional como y por la Conferencia Consultiva Política.

Podríamos pensar que la relación entre el sector civil y el sector militar chinos socialistas sería un "camino de rosas", es decir, sin contradicciones en su correlación con el proceso revolucionario en sus temporalidades. En contrario, nos consideramos que esas contradicciones podrían haber tenido sus principios por consecuencia de los sucesos de aquel mes de abril de 1927 cuando se produjo la denominada como la "traición de Chiang Kaishak" no solo al proceso revolucionario-nacionalista sino, por obvias lógicas políticas, la "destrucción política" del Frente Unido Nacional, movimiento de carácter nacionalista de clases revolucionarias y anti-imperialistas. Podríamos inquirirnos porqué el Generalísimo Chiang tomara aquella decisión de clase al perseguir asesinando a los cuadros del PCCh, concretamente, los cuadros comunistas de la ciudad de Shanghái, de traicionar un movimiento político-social adscrito al "pensamiento de Sun Yatsen", de adscribirse no solo a los paradigmas del imperialismo y, por ende, al capitalismo en su desarrollo económico-financiero-dependiente en una semi-colonia como Mao Zedong así consideraba era la realidad de China como también de adscribirse (alcanzar acuerdos de conveniencia) a las mafias, blanca y verde, que representaban, por ejercicio mafioso, la corrupción, tráfico de estupefacientes, prostitución, secuestros, etc. Pero, en el marco de la honestidad rigurosa del análisis histórico, debemos, también, considerar los errores que cometieran los líderes comunistas al no objetivar las contradicciones que se expresarían desde aquellos años de 1925 y 1926 justo antes del comienzo de la "Expedición al Norte".

En nuestro análisis consideramos que el PCCh no asumió con la rigurosidad exigida la necesidad de no solo la formación militar de cuadros del partido asumiendo en exagerada importancia el control de los "comisarios políticos-militares" con lo cual iría perdiendo, paulatinamente, lo referente conceptual de "lo militar" en su correspondiente dialéctica con "lo civil" en lo riguroso e importante en un proceso revolucionario-nacionalista como estaba aprobado con lo significado del Frente Unido Nacional.

Aquella sería la primera contradicción a lo interno decisorio de la dirigencia fundamental en el PCCh. La segunda realidad por error en el análisis en el desarrollo de lo conceptual del proceso revolucionario chino sería aquella expresión socio-militar putchista que se iniciaría con el "Levantamiento de Otoño" (1927) y concluiría derrotada con el fracaso de la expresión popular que se diera con la "Comuna de Cantón" (diciembre, 1927).

Aquella derrota cívico-militar tendría un importante impacto en factores de la dirigencia del PCCh en dos resultados importantes, en nuestra consideración. En primer lugar, el análisis pragmático de la sociología china realizado por Mao Zedong siendo la segunda el establecer una "base guerrillera" en la zona limítrofe de la provincia de Fujian con sus colindantes, escenario siempre mencionado por Fidel Castro Ruz.

¿Por qué Fidel dirige la atención hacia el análisis de aquel importante escenario histórico por el cual transitó el PCCH tanto por los responsables de "lo civil" como por los actores de "lo militar"?.

En un análisis breve, sucinto, pero, quizás, preciso, conceptual, que desarrollara las contradicciones político-militares con rasgos ideológicos entre "lo civil" con "lo militar" podrían ser por consecuencias del propio proceso cuasi-infantil de aquel proceso revolucionario ya como proceso revolucionario-socialista con adhesiones nacionalista pero con una fundamental importancia de "lo militar" sobre "lo civil" por objetivas realidades que se expresaban en la realidad nacional china no solo en "lo militar" como por las realidades contradictorias y asimétricas en "lo político", por realidades sociológicas objetivas cuando se comienza a sustentar el proceso revolucionario en el importante sector campesino y sus propias e íntimas realidades socio-económicas y tradicionales.

Mientras "lo civil" lo dirigía el Comité Central del PCCh en su base en la ciudad de Shanghai en la persona de Zhou Enlai, en unas oportunidades, mientras en otros momentos históricos lo controlaban (Comité Central) los denominados como los "28 bolcheviques", quienes serían aquellos cuadros del PCCh que fueran enviados a estudiar a Rusia en los años previos al año 1930. Aquella objetividad se confrontaba con "lo militar", radicado en aquella región geográfica arriba en mención, cual era conducido por Mao Zedong y Zhu De (fundador del ELP).

Aquellos escenarios provocaron fuertes confrontaciones entre "Shanghai y Fujian" con decisiones del Comité Central, radicado en Shanghai como ha sido precisado, en contra no solo por lo conceptual-referente "bolchevique" sino oponiéndose a la praxis militar que venía desarrollando Mao Zedong. La conclusión objetiva de aquella confrontación se solucionaría con la denominada como la "Larga Marcha".

¿Por qué triunfó la Revolución China en el marco de las contradicciones de "lo civil" con "lo militar"?

Extraordinaria inquietud. Para nos, sería con la "Crisis de Xi´an" cuando, en el marco de las negociaciones, Chiang Kaishek se ve en un escenario de secuestro que lo obligara a aceptar el acuerdo de la refundación del "Frente Nacional" ante la objetiva realidad de la profunda invasión japonesa a partir del "Incidente del tren" y de la confrontación militar que se originara en el "Puente de Marco Polo". Aquel acuerdo del Guomindang con el PCCh, le permitiría a los ejércitos del PCCh consolidar, refrescarse y ocupar espacios geográficos lo que le permitiría la expansión ideológica de las tesis que sustentaba el Comité Central bajo la dirección de Mao (Tony Saich. "Documentos". Philip Short. "Mao").

La derrota de Chiang y la declaración de la "creación" del Gobierno socialista el 1° de octubre (1949) significó, evidente, la importancia de "lo militar" sobre "lo civil" lo que obligaría al Comité Central a reafirmar la "disciplina a las directrices del partido", frase como política reiterada hasta las presentes fechas bajo las responsabilidades del Secretario General, Xi Yinping.

"Lo militar" cobra importancia durante los sucesos de la plaza de Tian Anmen cuando asume las responsabilidades bajo las órdenes y directrices de Deng Xiaoping. Es de poco conocimiento la participación de la Embajada estadounidense en dichos acontecimientos cuando controlaba a las "águilas voladoras", motorizados que recorrían Peking observando, controlando, informando, entre otros accionares, sobre los desarrollos de aquellas manifestaciones contra-revolucionarias.

Para conocer la importancia actual de "lo militar" bajo la Presidencia de Xi Jinping es de obligada reflexión analizar no solo la geopolítica regional y mundial como, fundamentalmente, la geo-estrategia que se viene desarrollando en las "aguas territoriales chinas" por "socios y aliados" junto al Pentágono y sus políticas humanitarias.

Es decir, mientras "lo civil" sigue desarrollando el "socialismo con características chinas" en lo económico-financiero, comercial e industrial con fuertes impactos positivos en la sociedad china en su globalidad geográfica, "lo militar" asume, en profundidad, bajo la "directriz 51", la "Defensa y Seguridad" del Estado socialista chino en todas sus expresiones lógicas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 477 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a260062.htmlCd0NV CAC = Y co = US