La amenaza de Trump contra Venezuela, reflejo de aquellas de Bush y Obama

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strateg-culture.org

La reciente amenaza del presidente norteamericano Donald Trump contra Venezuela es la continuación de intentos anteriores de parte de Washington para colocar a uno de sus peones a cargo del país latinoamericano, rico en petróleo. En una declaración semi incoherente el día 11 de agosto recién pasado en su club de campo en Bedminster, Nueva Jersey, Trump dijo lo siguiente: "Esta (Venezuela) es vecina nuestra… Como Uds. saben, nosotros estamos en todo el mundo y tenemos tropas en todo el mundo, en lugares que están muy pero muy lejos. Venezuela no está muy lejos y su pueblo está sufriendo, está muriendo. Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo una posible opción militar si es necesario."

Trump se postuló con una plataforma política que rehuía las aventuras militares en el extranjero y el "cambio de régimen" pero actualmente sigue los pasos de George W. Bush y Barack Obama amenazando con derrocar al gobierno elegido por Venezuela.

En el mes de abril del 2002 la Agencia Central de Inteligencia, CIA en cooperación con el Pentágono intentó un golpe de estado contra el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez. Luego de un breve lapso, el golpe falló luego que miembros leales de las fuerzas armadas restauraron a Chávez en la presidencia –quien estaba cautivo—secuestrado por oficiales militares golpistas. El gobierno de Bush y luego el de Obama intentaron de varias maneras socavar el gobierno populista de Venezuela.

Entre las organizaciones financiadas por la CIA que intentaron socavar a ambos presidentes, Chávez y Maduro, está la Agencia Nacional para el Desarrollo de la Democracia, NED (sigla en inglés) la misma fachada de la CIA que dejó sus sucias huellas dactilares en los intentos para la desestabilización de Ucrania, Georgia, Serbia, Macedona, Irán, Egipto, Birmania, Bolivia, Honduras, Ecuador y decenas de otras naciones.

Durante el año 2005 la dirigenta de oposición María Corina Machado --financiada por Estados Unidos—y tres miembros de su grupo "Súmate" fueron enjuiciados por "conspiración para cambiar el sistema republicano de Venezuela". La Machado y Súmate fueron acusados de recibir ilegalmente fondos de parte de la NED.

En vísperas de la elección del 4 de diciembre, boicoteada por la oposición financiada por Estados Unidos, terroristas apoyados por la CIA volaron un importante oleoducto de la Refinería Amuay-Cardón. Anteriormente en el mes de octubre otro oleoducto fue saboteado en el estado Zulia. La industria petrolera venezolana es el blanco favorito para el intervencionismo norteamericano. Pero antes del golpe de estado del 2002 personal norteamericano de operaciones especiales en préstamo con la CIA trataron de fomentar la agitación laboral dentro de la empresa petrolera de propiedad del Estado, Petróleos de Venezuela, S.A., PDVSA.

En el mes de septiembre del 2006 el presidente, entonces Ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, fue detenido durante noventa minutos y maltratado por agentes de la Seguridad de la Patria mientras trataba de abordar el avión de regreso a Caracas en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy en la ciudad de Nueva York, luego del discurso del presidente Chávez ante la Asamblea General de la ONU donde se refirió a Bush, que habló un día antes en la sesión plenaria de la Asamblea General. Dijo Chávez: "El diablo estuvo justo aquí… Todavía hoy huele a azufre." Violentando el Tratado EE.UU.ONU sobre privilegios diplomáticos, el gobierno de Bush decidió desquitar su rencor agrediendo a Maduro.

Además de la CIA y el Pentágono, Chávez y Maduro denunciaron a la DEA (US Drug Enforcement Administration) que estaba permanentemente tratando de desestabilizar a Venezuela apoyando a los carteles de la droga y participando en el contrabando de narcóticos hacia el país. Chávez revocó la inmunidad diplomática de los agentes de la DEA destacados en la embajada de Estados Unidos en Caracas sobre la base que ellos estaban trabajando con las fuerzas de oposición al gobierno.

Empleando equívocas tácticas al interior de la Asamblea General de la ONU Estados Unidos tuvo éxito en que negaran a Venezuela el muy apreciado y transitorio escaño en el Consejo de Seguridad de la ONU el año 2006. La carrera por uno de los escaños reservados para América Latina se redujo a una carrera entre Venezuela y el gobierno derechista de Guatemala. Aunque en Nepal los maoístas y los funcionarios del gobierno se encontraban en una inestable tregua, las negociaciones diplomáticas entre el Ministro de Relaciones Exteriores de Nepal K.P. Sharma Oli y el ministro de exteriores de Guatemala Gert Rosenthal, aseguraron el voto de Nepal para Guatemala en la Asamblea General. Y eso puso a los maoístas que favorecían a Venezuela locos de indignación.

El gobierno de Chile compuesto por socialistas pro Venezuela y demócrata-cristianos pro Guatemala dentro de la coalición denominada Concertación, estaban empatados de manera que el país se abstuvo. Por otra parte, la coalición de gobierno en el Líbano aún indignada por el ataque e invasión israelí del año 2006 apoyó vigorosamente a Venezuela contra Guatemala.

La ronda final de las elecciones presidenciales en Ecuador entre un multimillonario pro Estados Unidos y el populista de izquierda Rafael Correa, hizo que el país se abstuviera en la Asamblea General.

Durante años el gobierno de Bush presionó a pequeños paraísos fiscales para que abrieran sus libros a funcionarios policiales internacionales y a inspectores tributarios. El gobierno de Bush le aplicó la presión a Liechtenstein, Andorra, San Marino, Mónaco, Nauru, Vanartu, Tonga, Samoa, Luxemburgo, las Seychelles y Mauricio para que votaran por Guatemala o de lo contrario… Esto redundó en once rápidos votos para Guatemala. Agregando los tres votos de los ex territorios de Estados Unidos en el Pacífico, Palau, Micronesia y las Islas Marshall (que no son otra cosa que la versión norteamericana de los viejos escaños de las repúblicas socialistas de Bielorrusia y Ucrania para la Unión Soviética) y a Guatemala se le aseguraron catorce votos. Finalmente, hubo un empate entre Venezuela y Guatemala y los estados miembros latinoamericanos y caribeños cuya mayoría apoyaba a Venezuela de manera reacia acordaron votar por Panamá. Negarle el escaño en el Consejo de Seguridad de la ONU a Venezuela se debió al empleo de la extorsión diplomática y financiera de Estados Unidos contra Caracas, cosa que funcionó a favor de Washington.

En el año 2010 el gobierno de Obama autorizó la guerrilla económica contra Venezuela, política que ha sido prolongada por Trump. Chávez devaluó el bolívar venezolano en un cincuenta por ciento con el propósito de hacer que las exportaciones de petróleo venezolano fueran menos costosas y así incrementar los ingresos para su país. Sin embargo, la devaluación produjo las consecuentes alzas de precios e inflación en Venezuela. La CIA y sus serviles organizaciones no gubernamentales, ongs se apresuraron en diseminar historias de consumidores aglomerándose en las tiendas tratando de adelantarse a las alzas de precios de los artículo de consumo. Los televisores importados de pantalla plana eran los artículos favoritos agitados por los medios corporativos ya que experimentaron considerables alzas de precio lo cual redundó en aumentos anteriores a la venta y largas colas en los centros comerciales favoritos de las capas acomodadas de Venezuela.

Los medios occidentales no mencionaron que el gobierno venezolano había exceptuado algunos productos de consumo masivo como alimentos, medicinas, útiles escolares y maquinaria industrial de ser afectados por la devaluación del bolívar a través de un conjunto diferente de tasas de cambio y controles de precios.

No obstante, fueron los aumentos en los precios de los televisores, el tabaco, las bebidas alcohólicas, teléfonos celulares y computadoras lo que las fuerzas antichavistas en Venezuela y el extranjero agitaron los efectos negativos de las medidas de Chávez sobre el consumidor venezolano. Las mismas presiones económicas contra Chávez han sido aplicadas contra Maduro desde que él asumió la presidencia luego del prematuro deceso de Chávez a raíz de una letal forma de cáncer.

El gobierno de Obama también autorizó acciones encubiertas militares y de inteligencia contra Venezuela. Los sobrevuelos marítimos de Estados Unidos violando el espacio aéreo de Venezuela se realizaron a partir de bases ubicadas en Aruba y Curazao. Los vuelos estaban programados para intimidar a Chávez y activar el radar y el comando venezolano, las comunicaciones y los sistemas (C3I) para captar la electrónica y las señales de inteligencia que serían utilizadas por Estados Unidos para interferir las redes militares venezolanas en caso de un levantamiento inducido por Estados Unidos contra Chávez por parte de agentes de la CIA infiltrados entre los militares, la policía, PDVSA y los medios de prensa. Estados Unidos también atizó las incursiones contra Venezuela de paramilitares colombianos a través de la frontera con el objeto de probar las defensas fronterizas, esto culminó en el mes de noviembre del 2010 cuando unidades paramilitares colombianas de derecha mataron a dos guardias nacionales venezolanos dentro del estado Táchira de Venezuela. Acopios de armamento mantenidos por colombianos en Venezuela fueron incautados por las autoridades venezolanas. Venezuela también ha detenido a agentes de inteligencia del DAS colombiano en Venezuela.

Los medios de prensa occidentales alteraron los eventos diciendo que fue Venezuela la que realizó incursiones dentro de Colombia en apoyo a la izquierdista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC. En cuanto a lo que concierne a América Latina, especialmente luego que el vicepresidente Mike Pence, acortó su infructuosa visita a la región, Trump podría tornarse mucho más peligroso que Obama amenazando con recurrir a la flagrante "diplomacia de las cañoneras" de Estados Unidos.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

Editorial@strategic-culture.org









 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 863 veces.



Wayne Madsen

Escritor. Especializado en Asuntos Internacionales


Visite el perfil de Wayne Madsen para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: