Tormenta en el desierto

La heterogeneidad en el Medio Oriente, desde su cultura, su política y su economía, es complicada; la misma está inmersa en conflictos bélicos por intereses geopolíticos, que conllevan a la región a una amplia coalición trivial por el oro negro “Petróleo” algunos países con grandes reserva de petróleo y otros minerales (Siria, Irak, Irán y Libia), son atacados por las superpotencias militares para apropiarse de sus recursos.

Al respecto, tomando en cuenta el Documento de Formación Antiimperialista Nº 1 “El Estado Islámico y la Geopolítica del Medio Oriente”, podemos focalizarnos en el Sr. Halford John Mackinder, geopolítico inglés que fundo la Teoría de Heartland en el año 1904, el cual consistió que si un país militarmente poderoso tomaba por completo Asia Central y el Oriente de Europa, tendría un amplio margen que controlaría al resto de Asia y Europa, controlaba el mundo,  esta tendría a su alrededor una media luna, que va desde las Islas colonizadas por Gran Bretaña  hasta Japón, pasando por todo el Oriente Medio.

La visión ampliada del imperialismo sobre el Medio Oriente indujo el cambio tras el descubrimiento del petróleo en Masjed Soleyman (Irán), lo que lleva a la fundación del Persian Oil Company (origen de la British Petroleum), este acontecimiento dio un giro de 360°  en la historia de Irán y sus fronteras, ese descubrimiento llevó al desarrollo de la industria petroquímica, así como el establecimiento de industrias que dependían en gran medida de aceite. En este sentido, más adelante Gran Bretaña decidió en ese momento comenzar la construcción de flotas navales para contrarrestar a cualquier resistencia, para tomar el control de yacimientos petroleros y buscar un nuevo orden económico mundial.

En 1914, Francia y Gran Bretaña controlaba la región del Medio Oriente; Las potencias occidentales estaban influenciadas sobre en el Imperio Otomano, los franceses mantenían una hegemonía sobre la Gran Siria e Inglaterra lo mismo en Egipto, cuando se desencadena la Primera Guerra Mundial, la mayoría de los otomanos buscaron liberarse de potencias enemigas y llamaron a la Yihad, la que amplificó todo el Imperio Otomano, llegando al Norte de África francés y a la India colonizada por los Ingleses.

A pesar de todo, este acontecimiento trajo consigo una costosa derrota al Imperio Otomano. Los Imperios europeos, “Francia e Inglaterra”, en 1916 firmaron el acuerdo de Sykes Picot con el objetivo primordial de dividir la región del Medio Oriente a su antojo, Francia opto por Gran Siria, la cual fue dividida en dos partes Siria y el Líbano y en el norte de Irak, mientras tanto los Ingleses invadieron a Jordania. Esa estrategia de división fue favorable a sus intereses y para más, multiplicaron la creación de conflictos religiosos y étnicos que fragmentó esos pueblos.

La Alemania Nazi, necesitada de crudo, explotó los recursos de Rumania, apoyó a las fuerzas de Vichy en Siria, invadió el Norte de África y se lanzó a la conquista de los recursos del Cáucaso Ruso, siendo detenida por Rusia, con las fuerzas rojas de Stalin. En tanto, la Unión Soviética, con apoyo británico, se hizo con los yacimientos de Irán para asegurar su suministro a través de Azerbaiyán. Esto, se puede decir que la creciente  demanda de hidrocarburos para ese momento se transformaba en vientos de conflictos por adueñarse de esa riqueza.

“Según un informe del BP Statistical Review of World Energyen publicado en el 2009. Después  de los grandes conflictos  surgidos de la I y II Guerra Mundial, se consolidó a nivel planetario una Civilización Petrolera, en donde el petróleo y el gas natural se convirtieron en las principales fuentes de energía que se movió como la maquinaria industrial capitalista. La demanda creciente de hidrocarburos por parte de las grandes potencias vio como a principios del siglo XXI los principales campos petroleros comenzaban a mostrar claros signos de agotamiento. Se tomó conciencia de que ese petróleo que parecía ilimitado no duraría para siempre”.

Por supuesto, nada perdura por siempre, la súper explotación de esos recursos naturales en esos países del Medio Oriente, conllevaron en primer lugar a grandes conflictos, todo por el simple hecho en obtener un amplio dominio sobre la zona importante de yacimientos petroleros, y en segundo lugar la sobreproducción del petróleo donde predomina la influencia imperialista, incrementando y sobrellevando en la búsqueda de control para establecer un orden en esas regiones y tomar por completo la energía y abastecerse, dejando claro que en esas zonas estratégicas tienen reservas de hidrocarburos que les queda menos de un siglo.

En esta última década se ha incrementado el conflicto en esas regiones, supuestos  conflictos étnicos (creados), que han sido financiado por la CIA, para derrocar a líderes de regímenes que son autoritarios para los países imperialistas pasándole facturas como le sucedió en la Guerra del Golfo en los 90, Afganistán, Irak, Libia y ahora Siria, quienes han sido golpeados por el Movimiento Islámicos queriendo tomar a la fuerzas grandes refinerías y vender el petróleo a precios de gallina flaca.  El imperialismo estadounidense tiene un plan estratégico sobre Siria, el gobierno Sirio es netamente antiimperialista, por esa causa, el Imperio lo tiene como el Eje del Mal, lo catalogan como país terrorista.

Los sirios no poseen grandes yacimientos de petróleo y gas, sin embargo, cuentan con  una posición estratégica para el paso de oleoductos y gasoductos desde Irak pasando por Qatar e Irán hasta el Mediterráneo, con el fin de llegar a Europa. 

Debemos destacar que en el año 2009 el Sr. Bashar al-Asad Presidente de Siria, rechazó firmar el acuerdo para el proyecto de construcción de un gasoducto que conectaría desde Catar hacia los puertos de Turquía (Proyecto Haifa), pasando por Arabia Saudita y Jordania. El Sr. Assad le hizo una jugada política, firmando un acuerdo con Irán e Irak para llevar gas del campo “South Pars” de Irán (el mayor del mundo, compartido con Qatar) hacia la localidad siria de Homms con la posibilidad de extenderse hasta el Líbano, dando un golpe bajo a los intereses de las Petromonarquías de Catar, Arabia Saudita, Turquía y el mismísimo Israel.

Hay que destacar según el periodista y politólogo israelí Richard Darmon en el periódico francés Le Figaro, “La aceleración de desmembración de Siria e Irak así como el agravamiento de los enfrentamientos regionales entre chiitas y sunitas islamistas en el Oriente Medio ahondan en los profundos cambios ocurridos bajo el impacto de las 'primaveras árabes' e inviernos islámicos".

Esos cambios pueden seguir alterando por completo y socavando la región del Medio Oriente el avance atropellado del grupo islamista suní “Frankenstein”, Estado Islámico (EI) en Irak, con el objetivo de dividir el país en al menos cuatro partes, de la misma forma Siria, sigue siendo destrozada por grupos rivales como Frente Al Nusra, el grupo suní sirio, vinculado con Al Qaeda, que se opone tanto al gobierno del presidente alauita Bashar al-Asad y al mismo Estado Islámico.

 

Citas Electrónicas

Documento de Formación Antiimperialista Nº 1 El Estado Islámico y la Geopolítica del Medio Oriente Pág.: 04,05 y 37: http://es.youscribe.com/catalogue/tous/actualidad-y-debate-de-sociedad/politica/el-estado-islamico-y-la-geopolitica-del-medio-oriente-2513072

Informe del BP Statistical Review of World Energyen:

http://www.la.utexas.edu/users/chenry/global/coursemats/2010/Copy%20of%20statistical_review_of_world_energy_full_report_2009-3.htm

Las claves de la nueva situación geopolítica en el Oriente Medio Publicado: 28 jul 2014: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/135286-claves-nueva-situacion-geopolitica-oriente-medio

El periódico francés Le Figaro  - Periodista y politólogo israelí Darmon  Richard   

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 859 veces.



Marvin Mijares


Visite el perfil de Marvin Mijares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marvin Mijares

Marvin Mijares

Más artículos de este autor