¿Tutelaje de la OEA a Venezuela?

La OEA Organización de los Estados Americanos, fue creada en 1948 cuando se subscribió, en Bogotá, Colombia, la Carta de la OEA que entró en vigencia en diciembre de 1951.

Posteriormente, la Carta fue enmendada por el Protocolo de Buenos Aires, suscrito en 1967, que entró en vigencia en febrero de 1970; por el Protocolo de Cartagena de Indias, suscrito en 1985, que entró en vigencia en noviembre de 1988; por el Protocolo de Managua, suscrito en 1993, que entró en vigencia en enero de 1996, y por el Protocolo de Washington, suscrito en 1992, que entró en vigor en septiembre de 1997.

Alguno de sus propósitos esenciales son: Promover y consolidar la democracia representativa dentro del respeto al principio de no intervención, Prevenir las posibles causas de dificultades y asegurar la solución pacífica de controversias que surjan entre los Estados miembros, Procurar la solución de los problemas políticos, jurídicos y económicos que se susciten entre ellos.

Y su objetivo fundante es lograr en sus Estados Miembros, como lo estipula el Artículo 1 de la Carta, "un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia".

Según lo anterior, deseamos referirnos al hecho que se habla de promover y consolidar la democracia representativa, en el caso de Venezuela nos regimos por una Democracia Participativa y Protagónica, en este sentido, la OEA está desfasada, en este sentido, para aplicar sus normas. Así mismo, cuando se habla de no intervención, es lo que hace enfáticamente por medio de su Secretario General Luis Almagro Lemes, al intervenir groseramente en los asuntos internos de Venezuela, así como no asegurar solución pacífica a la crisis, ni solucionar sus problemas.

Hemos visto recientemente un hecho histórico, al Venezuela retirarse de la OEA, principalmente por intervenir en los asuntos domésticos de Venezuela, así como querer tutelar al país. Como si Venezuela no estuviera capacitada para cuidar de sí misma, como si necesitáramos de un tutor.

Recordemos que históricamente, Venezuela ha sido un país que, además de darle la Independencia a algunos Países Latinoamericanos, ha sido siempre propulsor de la Integración Latinoamericana, siendo una premisa bolivariana.

En este sentido, hemos sido propulsores de iniciativas integradoras como EL ALBA La Alternativa Bolivariana para las Américas, constituida como un modelo humanístico basado en medidas concretas de integración social, política y económica para Latinoamérica y el Caribe. Dicha alternativa tiene como objetivos, preservar la autonomía e identidad latinoamericana; luchar contra la pobreza y la exclusión social, además de la integración energética, comunicacional y militar del subcontinente.

Así mismo, UNASUR La Unión de Naciones Suramericanas, es un organismo de ámbito regional que tiene como objetivo construir una identidad y ciudadanía suramericanas y desarrollar un espacio regional integrado. Otros objetivos son construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus integrantes, utilizando el diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, la financiación y el medio ambiente, entre otros.

Más recientemente, La CELAC, fue propuesta el 23 de febrero de 2010, en sesión de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, en la ciudad de Playa del Carmen, Quintana Roo, México. Es un espacio regional propio que une a todos los estados latinoamericanos.

Esta agrupa a todos los 35 países americanos independientes, excepto a las dos potencias (EEUU y Canadá) y a Honduras, a quien la CELAC quisiera integrar cuando esta pequeña nación cuente con un Presidente que sea reconocido por todos.

Por primera vez todos los Estados de Suramérica y Centro América se unen en torno a un ente común. Hasta hoy los países de dicha región habían tenido bloques subregionales (como las comunidades andina, centroamericana, o caribeña, el MERCOSUR y el ALBA) y como conjunto solo se habían asociado a potencias del hemisferio norte.

La CELAC estará sujeta a dos presiones polares. Una la que ejercen México, Colombia, Perú, Chile, Panamá, Costa Rica y otros países pro-EEUU, quienes quieren un ente que colabore con Washington y que no cuestione los TLC con éste. Otra es la que persigue el ALBA, quien quisiera que este ente sepulte y remplace a la OEA.

Precisamos que Venezuela está mucho más cerca de la CELAC, es como su espacio natural. La salida de Venezuela de la OEA, nos acerca más a nuestros propósitos integradores en América Latina.

Creemos que países como Ecuador, Bolivia, Nicaragua, u otros, deberían seguir el ejemplo que Caracas da, para fortalecer la CELAC y fomentar un bloque hegemon antiimperialista, donde se dé verdaderamente un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1046 veces.



José Amesty


Visite el perfil de José Amesty para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: