Fidel, Maduro y Putin

Fidel, inolvidable será su ejecutoría como conductor de pueblos y revoluciones. Entre las miles de alabanzas y poemas dedicados en todo el planeta al Gran Líder Americano que seguirá siendo, nos llamó la atención una en especial, expresada por el camarada Presidente Maduro: «Fidel, Comandante: misión cumplida. Ahora nos toca a nosotros». Cómo interpretar las palabras del camarada Presidente Maduro sino como su compromiso de tomar el testigo dejado por el camarada Fidel para continuar construyendo Revolución en nuestra América, de «cambiar todo lo que debe ser cambiado» y «desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional», como dijera nuestro Comandante de Comandantes, Fidel Castro Ruz. Mayor compromiso, adquirió el camarada Presidente Maduro en homenaje al eterno Fidel, el hombre que derrotó todos los imperios de este mundo nuestro.

En alguna oportunidad, el Comandante Fidel le manifestó a ese otro Comandante, muy nuestro, como lo fue Hugo Rafael Chávez Frías, en aquellos tiempos que se avizoraban síntomas de guerra imperialista, muy similares a las ya vividas por el pueblo cubano, refiriéndose al caso nuestro en específico, que «Venezuela está mejor capacitada que Cuba para resistir un bloqueo económico de los Estados Unidos». Conocedor de las artes de la guerra como lo fue nuestro Comandante Infinito, estimamos que Fidel lo hacía con la convicción firme de que no se equivocaría; como en efecto, se lo demostró con hechos, derrotando en cada batalla que le tocó enfrentar a los agentes imperialistas en nuestra Patria. Chávez, no dejó mal paradas las palabras de Fidel, para su orgullo.

2014, marcó un punto de inflexión en esa barrera infranqueable que fue siempre nuestro Comandante Infinito, Hugo Chávez, contra las pretensiones imperialistas de recolonizarnos y someternos a sus dictámenes. La guerra económica imperialista, adquiere características globales no solo contra la patria de Bolívar y Chávez, sino que países hermanos como Rusia e Irán, son incorporados a las políticas de caos económico inducidas made in usa. En la vertiente petrolera, el imperialismo mediante el fracking propicia la baja de los precios de los hidrocarburos con la colaboración del reino saudita; generando sobreproducción, sin importarle al imperialismo de los EEUU, los desastres ecológicos que causa ese método de explotación petrolera, sobre la naturaleza y el territorio estadounidense. Mediante las sanciones económicas, implementadas directamente contras los pueblos y gobiernos hermanos de Rusia e Irán e indirectamente contra Venezuela, con bloqueos financieros impuestos por agentes imperialistas como el JP Morgan o el Citibank.

Rusia e Irán, enfrentaron con éxito supremo la acción gansteril imperialista de EEUU y Europa. Bien podemos señalar, que los hermanos y hermanas persas y rusos demostraron mucha calidad y eficiencia a la hora de enfrentar las ofensivas imperialistas expresadas en sanciones económicas, en la baja inducida de los precios petroleros y hasta la guerra monetaria, como lo fue en el caso del Rublo. A Rusia, las potencias imperialistas occidentales pretendieron castigarla por su decidida postura contra el golpe fascista en Ucrania y su apoyo al gobierno Democrático e Independiente del hermano Bashar al Assad.

Vladimir Putin, se plantó como un dique de contención a las aspiraciones imperialistas de recolonizar el Medio Oriente y los países limítrofes a la gran potencia Rusia. En los primeros escarceos de la batalla, la moneda rusa se hundía un 10 por ciento y al día siguiente, subía a un 11 por ciento su desvalorización; mientras, el Banco Central de Rusia se limitaba a tomar decisiones que apuntaban a incrementar las tasas de interés a manera de frenar el declive de la moneda. Medidas, a todas luces insuficientes y algo tímidas, que no impidieron la salida masiva de capitales y el impulso a la baja del valor de la moneda. Los primeros debates en el seno del gobierno del Presidente Putin, se orientaron a definir el papel que jugaría el Banco Central en la batalla. Las tímidas actuaciones de los directivos del Banco Central, hicieron presumir la vigencia de un "caballo de Troya" en la gran nación Rusia, todo apuntaba hacia la directiva del propio Banco Central, hecho que propició que la presidenta del Consejo de la Federación Rusa, Valentina Matvienko ordenara una investigación parlamentaria a la actuación de la directiva del Banco y su presunta actuación en procura de la desvalorización del Rublo. En esa misma línea, diputados del PC Ruso, se dirigen al Presidente Putin denunciando la actuación incorrecta de la jefa del Banco Central, Elvira Nabiullina y los altos directivos del Banco, advirtiéndole que sus políticas para enfrentar la crisis monetaria lejos de aliviarla, están causando mayor devaluación de la moneda, propiciando el empobrecimiento de la población rusa. A la par que ocurría ese debate y cuestionamiento a los directivos del Banco Central, la mediática imperialista y de oposición interna en Rusia, intensificaba su campaña centrando la culpa de la devaluación de la moneda en el propio Presidente Putin, quien para los efectos, por mandato constitucional, muy poco tenía que ver con la política monetaria.

Al igual que hoy se hace con Venezuela, la mediática imperialista y de oposición interna a Putin, enfatizaba su campaña en la posibilidad de que ese hermano país, pudiera caer en el llamado "default" que tanto hemos escuchado hablar a los líderes de la oposiMUD. Los sesudos analistas, copaban la escena mediática y, al unísono, repetían el mismo discurso: "El riego de default de Rusia es cada vez más probable, como quedó reflejado en la subasta desierta ayer de bonos para refinanciar deuda…" CNN, maquinaria propagandística del imperialismo, repetía y repetía, siguiendo la vieja conseja de la propaganda nazi, recomendada por Goebbels de repetir mentiras tras mentiras hasta convertirlas en verdades. El objetivo de la intensa guerra económica contra Rusia, no era otro sino crear las condiciones internas que provocaran estallidos populares contra el Gobierno de Putin, tal cual pretendieron crear en Venezuela, como bien lo expresaba Andrew Kuchins, director e investigador senior del Programa para Rusia y Eurasia del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington, en declaraciones para CNN: "…la realidad es que su popularidad (la de Putin) se basaba en la percepción de la creciente prosperidad de los ciudadanos rusos. Ahora, el problema para Putin es que la notablemente oportuna combinación de factores económicos que fomentaron su popularidad por tanto tiempo parecen estar derrumbándose a su alrededor…" Cualquier similitud con las acciones económicas contra el camarada Presidente Maduro no solo son coincidencias, sino provocadas e inducidas por las mismas garras imperialistas ubicadas en Washington. Sentenciando en consecuencia, Kuchins: "…se está gestando la tormenta perfecta que dejará en el olvido la primera década de Putin en el poder". Putin, por su parte, exhortaba a la actuación del Banco Central: "Me gustaría pedir al Banco de Rusia y al Gobierno, la adopción de duras y concertadas medidas para desalentar a los llamados especuladores (…) En este sentido, quisiera señalar que las autoridades saben quiénes son estos especuladores y cuentan con los instrumentos de influencia apropiados y es el momentos de utilizarlo". Las campañas de mentiras, se nutrían ahora mediáticamente con denuncias de corrupción que apuntaban directamente contra Putin. Campaña ésta, que lo obligó a doblegar esfuerzos de su Gobierno en combatir la corrupción proviniere desde donde proviniere.

Las respuestas de Putin a la ofensiva de guerra económica occidental, se fueron desarrollando a todo lo largo de 2015 con pie firme y demoledor, como lo explica el Dr. Paul Craig Roberts, economista, escritor y periodista conservador estadounidense, quien ocupó el cargo de subsecretario del Tesoro en tiempos de Reagan: "Putin va a reorientar a Rusia hacia el este. Veremos como Rusia, India y China, asumen el liderazgo del mundo. Algo que comenzará este año 2015" (…) "Mediante este mecanismo de adquisición de un activo rebajado artificialmente por occidente (el oro), a cambio de otro inflado activo artificialmente por Occidente (el Dólar de EEUU), Putin ha iniciado la cuenta atrás para acabar con la hegemonía mundial del petrodólar. Por lo tanto, Putin ha puesto a Occidente en un callejón sin salida" (…) "El establishment económico occidental puede ver y entender la gravedad de la situación. A esto se llama "jaque mate", damas y caballeros". Este análisis del Dr. Roberts, hecho público a finales de 2014, los hechos posteriores han confirmado su validez, en la derrota electoral del establishment estadounidense con la victoria de Trump, peor aún, el acercamiento del nuevo inquilino de la Casa Blanca con Putin, el otrora adversario. Por lo demás, la derrota militar imperialista en el Medio Oriente, impuesta por las fuerzas militares rusas en estrecha alianza con los ejércitos de la República Siria, Irak, Irán y fuerzas no convencionales como el Hezbolá y las Milicias Palestinas de Al Quds. Derrota imperialista, que le permite a Rusia imponer un nuevo orden en esa vital y estratégica zona del planeta, para garantizar su estabilidad y la paz de sus habitantes. Por lo demás, la incorporación de Rusia al Acuerdo de Viena, promovido e impulsado por el camarada Presidente Maduro, permitirá en el corto plazo, la recuperación de los precios petroleros y dar "jaque mate", ahora sí, a la política de caos económico promovida por los imperialismos occidentales contra la estabilidad de Rusia, Irán y Venezuela, en procura de su desestabilización para intentar un cambio de gobierno en nuestros países.

Las políticas de desestabilización económica, en procura de cambios de gobiernos en Rusia e Irán, fracasaron rotundamente, al extremo que el imperialismo estadounidense ahora intenta recoger sus vidrios rotos y restablecer relaciones de respeto con la gran potencia Rusia. No sucede lo mismo con el caso venezolano, en que el moribundo gobiernillo de Obama, insiste en el derrocamiento violento del camarada Presidente Maduro. Las políticas de diálogo nacional, implementadas por el camarada Maduro, han logrado un relativo éxito político al desintegrar a esa agencia imperialista que es la MUD, enquistada en la Asamblea Nacional. No obstante, en el terreno económico, se mantienen las tensiones con la activación del llamado "dólar MUDtoday", sustentado en las operaciones de los cambistas paramilitares en la región fronteriza de Cúcuta. Mucho daño, se hace desde esa parte del territorio colombiano, tal cual se estuvieran disparando misiles contra nuestro territorio, propiciando daños importantes en los ingresos de nuestra población, que acrecienta su descontento ante la incompetencia del Gobierno Revolucionario en pulverizar esa amenaza.

Si el camarada Maduro, no se atreve por sus lazos de amistad y camaradería, a increpar a los directivos del Banco Central, es hora ya, que el pueblo venezolano comience a exigirles rendición de cuentas, sobre su actitud de mantener acuerdos con el Banco de la República de Colombia que permiten la libre convertibilidad del Bolívar y el peso en la frontera. En especial, cuando es, desde esa frontera donde se disparan los males que hoy tienen a nuestro pueblo bien arrecho. Más aún, cuando el mandato Constitucional (318) es bien claro y preciso: "Las competencias monetarias del Poder Nacional serán ejercidas de manera exclusiva y obligatoria por el Banco Central de Venezuela. El objetivo fundamental del Banco Central de Venezuela es lograr la estabilidad de precios y preservar el valor interno y externo de la unidad monetaria…" Los hechos confirman, que los actuales directivos del BCV han fracasado en su gestión al frente de tan importante organismo, pues ni estabilidad de precios, ni preservación del valor de la unidad monetaria, hemos tenido en estos años de guerra económica. Tan solo, un amago de demanda en los tribunales de EEUU, realizó la directiva del BCV contra los responsables de la web "dólar MUDtoday", demanda que después retiraron. Muy poco o nada, han hecho desde el BCV para contrarrestar la guerra que contra nuestra moneda han instrumentado el imperialismo de los EEUU, y sus agentes de la oposiMUD. Un cambio total de directivos en el BCV, urge para colocar ese cañón fundido en condiciones –nuevamente- de tiro contra los enemigos de la patria de Bolívar y Chávez. Ningún batallón, en plena batalla, debe quedarse a esperar que otros u otras combatan por ellos o ellas.

Al igual que nuestra Revolución Bolivariana, la hermana Revolución Cubana fue objeto de tamaña afrenta contra su economía, como lo narra Fidel en sus Reflexiones sobre La Batalla de Girón: "Más de un año antes del 16 de abril de 1961, después de rigurosos análisis e intercambios, el presidente Dwight Eisenhower decidió destruir a la Revolución Cubana. El instrumento fundamental del tenebroso plan era el bloqueo económico a Cuba, al que la literatura política del imperio califica con el término anodino y casi piadoso de "embargo". En memorando secreto del entonces subsecretario asistente de Estado Lester Mallory, se enumeraron los objetivos concretos del tenebroso plan: "La mayoría de los cubanos apoyan a Castro –expresa el documento- […] No existe una oposición política efectiva […] El único medio posible para hacerle perder apoyo interno [al gobierno] es provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria […] Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica […] negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, con el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno". El conjunto de medidas a tomar se denominaba "Programa de Acción Encubierta contra el régimen de Castro". Cuba, su Gobierno Revolucionario, sus Fuerzas Armadas y su Pueblo, resistieron valerosamente, tal cual lo viene haciendo el pueblo venezolano, por más de medio siglo. Apenas fue este año, que el emperador estadounidense Barack Husseim Obama reconoció el fracaso de tan criminal y genocida política de oposición al Gobierno Revolucionario de la hermana República de Cuba. El restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU, vino a ser la consecuencia directa de tal reconocimiento de su fracaso, de parte del imperialismo estadounidense. Si bien, las políticas de caos económico son muy eficientes en la generación del descontento de los pueblos a que se les somete su aplicación; es menester afirmar, que su destino histórico, cuando se tiene una dirección revolucionaria al frente del Estado objeto de tales crímenes, no es otro sino su fracaso histórico. La Venezuela Bolivariana de los tiempos del camarada Maduro, tan solo le exige mayor eficiencia y calidad revolucionaria a su liderazgo. Un Golpe de Timón, a la izquierda de las políticas económicas hasta ahora aplicadas, retomar los senderos del Socialismo Bolivariano, expresado en el Plan de la Patria. No hay otro camino, ¡Vacilar es perdernos! Esa es la misma ruta que nos trazó, el camarada Fidel…

Caracas, 05-12-2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1245 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a238158.htmlCd0NV CAC = Y co = US